Ser más productivo
photo_cameraSer más productivo

Tendencias

Técnicas para ser más productivo en la empresa

¿Cómo puedo ser más productivo en mi puesto? Sigue estos consejos

Conseguir mantener la productividad en la empresa es complicado. La acumulación de tareas, el estrés al que estamos sometidos, y la gestión de proyectos es algo que requerirá de mucho esfuerzo mental y físico, y esto puede reducir nuestra productividad de una forma caótica.

El vídeo del día

Garriga (Vox) justifica la moción como “un deber nacional”.

¿Termina cada jornada laboral y tienes la sensación de que no has hecho nada, o que no has conseguido avanzar lo suficiente con el proyecto que tenías pendiente? Aquí van algunas técnicas para ser más productivo en el trabajo.

¿Cómo puedo ser más productivo en mi puesto? Sigue estos consejos

Planificación

Es importante planear la semana antes de que ésta empiece. Para ello, necesitamos contar con los instrumentos adecuados. Para programar las tareas y reuniones de la semana deberíamos contar con una agenda, como las que encontrarás aquí. En el link puedes hacerte con agendas personalizadas, diseñadas tanto para particulares, como para empresas.

Dedica el final del domingo o la primera hora del lunes, para organizar la jornada laboral. Ojo, no puedes perder toda una jornada planeando lo que vas a hacer a lo largo de la semana, ya que esto no será nada productivo.

Priorización

Esto es lo que más nos cuesta: Llega uno de esos días en donde todo sucede a la vez, tenemos un sinfín de actividades para hacer y la sensación de que no nos va a dar tiempo para todo (probablemente, así sea).

En estas ocasiones, es crucial que aprendamos a priorizar: debes pensar en cuáles son las tareas más importantes y darles prioridad. Aprende a dejar tareas para más tarde, quizá para otro día, y delega algunas en tus compañeros.

Madruga

Sí, sabemos que madrugar puede ser una odisea al principio, pero también te podemos decir que tu cuerpo no tardará en acostumbrarse a la nueva situación. No tardarás mucho tiempo en empezar a notar los resultados.

Podrás aprovechar algunas horas perdidas de la mañana y, al finalizar el día, tendrás la sensación de que has hecho mucho más, algo que te hará sentir mejor.

Importante: no sacrifiques tu sueño por dedicar más tiempo al trabajo, y es que también tienes que descansar.

Cumple los plazos

Tu palabra lo debe ser todo. Si has dado un plazo, debes hacer lo imposible para ajustarte al mismo.

Si no puedes cumplirlos, la solución es que no des plazos fijos. Debes ser siempre realista y comprometerte con algo si sabes que realmente puedes con ello.

Un error lo puede tener cualquiera, pero si empezamos a aplazar los planes, empezarán los problemas.

Cuidado con las distracciones

Las llamadas telefónicas, mirar Facebook, echar un vistazo a los grupos de WhatsApp, o simplemente pararte a mirar por la ventana son distracciones que, aunque parecerá que no te están robando mucho tiempo, no es así. Antes de darte cuenta, habrás perdido toda la semana y no podrás explicar el motivo.

Es importante analizar tu espacio de trabajo, estudiar las distracciones, y determinar de que manera las puedes eliminar.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes