Ultima_hora

Un agente afirma que varios acusados buscaron alquilar una embarcación en Vigo antes de interceptarse el narcosubmarino

Dos guardias civiles relatan que descubrieron cómo tres hombres transportaban objetos desde el agua en una playa de Cangas, tras lo que detuvieron a uno de ellos

PONTEVEDRA, 14 (EUROPA PRESS)

Un responsable de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) ha afirmado que varios de los acusados en el caso del 'narcosubmarino' interceptado en la ría de Aldán en noviembre 2019 trataron de alquilar una embarcación en Vigo días antes de culminar la operación que permitió la incautación de 3.000 kilos de cocaína.

Así se ha manifestado en la segunda jornada del juicio por el caso del 'narcosubmarino', que ha continuado este martes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra después de que el día anterior tres de los acusados, el vigués Agustín A.M., patrón de la embarcación, y los ecuatorianos Luis Tomás B. M. y Pedro Roberto D.M., los otros dos tripulantes, admitiesen su culpabilidad. Entre los acusados también se encuentran el vigués Iago S. y su padre, Enrique Carlos, así como Rodrigo H. y Yago R., respecto a los que la Fiscalía asegura que esperaban la droga en tierra y coordinaron todo el operativo.

Durante la segunda jornada del juicio, el responsable de la UDEF que ha declarado que otro de los acusados, Yago R., residente en Lleida, contactó con un hombre para solicitarle un camión, pero este le ofreció un todoterreno.

Al pedirle Yago R. continuar la conversación realizada por mensajería instantánea a través de otra aplicación, este hombre le indicó que no disponía de esa herramienta en su teléfono móvil y la comunicación entre ambos cesó.

El responsable de la UDEF ha apuntado que días antes de interceptarse el 'narcosubmarino', tres de los acusados, Iago S. ---considerado el líder de la trama por la Fiscalía---, su padre, Enrique Carlos; y Yago R. acudieron en un vehículo a Vigo para citarse con otro hombre al que solicitaron una embarcación para "llevar víveres más allá de Cíes". Sin embargo, este varón afirmó que carecía de ella y consideró que se trataba de "un asunto raro".

Además, el día 22 de noviembre de 2019 --dos días antes de localizarse el batiscafo--, Iago S. y Yago se desplazaron a un establecimiento de ropa y material deportivo situado en Vigo para adquirir varios efectos.

OPERACIÓN

 

Asimismo, dos agentes de la Guardia Civil han declarado que el día de los hechos se les encargó buscar una embarcación que se preveía que llegase a la ría de Aldán y que localizaron a un hombre en un vehículo junto a la playa de O Foxo, aunque le permitieron abandonar el lugar al comprobar que carecía de antecedentes.

Posteriormente, han relatado que divisaron una luz y, al aproximarse, observaron que tres personas transportaban efectos. Al ver advertida su presencia, se identificaron como agentes y pudieron detener a un hombre, a quien tuvieron que ayudar a salir del agua al encontrarse exhausto. También localizaron una maleta.

Otro guardia civil ha detallado que participó en la búsqueda de los tripulantes huidos, en el marco de la que detuvo al ecuatoriano Pedro Roberto D. M., que reconoció como suya la maleta encontrada en el operativo y fue trasladado a dependencias policiales.

NÚMEROS DE TELÉFONO

Un responsable del Grupo de Respuesta Especial para el Crimen Organizado (GRECO) del Cuerpo Nacional de Policía en Galicia también ha detallado que su equipo recibió varios números de teléfono involucrados en el caso el día 25 de noviembre y trabajó para comprobar su titularidad. Así, ha indicado que se verificó que dos de ellos correspondían a Iago S. y otro al abuelo de Agustín A.M., uno de los tripulantes del submarino.

El responsable policial ha explicado que, de este modo, se concluyó que Agustín A.M. había intentado contactar con los números de teléfono investigados, que se correspondían con personas de su entorno, tras huir del semisumergible.

La vista continuará este miércoles, cuando se prevé que declaren los acusados que todavía no lo han hecho y las personas con las que habrían contactado parte de ellos para tratar de alquilar vehículos y una embarcación días antes de interceptarse el batiscafo en la ría de Aldán.

La Fiscalía pide penas de 13 años y medio de cárcel para cada uno de los siete acusados por un delito contra la salud pública, vinculados al cargamento de más de 3 toneladas de cocaína que fueron transportadas en un narcosubmarino que se hundió en la ría de Aldán, en Cangas (Pontevedra) en noviembre de 2019.

Primeras imágenes del rey emérito Juan Carlos I al llegar a España

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable