Ultima_hora

Ana María Aldón, al margen de las durísimas declaraciones de Rocío Carrasco sobre José Ortega Cano

MADRID, 19 (CHANCE)

Completamente indiferente a las últimas declaraciones de Rocío Carrasco sobre José Ortega Cano - en las que le llama "perro" y "mala persona", desvela que echó a Rocío Jurado de su casa en más de una ocasión e insinúa que incluso pudo haber algún presunto episodio de maltrato del torero a la artista - Ana María Aldón ha viajdo este martes a Cádiz para celebrar, con una fiesta muy especial, el 83 cumpleaños de una de las personas más importantes de su vida, su madre.

Un viaje exprés en el que la diseñadora se ha mostrado feliz tras reencontrarse con su hija Gema Aldón y el resto de su familia y en el que, tan clara como siempre, ha escenificado su distanciamiento de su todavía marido asegurando que no ha visto el último episodio de la docuserie de Rocío Carrasco porque ahora mismo sus prioridades son otras y no el delicado momento que atraviesa Ortega Cano: "No lo he visto. Mi tiempo es para cuidar a mi madre, que es lo más importante en este momento. Mi madre necesita a una persona que esté continuamente a su lado y me ha tocado estar con ella".

Ajena al estallido del torero ante las cámaras - en el que incluso ha amenazado con acudir a la policía completamente fuera de sí - Ana María deja en el aire si apoya a Ortega Cano y, con gesto de hartazgo, se limita a asegurar que está "cansada" y lo único que necesita es "descansar un poco". "Si quieres saber si está bien vas que seguramente está en casa y le preguntas tú, que yo soy humana y estoy sin dormir" ha zanjado molesta, marcando las distancias con el padre de su hijo, con el que todo apunta a que pronto formalizará su separación.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?