Ultima_hora

El apoyo de Susana Díaz al indulto de Griñán colisiona con el Código Ético del PSOE

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

La senadora del PSOE y expresidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que ha firmado este miércoles la petición de indulto para el ex presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que impulsa su familia, colisiona con el Código Ético de su partido que impide a los cargos públicos del PSOE apoyar el indulto de condenados por delitos de corrupción, que es el caso del exmandatario autonómico.

Tal y como señala el artículo 8.1 del Código Ético del partido que rige desde 2014, "los cargos públicos del PSOE se comprometen a no proponer ni apoyar el indulto de cargos públicos condenados por delitos ligados a corrupción, violencia de género, delitos de acoso o discriminación, contra la libertad e indemnidad sexuales, torturas o contra la integridad moral, así como la comisión de hechos constitutivos de delitos graves".

El mismo artículo del Código Ético añade un segundo punto recalcando que "los cargos públicos y orgánicos se comprometen a no solicitar su propio indulto si fueran condenados por los mencionados delitos" ligados a la corrupción.

Sin embargo, y pese a la ratificación del Tribunal Supremo de la condena de la Audiencia Provincial de Sevilla por malversación y prevaricación a Griñán, Díaz ha sostenido que "Pepe es un hombre honesto, honrado" y que "hay argumentos de sobra para justificar el indulto", mientras que ha recordado que el magistrado del Tribunal Supremo, Alberto Jorge Barreiro, "no vio delito de malversación".

La senadora socialista en representación de la Comunidad Autónoma de Andalucía ha confirmado su rúbrica a la medida de gracia con Griñán durante su participación en un programa de la cadena de televisión Cuatro, que se emitió este martes, y que ha adelantado este miércoles el diario ABC.

DOS EXPRESIDENTES DE GOBIERNO APOYAN EL INDULTO

Entre los primeros firmantes de la petición de indulto de Griñán aparecen los expresidentes Felipe González, que le nombró ministro en 1992, y José Luis Rodríguez Zapatero, que le promovió como presidente del partido en 2012.

Sin embargo, González y Zapatero ya no son cargos públicos del PSOE, por lo que no estarían obligados por ese artículo del código ético, pero sí cuentan con una dotación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) por su condición de ex presidentes del Gobierno de la Nación.

El PSOE subraya en sus normas de transparencia que el Código Ético "es de obligado cumplimiento para quienes ocupan un cargo público u orgánico o figuran en una lista electoral como candidato o candidata", supuestos que ya no afectarían a los expresidentes pero sí a Susana Díaz que ostenta el cargo de senadora por Andalucía y que podría incurrir en una infracción al saltarse el reglamento interno.

 

Arabia Saudi 1-2 México
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

México se queda fuera del Mundial por un gol
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable