Ultima_hora

La Audiencia Nacional confirma el procesamiento de los 105 miembros de la organización criminal liderada por Gao Ping

Rechaza los recursos contra la decisión del juez Calama de llevarlos a juicio

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha rechazado los recursos presentados por el ciudadano chino Gao Ping y otras 29 personas contra el auto de 8 de julio del pasado año que acordó continuar la tramitación de la causa por la denominada "Operación Emperador" por el procedimiento abreviado por delitos de organización criminal, blanqueo de capitales, contra la Hacienda pública y continuado de falsificación de documentos mercantiles y públicos.

La macroorganización criminal será juzgada por llevar a cabo una "actividad sistemática" de fraude fiscal y blanqueo de capitales entre 2010 y 2012.

En los autos dados a conocer este miércoles el tribunal confirma los indicios apreciados por el juez instructor de la causa, José Luis Calama, y considera que la resolución recurrida por la que se acuerda la incoación de dicho procedimiento "resulta acertada y correcta, a criterio del tribunal; y ello con independencia de lo que resulte de la celebración en su caso del juicio, en el que podrá la parte investigada ahora apelante, si así lo estima oportuno, reproducir los argumentos que en cuanto al fondo expone en su escrito de recurso".

De la instrucción realizada por el Juzgado Central 4, el auto de pase a procedimiento abreviado que ahora deviene en firme concluyó que existían indicios racionales para considerar que los encausados formaban parte de una compleja macroorganización criminal de carácter internacional, encabezada por Ping Gao, compuesta de sucesivos puestos y escalones perfectamente estructurados y jerarquizados, cuyo único y común propósito era llevar a cabo un actividad sistemática de fraude fiscal y blanqueo de capitales.

El escrito relataba que los 105 investigados contra los que se dictó el auto de pase a procedimiento abreviado constituyeron un entramado de sociedades pantalla al frente de las cuales se situaba a diferentes testaferros y confeccionaban los correspondientes documentos mercantiles y públicos necesarios para dar soporte a sus actividades delictivas.

PROCESADOS UN INSPECTOR DE LA POLICÍA Y EL ACTOR NACHO VIDAL

Además de contra Gao Ping, el magistrado dirige el procedimiento contra otros miembros de la cúpula de la organización, pero también de la Guardia Civil, de la Policía como el inspector de la Brigada de Extranjería Miguel Ángel Gómez Gordo, este último por presuntamente facilitar, agilizar y realizar trámites de extranjería a cambio de dádivas y recompensas. Es hermano de Andrés Gómez Gordo, comisario imputado en el 'caso Villarejo' por el supuesto espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas con fondos reservados.

Calama también propone juzgar por la 'operación Emperador' a Ignacio Jordá González, actor de cine de adultos conocido como Nacho Vidal, por supuestamente enviar capital de su propiedad a China y utilizar sus mercantiles para justificar movimientos de dinero con facturas falsificadas. Hay procesados igualmente empleados de banca, empresarios o joyeros expertos en diamantes que colaboraban en el lavado de activos.

En su auto, el juez expone que a partir de las diligencias de entradas y registros ejecutadas, intervenciones telefónicas, declaraciones de los investigados, así como del análisis de documentación, dispositivos de almacenamiento masivo de información obrantes a la causa y de los informes periciales practicados, "aparecen indicios racionales para considerar que los encausados forman parte de una compleja macroorganización criminal de carácter internacional, encabezada por Gao Ping, compuesta de sucesivos grupos y escalones perfectamente estructurados y jerarquizados, cuyo único y común propósito es llevar a cabo una actividad sistemática de fraude fiscal y blanqueo de capitales".

 

Para ello, habrían constituido un "entramado de sociedades pantalla al frente de las cuales se sitúa a diferentes testaferros" y habrían confeccionado "los correspondientes documentos mercantiles (facturas) y públicos (pasaportes) que resultan necesarios para dar soporte a estas actividades delictivas".

Una de las vías que utilizaba la trama para el blanqueo de capitales y el fraude fiscal, explica el magistrado, consistía en la recogida de dinero centralizada en polígonos de Cobo Calleja, en el municipio madrileño de Fuenlabrada, para su posterior remisión hacia el exterior fuera de los cauces legalmente establecidos.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes