Ultima_hora

El 30,9% de las empresas recortaron sus ventas en verano, 10 puntos más que en el segundo trimestre

Las perspectivas sobre el empleo apuntan a un retroceso en el cuarto trimestre por primera vez desde comienzos de 2021, según Banco de España

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El 30,9% de las empresas recortaron sus ventas en el tercer trimestre, porcentaje casi diez puntos superior al del segundo trimestre, según la Encuesta del Banco de España sobre la Actividad Empresarial (EBAE), correspondiente al periodo julio-septiembre, en la que se aprecia también un debilitamiento del dinamismo del empleo.

De acuerdo con los resultados de esta encuesta, el descenso de la facturación apreciado en el tercer trimestre contrasta tanto con el aumento del trimestre anterior como con el que las propias empresas esperaban tres meses antes. De cara al último cuarto del año, casi un 28% de las empresas esperan una reducción de su actividad.

Los resultados de la EBAE por ramas de actividad muestran una elevada heterogeneidad. Así, las ramas de servicios vinculadas al turismo, que se han beneficiado especialmente del fin de las restricciones asociadas a la pandemia, están mostrando una evolución "muy favorable" en el tercer trimestre.

De hecho, los mayores avances de la facturación en el tercer trimestre del año se produjeron en las ramas de ocio, hostelería y transporte. Por el contrario, las empresas de los sectores industriales, construcción y agricultura perciben un descenso de la facturación en el tercer trimestre, lo que podría estar reflejando, "en cierta medida", el impacto sobre la actividad de estas compañías del aumento de los costes energéticos, apunta la institución.

La EBAE refleja además un debilitamiento del dinamismo que viene mostrando la ocupación. Así, el volumen de empleo en las empresas encuestadas por el Banco de España habría aumentado levemente en el tercer trimestre, aunque menos de lo observado el trimestre pasado.

Aunque la proporción de empresas que indican que la ocupación se ha mantenido estable alcanza el 66,5%, este porcentaje ha descendido en ocho puntos respecto al segundo trimestre. Además, en los meses de verano aumentó en cuatro puntos el porcentaje de empresas que destruyó empleo.

De cara al cuarto trimestre, las perspectivas son menos favorables, pues el indicador de evolución trimestral del empleo apunta a un retroceso "por primera vez desde comienzos de 2021".

 

Los resultados de la EBAE muestran también un leve descenso de la actividad inversora de las empresas en el tercer trimestre, debido a que las que han reducido su inversión (17,7%) superan a las que la han aumentado (12,4%).

Según el Banco de España, este retroceso estaría siendo "bastante generalizado" por ramas de actividad, con la excepción del sector energético y de algunas ramas de servicios, como la de información y comunicaciones, "con un desempeño reciente muy positivo".

Por tamaño empresarial, las empresas de menor dimensión declaran una evolución de sus inversiones significativamente peor que las más grandes.

PROSIGUEN LAS PRESIONES INFLACIONISTAS

En relación con los costes de los consumos intermedios y los precios de venta, "los resultados de la encuesta apuntan a una continuación de las elevadas presiones inflacionistas". En concreto, el 80,9% de las empresas observan un aumento adicional de los precios de sus inputs productivos en el tercer trimestre, porcentaje muy similar al de hace tres meses, pero por encima de lo esperado por las empresas en la anterior edición de la encuesta.

En cuanto a las perspectivas a corto plazo, la mayor parte de las sociedades encuestadas anticipan que estas presiones inflacionistas solo descenderán de forma muy modesta en el último trimestre del año.

Por ramas de actividad, las tensiones en los costes de los productos intermedios aumentaron en el tercer trimestre de manera generalizada en los servicios, salvo en las actividades de transporte.

Cuando se pregunta a las empresas por sus perspectivas a un año vista, las empresas esperan que la presión de costes siga siendo elevada, con una cierta reversión al alza tras la leve reducción del trimestre pasado. En concreto, el 78% de las sociedades esperan que, en ese horizonte temporal, sus costes sean superiores a los actuales, cerca de seis puntos más que en la anterior edición de la EBAE.

En paralelo, el porcentaje de empresas que esperan mayores costes laborales dentro de un año se ha incrementado en 4,6 puntos, hasta el 71,6%.

BAJAN LEVEMENTE LAS EMPRESAS QUE HAN SUBIDO SUS PRECIOS

En el tercer trimestre, el 36,5% de las empresas afirman haber subido sus precios, lo que supone un leve descenso, de 1,5 puntos, con respecto al trimestre anterior.

Por ramas, esta disminución se concentra en actividades como la construcción, las ramas industriales y el comercio. Por el contrario, en los servicios más relacionados con el turismo, el incremento de los precios de venta ha sido más frecuente en el tercer trimestre.

En cuanto a las perspectivas a corto plazo, la proporción de empresas que prevén elevar sus precios en el cuarto trimestre se mantiene estable, en el 37%, pero a un año vista se prevé una "cierta intensificación" de las expectativas de aumentos de precios, ya que el porcentaje de empresas que esperan aumentar sus precios en los próximos doce meses sube seis puntos, hasta el 60%.

"En conjunto, no obstante, según los indicadores utilizados, los incrementos actuales y previstos para los precios de venta siguen siendo inferiores a los percibidos en el coste de los consumos intermedios, lo que continuaría apuntando a una compresión de los márgenes empresariales", señala el Banco de España.

De hecho, según las empresas encuestadas, los márgenes empresariales estarían cayendo, siendo este descenso más intenso en aquellas empresas que se enfrentan a una menor fortaleza de la demanda, a mayores dificultades de suministro y a crecimientos mayores en el coste de sus inputs energéticos.

"El ajuste de los márgenes estaría siendo un factor limitador de la actividad inversora, pues las diferencias por ramas de actividad muestran que, en aquellas donde la caída de los márgenes está siendo más intensa, las empresas tienden a declarar una peor evolución de su inversión en el tercer trimestre", señala la institución.

La percepción de las empresas acerca de los distintos condicionantes de su actividad se ha mantenido relativamente estable en el tercer trimestre, aunque ha repuntado levemente la proporción de empresas afectadas por una menor demanda de sus productos y ha continuado la caída de la incertidumbre asociada a la pandemia.

El coste de la energía sigue limitando la actividad de alrededor del 80% de las compañías e introduce presión al alza en las perspectivas inflacionistas de las empresas, según refleja la EBAE.

Otros factores que están limitando la actividad de las empresas son los problemas de suministro y de escasez de mano de obra. En este sentido, sólo el 21,1% de las empresas esperan que los problemas con los suministros se solucionen antes de finales de este año.

La escasez de mano de obra es percibida por parte del 32% de las compañías como un factor que está afectando negativamente a su actividad, cuatro puntos más que en el trimestre anterior. Estas dificultades son especialmente elevadas en la hostelería (donde el 57% de las empresas declaran estar experimentando este problema, siete puntos más que hace tres meses) y, en menor medida, en la construcción (con un aumento de cuatro puntos, hasta el 48%).

España 1-1 Alemania
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

España primera de grupo
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?