Ultima_hora

Los auditores de la UE piden controles más precisos de los datos de renta nacional bruta

BRUSELAS, 8 (EUROPA PRESS)

El Tribunal de Cuentas de la Unión Europea (UE) han pedido controles más precisos para verificar los datos de la renta nacional bruta (RNB), base para calcular las contribuciones de los Estados miembro al presupuesto comunitario no ha sido suficientemente precisa por parte de la oficina estadística de la UE, Eurostat, entre 2016 y 2019.

Según un nuevo informe de los auditores de la UE, aunque, en general, Eurostat identificó y abordó de manera eficaz las cuestiones de alto riesgo para la elaboración de datos de la RNB, aunque no efectuó los requeridos para los países incluidos en la categoría de mayor riesgo, y no siempre llevó a cabo esos controles con suficiente antelación.

Por ejemplo, el informe señala que Eurostat, organismo encargado de comprobar la calidad de los datos de la RNB de los países de la UE, no reaccionó con prontitud al hecho de que las multinacionales reubicaran sus actividades con fines fiscales.

Las contribuciones de los Estados miembro basadas en la RNB constituyen la mayor fuente de ingresos del presupuesto de la UE, ascendiendo a 116.000 millones de euros en 2021, lo que supone alrededor de dos tercios del presupuesto.

Los auditores han confirmado que Eurostat había completado los controles según lo previsto y facilitado a los países información oportuna sobre los ajustes aunque muchas cuestiones (un 20 % más que después del ciclo anterior) permanecían abiertas en forma de "reservas", por lo que podría pedirse a los países afectados que paguen más en el futuro.

El nuevo uso de evaluaciones de riesgos y umbrales ayudó a Eurostat a identificar y mitigar los riesgos al permitirle determinar las cuestiones cuyo seguimiento era más importante, pero los auditores consideran que el Eurostat no aprovechó plenamente los resultados de este enfoque para priorizar sus verificaciones atendiendo a las cuestiones transversales y a los países de alto riesgo.

Eurostat asignó una categoría de alto, medio o bajo riesgo a todos los países de la UE, pero llevó a cabo sus controles en una fase temprana del ciclo, y antes de comprobar los de menor riesgo, únicamente respecto a tres de los siete países de alto riesgo. De hecho, al final del ciclo de verificación, en torno a una cuarta parte de las reservas específicas se referían a los cuatro países de alto riesgo a los que no se había dado prioridad de manera efectiva.

Por último, el informe de los auditores señala también que los pagos basados en la RNB de algunos países podrían ser incorrectos, ya que es posible que sus cuentas anteriores a 2018 no se hayan calculado con exactitud, aunque otros, como Irlanda, comunicaron datos fiables.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable