Vehículo eléctrico
photo_cameraVehículo eléctrico

Tendencias

El vehículo eléctrico, a la cabeza en la carrera por la movilidad

Se puede realizar una carga rápida de 20 minutos en una electrolinera

Cuando conducimos un coche eléctrico, ahorramos dinero y estamos protegiendo el medio ambiente. La electricidad es más barata que los combustibles fósiles, tipo gasoil o gasolina, contaminando en menor medida.

Uno de los aspectos que más preocupa a los conductores es saber cómo cargar un coche eléctrico y si hay suficientes puntos de carga para que la misma no resulte un inconveniente. Hoy en día, la cantidad de puntos de carga existente permiten que la recarga del coche eléctrico ya no sea un problema para su adquisición. Además, hay distintos tipos de carga atendiendo a la velocidad de la misma, lo que se adapta a las necesidades de cada situación.

Tipos de recarga de un vehículo eléctrico

El motor de los coches eléctricos funciona exclusivamente con la energía eléctrica que se almacena en su batería, por lo tanto, es fundamental que la misma, esté cargada antes de realizar un desplazamiento. Nos encontramos con tres alternativas principales para cargar un vehículo eléctrico, teniendo en cuenta su rapidez de carga.

Recarga convencional

La forma de cargar un coche eléctrico en casa o en un parking, es a través de una recarga convencional. Este tipo de recarga utiliza la intensidad y voltaje eléctrico de una vivienda para realizar la carga, por lo que el periodo de la misma, comprenderá de 6 a 8 horas (dependiendo del tipo de batería y su autonomía).

El lugar más común para instalar las zonas de carga será el garaje (bien de la vivienda o de la comunidad).

Recarga semirrápida

También se puede realizar una recarga semirrápida al vehículo eléctrico. Este tipo de recarga utiliza más potencia e intensidad de corriente, lo que reduce el tiempo de carga a unas 4 horas. Es ideal para centros comerciales, cines e incluso en la vivienda (si se tiene contratada la potencia necesaria).

Recarga rápida

La recarga rápida es el tipo de recarga que se realiza en una electrolinera o en centros comerciales. En apenas 20 minutos la batería se recarga hasta un 80% (a partir del 80% las baterías ralentizan mucho su carga). Cada vez hay más electrolineras y muchas gasolineras convencionales están adaptando zonas para la recarga de vehículos eléctricos.

Dónde se puede recargar el vehículo eléctrico

Son muchos los lugares donde se puede realizar la carga de la batería de un vehículo eléctrico. Los sitios más habituales son: en nuestra casa o garaje, en la calle, en una electrolinera o en un centro comercial.

Principales ventajas del uso de un vehículo eléctrico

Entre los principales beneficios que proporcionan los coches eléctricos, podemos destacar:

Ahorro económico. La electricidad es más barata que el gasoil o la gasolina, por lo que se producirá un gran ahorro económico.

Conducción sostenible. Los motores de los coches eléctricos no realizan combustión, por lo que no generan humo que contamina el medio ambiente. Además, se trata de coches silenciosos.

Recarga en casa. Es posible dejar el vehículo cargando por la noche en el garaje, y despreocuparse por el día de la carga del mismo.

Acceso a zonas restringidas. En las grandes ciudades, cada vez es más habitual que algunas zonas estén restringidas al tráfico de coches de combustión.

Conducir un vehículo eléctrico es hoy en día, una opción interesante. Poder realizar una conducción sostenible, ahorrando dinero y sin preocuparse por el combustible, ya es posible.

Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes