Reclamación sanitarios COVID-19
photo_cameraReclamación sanitarios COVID-19

Tendencias

Una empresa ofrece la posibilidad de hacer reclamaciones online para pedir indemnizaciones por la crisis del COVID-19

Cómo reclamar online por el coronavirus

Lo que comenzó siendo una enfermedad insignificante surgida en un mercado de animales salvajes en la ciudad China de Wuhan ha terminado convirtiéndose en una de las mayores amenazas del ser humano. La alta tasa de contagio de este coronavirus SARS-CoV-2 ha provocado que millones de personas en todo el mundo se vean obligadas a permanecer confinadas en sus casas para intentar frenar la propagación del virus.

El vídeo del día

La pandemia de coronavirus supera los 43 millones de casos con 1,15 millones de muertos.

Cómo reclamar online por el coronavirus

En momentos de crisis como estos los ciudadanos suelen ver como se quebrantan sus derechos constitucionales, algo que, por grave que pueda ser la situación sanitaria, no debería ocurrir.

Las reclamaciones online son una de las mejores maneras que tienen los ciudadanos para hacer prevalecer sus derechos. Sanitarios, autónomos, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, trabajadores, personas que hayan sufrido la muerte por coronavirus de algún familiar… tienen la oportunidad de recibir una compensación por todo lo sufrido.

Reclamación sanitarios COVID-19

De la noche a la mañana los médicos, enfermeros, anestesistas, celadores y el personal de los servicios de limpieza de los hospitales han pasado a ser vistos como unos héroes, ya que son ellos los que se encuentran en primera línea de batalla haciendo frente al SARS-CoV-2. Sin embargo, más que aplausos, lo que de verdad necesitan estos profesionales son equipos y material de protección adecuados que minimicen los riesgos que corren, pero, por desgracia, no todos cuentan con estos equipos.

Los trabajadores de la salud que consideren que han contraído el coronavirus porque la Administración no les ha facilitado las medidas preventivas y de seguridad necesarias para realizar su trabajo pueden exigir una reclamación sanitarios COVID-19 que alivie, en parte, el agravio. También podrán reclamar los profesionales que hayan sentido miedo, ansiedad, estrés… por tener que trabajar sin la garantía de dichas medidas, por estar tan expuestos innecesariamente.

Los efectos psicológicos de la crisis sanitaria se harán notar en la población y, especialmente, entre los trabajadores de la sanidad, que a diario tienen que hacer frente a situaciones muy duras. A pesar de los esfuerzos y del gran trabajo realizado por los psicólogos y los psiquiatras de los hospitales, muchos profesionales se sentirán afectados. Y es que no todos están preparados para sobrellevar su labor sin que quede alguna mácula. Eso mismo opina la Organización Mundial de la Salud (OMS), que recientemente publicó un informe en el que afirma que los cuadros de estrés, miedo y ansiedad se doblarán este año.

Otras reclamaciones online por COVID-19

Son muchos los colectivos y los trabajadores que se encuentran amenazados por el coronavirus. Es el caso, por ejemplo, de los autónomos, que son el principal motor económico del país y que con todo este asunto del COVID-19 se encuentran en una situación muy comprometida por varias razones.

En primer lugar, son muchos los autónomos que se han visto obligados a detener su actividad empresarial por completo. Y un parón en la productividad de un autónomo puede ser fatal, ya que un autónomo que no trabaja es un ciudadano que no cobra.

En segundo lugar, otro gran número de autónomos puede seguir desarrollando su actividad laboral, pero el confinamiento y el distanciamiento social suponen una losa muy pesada para sus negocios, que han visto descender sus ingresos drásticamente. El problema es que el descenso en la facturación puede hacer que un gran número de empresas se vean obligadas a echar el cierre por falta de viabilidad.

Los autónomos viven en la actualidad con la soga al cuello porque no saben cómo va a evolucionar la situación ni cuándo podrán volver a la normalidad. Y ese parón es una amenaza lo suficientemente grande como para que sufran desasosiego. Así que los autónomos, a la amenaza que supone poder contraer el coronavirus, deben añadir la constante preocupación de no saber qué sucederá con su medio de vida. Por lo tanto, los autónomos también pueden exigir una reclamación por daños y perjuicios.

No son las únicas personas que pueden dirigirse a la Administración para conseguir una compensación. Cualquier ciudadano que se haya visto perjudicado por la gestión de esta crisis puede presentar una reclamación online gracias a ActaNotarial.com, una empresa de gestión de actas notariales que se encarga de redactar y presentar la reclamación, exponiendo los antecedentes y los fundamentos jurídicos de forma precisa y correcta. La gestión se realiza de forma telemática y al reclamante se le enviará a su correo electrónico un acuse de recibo y el número de expediente asignado por la Administración.

La forma más rápida y efectiva que tienen los ciudadanos de hacer valer sus derechos en esta crisis es mediante la reclamación. Podrían plantearse otras dos vías. La primera, la presentación de una denuncia, pero se desaconseja por ser un proceso mucho más largo y costoso. La segunda, interponer una queja, pero las quejas son poco más que meros documentos informativos que trasladan el malestar del ciudadano por la decepcionante calidad de un bien adquirido o de un servicio contratado.

Lo que comenzó siendo una enfermedad insignificante surgida en un mercado de animales salvajes en la ciudad China de Wuhan ha terminado convirtiéndose en una de las mayores amenazas del ser humano. La alta tasa de contagio de este coronavirus SARS-CoV-2 ha provocado que millones de personas en todo el mundo se vean obligadas a permanecer confinadas en sus casas para intentar frenar la propagación del virus.

Cómo reclamar online por el coronavirus

En momentos de crisis como estos los ciudadanos suelen ver como se quebrantan sus derechos constitucionales, algo que, por grave que pueda ser la situación sanitaria, no debería ocurrir.

Las reclamaciones online son una de las mejores maneras que tienen los ciudadanos para hacer prevalecer sus derechos. Sanitarios, autónomos, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, trabajadores, personas que hayan sufrido la muerte por coronavirus de algún familiar… tienen la oportunidad de recibir una compensación por todo lo sufrido.

Reclamación sanitarios COVID-19

De la noche a la mañana los médicos, enfermeros, anestesistas, celadores y el personal de los servicios de limpieza de los hospitales han pasado a ser vistos como unos héroes, ya que son ellos los que se encuentran en primera línea de batalla haciendo frente al SARS-CoV-2. Sin embargo, más que aplausos, lo que de verdad necesitan estos profesionales son equipos y material de protección adecuados que minimicen los riesgos que corren, pero, por desgracia, no todos cuentan con estos equipos.

Los trabajadores de la salud que consideren que han contraído el coronavirus porque la Administración no les ha facilitado las medidas preventivas y de seguridad necesarias para realizar su trabajo pueden exigir una reclamación sanitarios COVID-19 que alivie, en parte, el agravio. También podrán reclamar los profesionales que hayan sentido miedo, ansiedad, estrés… por tener que trabajar sin la garantía de dichas medidas, por estar tan expuestos innecesariamente.

Los efectos psicológicos de la crisis sanitaria se harán notar en la población y, especialmente, entre los trabajadores de la sanidad, que a diario tienen que hacer frente a situaciones muy duras. A pesar de los esfuerzos y del gran trabajo realizado por los psicólogos y los psiquiatras de los hospitales, muchos profesionales se sentirán afectados. Y es que no todos están preparados para sobrellevar su labor sin que quede alguna mácula. Eso mismo opina la Organización Mundial de la Salud (OMS), que recientemente publicó un informe en el que afirma que los cuadros de estrés, miedo y ansiedad se doblarán este año.

Otras reclamaciones online por COVID-19

Son muchos los colectivos y los trabajadores que se encuentran amenazados por el coronavirus. Es el caso, por ejemplo, de los autónomos, que son el principal motor económico del país y que con todo este asunto del COVID-19 se encuentran en una situación muy comprometida por varias razones.

En primer lugar, son muchos los autónomos que se han visto obligados a detener su actividad empresarial por completo. Y un parón en la productividad de un autónomo puede ser fatal, ya que un autónomo que no trabaja es un ciudadano que no cobra.

En segundo lugar, otro gran número de autónomos puede seguir desarrollando su actividad laboral, pero el confinamiento y el distanciamiento social suponen una losa muy pesada para sus negocios, que han visto descender sus ingresos drásticamente. El problema es que el descenso en la facturación puede hacer que un gran número de empresas se vean obligadas a echar el cierre por falta de viabilidad.

Los autónomos viven en la actualidad con la soga al cuello porque no saben cómo va a evolucionar la situación ni cuándo podrán volver a la normalidad. Y ese parón es una amenaza lo suficientemente grande como para que sufran desasosiego. Así que los autónomos, a la amenaza que supone poder contraer el coronavirus, deben añadir la constante preocupación de no saber qué sucederá con su medio de vida. Por lo tanto, los autónomos también pueden exigir una reclamación por daños y perjuicios.

No son las únicas personas que pueden dirigirse a la Administración para conseguir una compensación. Cualquier ciudadano que se haya visto perjudicado por la gestión de esta crisis puede presentar una reclamación online gracias a ActaNotarial.com, una empresa de gestión de actas notariales que se encarga de redactar y presentar la reclamación, exponiendo los antecedentes y los fundamentos jurídicos de forma precisa y correcta. La gestión se realiza de forma telemática y al reclamante se le enviará a su correo electrónico un acuse de recibo y el número de expediente asignado por la Administración.

La forma más rápida y efectiva que tienen los ciudadanos de hacer valer sus derechos en esta crisis es mediante la reclamación. Podrían plantearse otras dos vías. La primera, la presentación de una denuncia, pero se desaconseja por ser un proceso mucho más largo y costoso. La segunda, interponer una queja, pero las quejas son poco más que meros documentos informativos que trasladan el malestar del ciudadano por la decepcionante calidad de un bien adquirido o de un servicio contratado.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes