Certificado energético.
photo_camera Certificado energético.

Tendencias

Sanciones inmediatas para las instalaciones sin certificado energético

Pasa a convertirse en una pieza clave para cumplir con los objetivos de la Unión Europea

El certificado energético pasa a convertirse en una pieza clave para cumplir con los objetivos de la Unión Europea. Por dicha razón, el nuevo Real Decreto 390/2021, de 1 de junio, introduce nuevas modificaciones que afectan al procedimiento de dicha certificación. De hecho, su incumplimiento será objeto de multas y sanciones.

Estas mejoras tienen que ver con el contenido del certificado de eficiencia energética para incrementar la calidad de los edificios, así como la obligación que tienen las inmobiliarias para mostrar este documento en los inmuebles que se vendan o alquilen. 

El certificado de eficiencia energética es obligatorio para la mayoría de las edificaciones en España

La mayoría de las edificaciones de nuestro país deben contar con este documento de carácter obligatorio. Con esta nueva normativa se amplían los supuestos, ya que la ley no solo obliga a los propietarios, también implica a la parte intermediaria. Estos son algunos aspectos claves a tener en cuenta:

  • Los edificios nuevos y las reformas o ampliaciones de edificios existentes deben disponer de la etiqueta de eficiencia energética del proyecto. 
  • En los contratos de compraventa de los inmuebles se debe adjuntar una copia del certificado etiqueta de eficiencia energética. Esta documentación será verificada por el notario que realice dicho trámite. 
  • Igualmente, en los contratos de arrendamiento se deberá anexar dicha documentación y entregar al usuario una copia con las recomendaciones de uso.
  • Las personas físicas o jurídicas que publiquen información sobre la venta o alquiler de un inmueble también deberán informar sobre su calificación energética. 

Comparativa para obtener el certificado de calificación energética

Para evitar sanciones por no disponer de este documento, lo mejor es contactar con un técnico o empresa autorizada para que pueda hacer la valoración del inmueble y extenderlo. Lo más normal es preguntarse sobre el precio del certificado energético, por dicho motivo, es conveniente hacer una comparativa de precios antes de realizar dicho encargo.

Además, la ley señala que ya no tiene validez un certificado en trámite. En el momento que una vivienda se pone en venta o se alquila se ha de informar cuál es su consumo y debe indicarse la letra energética correspondiente. El arrendador o comprador deben tener esta información previamente para hacer su propia valoración.

Para poder garantizar que esta certificación es de calidad es necesario que el técnico que realice la visita haga constar la fecha de la visita y pueda aportar todas las pruebas y comprobaciones oportunas durante esta fase previa.

También deberá hacerse el registro del certificado en la Comunidad Autónoma correspondiente donde se encuentre ubicado el inmueble. La validez de este certificado es para un período de diez años, a excepción de que la certificación emitida conste como G, en cuyo caso el tiempo válido es de cinco años.

En definitiva, para evitar posibles sanciones y multas hay que tener al día la certificación energética del inmueble y cumplir con la nueva normativa vigente. Esta normativa pone en alerta a las agencias inmobiliarias, ya que deberán incluir la información correspondiente en las páginas web, catálogos o vallas o similares.

 

500 personas evacuadas por el avance de la lava en La Palma

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?