Ordenador.
photo_camera Ordenador.

Tendencias

Qué es una traducción jurada, para qué sirve y quién puede realizarla

Las traducciones juradas tienen certificación que las convierten en documentos originales y válidos legalmente, por lo que son aceptadas en los organismos oficiales

Cuando se requiere usar documentos legales en países con idiomas distintos al nativo es necesario recurrir a un traductor jurado. Para evitar fraudes en este tipo de servicios, lo más recomendable es solicitar apoyo a alguna agencia de traducción con reconocida trayectoria.

Seguro que has escuchado hablar de las traducciones juradas, pero ¿sabes a qué se refiere? Es aquella que garantiza la traducción fiel y exacta de un documento legal a una lengua extranjera. Esta seguridad se puede tener porque son realizadas por un traductor especializado, quien ha sido certificado, al obtener titulación por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC), lo cual hace que el documento traducido sea auténtico y tenga validez legal.

La traducción jurada se diferencia de la simple, ya que esta última se realiza con fines completamente comunicativos, no tiene carácter oficial, por lo que no necesita firma, ni sello del traductor certificado, ni la acreditación correspondiente.

Una traducción común tiene como fin, hacer que un texto sea fácil de leer y entender por parte de determinadas personas, pudiendo permitir algunas variaciones, que no le quitan el sentido a la lectura. Por lo general, son escritos de tipo personal, incluso comercial, pero sin carácter legal.

Las traducciones juradas tienen certificación que las convierten en documentos originales y válidos legalmente, por lo que son aceptadas en los organismos oficiales.

Solo para profesionales especializados

Obviamente, una traducción jurada es mucho más completa que una informal o simple. No solo se trata de que deben ser traducciones fieles y exactas de su fuente original, por lo general, son textos con lenguajes técnicos o especializados en una área particular, que deben ser traducidos correctamente al lenguaje solicitado, pero no interpretados, cumpliendo con los requisitos exigidos por el MAEC.

En este sentido, el traductor jurado debe tener amplios conocimientos, no solo en lo que respecta al idioma en el que va a traducir el texto, sino también en lo relacionado con las materias del documento, de tal manera que pueda entender todo su contenido, sin lugar a errores e imprecisiones.

Ante la importancia que reviste este tipo de trabajos, lo más recomendable es acudir a una agencia de traducción con experiencia. Una de las más destacadas, con amplia trayectoria, es la agencia Between Traducciones, con la cual se puede tener la garantía de que se va a trabajar con traductores debidamente certificados y titulados. 

En la actualidad, no es difícil toparse con traductores autónomos que aseguran traducir todo tipo de textos, incluso los de validez legal, terminando todo en un fiasco porque al final resulta que el documento obtenido no es original ni válido. Estos casos lamentables no ocurren cuando se confía dicho trabajo en Between Traducciones. 

 

Uno de sus principales atributos es la puntualidad, ya que esta agencia cumple con extremo rigor los plazos acordados con los clientes. 

Todos los traductores de esta empresa son licenciados en Traducción e Interpretación, con la experiencia necesaria para garantizar trabajos de calidad. 

¿Qué documentos deben tener las traducciones juradas?

Son muchos los casos en los que se necesitan traducciones juradas, mayormente cuando las personas deben presentar documentación legal en un país distinto al de su origen, en el que hablan otro idioma. 

Es común necesitar traducciones juradas si se van a realizar estudios en otro país, de documentos tales como los títulos obtenidos anteriormente. En el caso, por ejemplo, de que se reciba una herencia en el exterior, se debe tener traducción válida del testamento en cuestión.

En el sector empresarial también son de uso común las traducciones juradas, más que todo, en caso de que el negocio se vaya a expandir a países en el que hablen otros idiomas, ya que habrá una gran cantidad de documentos que se puedan requerir para trámites burocráticos, legales y administrativos.

Actas de nacimiento, de defunción, de matrimonio y también de divorcios, son documentos que pueden necesitar traducción jurada. Informes médicos, poderes notariales, permisos de residencia y documentos para naturalización, son igualmente documentos que, en caso de ser necesario, deben ser traducidos por un profesional certificado.

Zelenski pide a la ONU definir el concepto de "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable