Trabaja desde casa
photo_cameraTrabaja desde casa

Tendencias

Trabaja desde casa

Ventajas del teletrabajo

El mundo laboral no es estanco, todo lo contrario, está sujeto a continuos cambios, está siempre en evolución. Cada cierto tiempo surgen nuevas formas de desempeñar el trabajo, nuevas formas de optimizar y mejorar los resultados, incluso nuevos trabajos que se ajustan a los cambios de la sociedad, en especial aquellos relacionados con las cuestiones tecnológicas.

Uno de los procesos de cambio que está irrumpiendo con fuerza es el del teletrabajo, una modalidad laboral a la que cada vez se suman más empresas y trabajadores. El teletrabajo es algo que muchos trabajadores vienen demandando desde hace tiempo.

El desarrollo de las tecnologías hace posible que muchos puestos de trabajo se puedan realizar desde casa o desde cualquier lugar del mundo sin necesidad de estar atados a una oficina. Lo principal es tener conexión a internet y a un teléfono para poder estar en contacto constante con el resto del equipo y poder trazar los planes de acción, así como solucionar los problemas y superar las dificultades que vayan surgiendo.

Empresas como Cloud Center Andalucía se han especializado en preparar el entorno adecuado y en hacer posible que las empresas puedan realizar el teletrabajo. A través de una fase de consultoría detectan cuáles son las necesidades de la compañía y proponen las soluciones y aportan los sistemas con los que los trabajadores podrán desempeñar sus funciones desde casa.

Ventajas del teletrabajo

El teletrabajo tiene una serie de ventajas de las que se pueden aprovechar tanto empresas como trabajadores.

Ahorro de tiempo: en un mundo en el que siempre tenemos la agenda repleta de actividades y en el que nos faltan horas, el teletrabajo es la mejor forma de ganarle tiempo al día. Con la cantidad de atascos y de tráfico rodado que hay hoy día en las ciudades, los empleados no tienen por qué perder tiempo yendo al trabajo ni volviendo de él. No tener que desplazarse hasta la oficina es, además, un punto a favor para todas aquellas personas con movilidad reducida; es una forma de saltar las barreras urbanas.

Flexibilidad de horarios: el teletrabajo redefine los horarios laborales. El rendimiento laboral se mide más por los resultados obtenidos y la cantidad de trabajo de calidad que se saca adelante, que por la mera presencia en los puestos de trabajo. Se acabaron los horarios canónicos de 8:00 a 17:00 con una hora para comer y horarios similares. Es tarea del trabajador disponer del tiempo en la manera que le sea más beneficiosa, siempre y cuando mantenga la productividad exigida por la empresa.

Facilita la conciliación familiar: el estar en casa y disponer de horarios flexibles permite que los empleados puedan conciliar mucho mejor su vida laboral y su vida familiar. Un trabajador que sabe que a determinada hora del día debe recoger a su hijo de la guardería puede organizarse el tiempo de tal forma que pueda hacerlo y que no tenga que depender de terceras personas.      

Reduce costes: las empresas pueden experimentar un gran ahorro en los costes, especialmente en infraestructuras, ya que no será necesario disponer de unas instalaciones que den cabida a todos los trabajadores, y en todos los gastos derivados.

Fomenta la responsabilidad y la iniciativa de los trabajadores: trabajar desde casa y sin la mirada de los jefes no quiere decir que los empleados se pasen el tiempo navegando en internet y viendo la televisión. Si fuese así, los proyectos no cumplirían con los plazos. Un buen trabajador es capaz de rendir en la oficina y, por supuesto, en casa. De hecho, ningún jefe querría tener a su disposición un trabajador que necesita que estén detrás de él para que rinda. Del mismo modo, el teletrabajo favorece que los empleados encuentren sus propias soluciones y que planteen nuevas ideas.

El teletrabajo: una evolución necesaria

El coronavirus ha desatado una crisis sanitaria mundial que va a tener un efecto devastador en la economía. A día de hoy, la falta de una vacuna para prevenir de la enfermedad y la ausencia de unos antivirales que sirvan para combatir el COVID-19, ha forzado a los Gobiernos de todo el planeta a obligar a que los ciudadanos permanezcan en sus casas el mayor tiempo posible. En muchos de los países, los trabajadores solo pueden abandonar su hogar para desempeñar los trabajos más imprescindibles. Muchas son las personas que no pueden acudir a sus oficinas. Ante esta situación, el teletrabajo se ha revelado como la mejor forma de poder desempeñar el trabajo.

La crisis del coronavirus está enfrentando a la sociedad actual a un gran número de dilemas y está abriendo los ojos del mundo hacia otras cuestiones. A nivel laboral, desde luego, está evidenciando que trabajar desde casa es una solución tan válida como efectiva y segura. Quizás haya tenido que surgir este virus, que desgraciadamente se ha cobrado, ya, la vida de más de 100.000 personas en todo el mundo, para que las empresas se atrevan a lanzarse sin miedo a implantar una modalidad de trabajo que, poco a poco, se acabará imponiendo.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?