Ultima_hora

El 43% de los españoles declara conocer el 'buy now, pay later', y lo usa solo el 15%, según Minsait Payments

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Minsait Payments, la filial de medios de pago de Minsait, señala que el 43% de los españoles conoce el modelo 'buy now, pay later', si bien solo lo usaría el 15%, por lo que afirma que, pese a la rápida evolución de esta opción de pago y financiación alternativa, este modelo "todavía se encuentra en una fase incipiente".

Así se recoge en su XI Informe de Tendencias en Medios de Pago, donde arroja luz sobre el estado actual de un mercado global del BNPL que experimentó un crecimiento significativo en 2021 y que se espera que alcance un valor transaccional global de 680 mil millones en 2025.

Sin embargo, esta opción de pago y financiación todavía presenta bajos niveles de conocimiento y uso en Europa, a excepción de Reino Unido, donde alcanza al 69% de la población en términos de notoriedad, mientras su uso se extiende al 29%. En España, el conocimiento y uso de este método de pago desciende al 43% y 15%, respectivamente, alineándose con el comportamiento mostrado por otros países europeos como Italia y Portugal.

Mientras tanto, se intensifica la competencia alrededor de estos servicios de BNPL, según indica Minsait Payments. Cada vez son más las grandes tecnológicas, plataformas de comercio electrónico y fintechs que los incorporan en su propuesta de valor. Es el caso de Apple, que ha anunciado recientemente la incorporación de su nueva funcionalidad Apple Pay Later en su billetera digital, y que se suma a otras tecnológicas como PayPal o Amazon EEUU, que también permiten a sus clientes estos pagos flexibles.

La todavía poca diferenciación entre las empresas proveedoras de estos servicios, cuyo modelo se basa esencialmente en poder dividir los pagos en partes iguales y la posibilidad de pagar más tarde, está provocando que muchas de ellas busquen la diferenciación a través de la entrada en nuevos espacios como el sector de viajes, seguros, sanidad o el comercio entre empresas (business to business o 'B2B'). Minsait Payments también indica que algunas estarían dando un paso más allá y comienzan a explorar la compatiblidad de la tecnología blockchain y las criptomonedas con el sistema BNPL.

"OPORTUNIDAD PARA LA BANCA"

El informe recoge que la banca se encuentra en un momento en el que "debe actuar con rapidez" para "no arriesgarse" a que los proveedores específicos de servicios BNPL (Klarna, Affirm, Afterpay, etc.) se apropien de un negocio, la financiación, que generalmente "ha estado en sus manos".

La proliferación de estos proveedores de servicios BNPL y la concesión de créditos al consumo habría sido posible también por un "vacío regulatorio", si bien es cierto que la demanda de controles regulatorios está aumentando. En este sentido, el estudio indica que países como Reino Unido ya están dando pasos al respecto para mitigar el riesgo de endeudamiento excesivo por parte de los consumidores.

 

Sin embargo, algunas de las instituciones financieras con programas de tarjetas de crédito bien establecidos se están moviendo rápidamente para establecer sus propios programas de BNPL, como Santander, CaixaBank o Revolut. "En lugar de ver el BNPL como una amenaza para los ingresos de los programas de tarjetas, consideran que el nuevo método de pago es clave para la retención de los clientes, y una oportunidad de conseguir cierta inmersión de sus clientes de tarjeta de débito en el terreno de la financiación", ha indicado la empresa.

Además, según Minsait Payments, conforme la regulación entre en vigor, habrá previsiblemente más bancos sumándose a través de asociaciones, adquisiciones o con soluciones propias.

Como ventaja para la banca, el informe resalta la "larga relación" con los titulares de las tarjetas, que les permite presentar las opciones de BNPL en el "momento adecuado" durante el ciclo de vida del cliente, "en lugar de limitarse a intentar convencer al comprador durante la compra".

La compañía señala, no obstante, que "a nadie se le escapa que adicionalmente es importante la reflexión a realizar respecto a si es necesario potenciar el negocio de la financiación contextual sin incidir negativamente en el de préstamos al consumo y tarjeta de crédito". Sin embargo, estiman los expertos, la pujanza de las fintechs especializadas en BNPL harían necesarios pasos adelante por parte de las entidades financieras a fin de preservar la continuidad de los pagos de sus clientes.

Los bancos también pueden aprovechar las relaciones existentes con los comerciantes para construir una propuesta de valor que funcione para todas las partes. Y, a medida que sus programas de BNPL se amplíen, combinando aplazamientos con o sin intereses en función del plazo elegido, podrán combinar los datos de clientes que ya recopilan con los datos adicionales de las transacciones de BNPL, y el rendimiento de los préstamos (tradicionales y BNPL) a lo largo del tiempo.

Por otro lado, señala que los proveedores de servicios de BNPL como Klarna, PayPal o Affirm están evolucionando hacia un modelo "Super-app" con el objetivo de convertirse en el punto de venta único desde el que ofrecer a los consumidores una experiencia de compra, servicios financieros y pagos integrada y personalizada.

TARJETAS BNPL VIRTUALES

En cuanto a los retos para las fintech, el informe señala que radican principalmente en la capacidad de estas de llegar a acuerdos con los comercios online, requiriendo a su vez una "cuidada" integración para facilitar el 'customer journey' a lo largo del proceso de compra, y advirtiendo desde un principio --"y no sólo a la hora de efectuar el pago"--, de la capacidad ofrecida para financiarle si así lo decide.

"Esto genera en el consumidor, en su viaje por la tienda, la sensación de que podrá comprar más artículos de los que tenía pensado en un principio, ya que podrá aplazarlos sin intereses en varias cuotas, ampliando el ticket de compra, y favoreciendo la experiencia", señala Minsait Payments.

Sin embargo, afirma que "no es fácil" llegar a los miles de comercios online del mercado, por lo que las empresas fintech habrían encontrado en las tarjetas BNPL virtuales de un solo uso un "elemento complementario" para todos esos comercios en los que la fintech no tiene integrada dicha experiencia de compra.

En dichos casos, el consumidor puede solicitar a la empresa BNPL que le genere inmediatamente una tarjeta virtual prepago de un solo uso, por un importe máximo específico, que podrá utilizar en la forma habitual en cualquier comercio online existente.

También las entidades financieras emisoras de tarjetas de débito, por ejemplo, pueden ofrecer a sus clientes, por adelantado, la capacidad de usar su propia tarjeta en modalidad BNPL (aplazando sin intereses), en cualquier comercio online o físico existente.

Para ambos casos, es necesario contar con una "sofisticada" plataforma de medios de pago, que integre tanto capacidades adquirentes para la captura del pago y el abono al comercio, como de emisión de tarjetas digitales y gestión de crédito transaccional para facilitar el pago al cliente. Lo cual permite generar flujos de pago integrados dentro de la experiencia del cliente con la "menor fricción posible" y dando facilidades de pago.

Adicionalmente, Minsait Payments afirma que el 'open banking' y la agregación financiera sería clave para poder facilitar el 'on-boarding' y el 'scoring' del cliente aportando "datos fiables" de forma online, lo cual permitiría otorgar la financiación de forma ágil y segura.

Zelenski pide a la ONU definir el concepto de "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?