Ultima_hora

Cantabria traslada a Hacienda las alegaciones al modelo de financiación autonómica

Pide ponderar con más intensidad variables como la orografía y priorizar a las regiones pequeñas a la hora de bonificar los costes fijos

SANTANDER, 31 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Cantabria ha enviado este lunes al Ministerio de Hacienda y Función Pública sus alegaciones a la propuesta del nuevo modelo de financiación autonómica, recogidas en un documento de carácter "estrictamente técnico" que señala diferentes fórmulas para que el criterio de población ajustada responda a las necesidades de la comunidad para prestar los servicios públicos.

Las reivindicaciones del Ejecutivo regional pasan, entre otras cuestiones, por ponderar de manera más intensa variables como la orografía y priorizar a las regiones pequeñas a la hora de bonificar los costes fijos.

Tras compartir las alegaciones con los agentes sociales, la Consejería de Economía y Hacienda ha trasladado hoy el documento definitivo con las alegaciones al modelo de financiación al Ministerio de Hacienda.

Se trata de un texto que ha sido elaborado por la Consejería y el grupo de I+D+i de Economía Pública de la Universidad de Cantabria (UC) y que recoge propuestas para enmendar un modelo que, en el peor de los escenarios, supondría que la región dejase de ingresar 472 millones de euros, y en el mejor, que dejase de ingresar 203.

De esta forma, el informe enviado recoge una serie de alegaciones con el objetivo de que el nuevo modelo de financiación autonómica no perjudique la sostenibilidad económica de la región. Para ello, se tienen en cuenta las singularidades geográficas y poblacionales de la región (orografía y dispersión), lo que repercute, entre otras cuestiones, en aspectos como la inversión en carreteras o el gasto en la prestación de servicios.

En concreto, el Gobierno regional apuesta por mantener la cláusula del 'statu quo' con el objetivo de poder sufragar los costes que no recoge el indicador de población ajustada. El departamento de Economía enfatiza que esta premisa se ha mantenido sistemáticamente en todas las reformas que se han hecho hasta la fecha en el modelo de financiación autonómico, y que ha hecho posible suministrar a las autonomías los recursos suficientes para atender con eficacia el paulatino incremento de las transferencias competenciales.

Otra de las reivindicaciones es que, en la ponderación de los costes fijos de los servicios, se tenga en cuenta a las regiones más pequeñas, ya que mantener las prestaciones en las autonomías de menor tamaño supone unos costes medios superiores. Precisamente, un estudio reciente del Instituto Cántabro de Estadística (ICANE) revela que Cantabria tiene el mayor coste sanitario fijo per cápita de todas las regiones, un indicador que es un 25 por ciento mayor respecto a la media nacional.

De igual modo, se va a pedir que la variable de la orográfica adquiera relevancia en detrimento de otras como la superficie. Un factor que incide en la dispersión de la población y que supone, por ejemplo, que en algunos núcleos poblacionales se necesiten más líneas de transporte escolar, lo que se traduce en un incremento de los costes económicos.

En este sentido, el texto pone como ejemplo que la inversión absoluta que se hace en transporte escolar es superior a la de comunidades como Madrid (18,9 millones frente a 17,1) para dar servicio a un volumen de alumnado que es 13 veces inferior al madrileño.

 

Por otro lado, dentro de las variables no poblacionales, Cantabria hará fuerza para que se redefina la metodología para ponderar la dispersión geográfica ya que, con el sistema actual, que cuantifica el número de entidades singulares del Padrón, "se valora de forma muy diferente a regiones con condiciones similares".

Así, a pesar de tener una dispersión parecida, la variable actual indica que Galicia es siete veces más dispersa que Cantabria. Para corregir esa disfunción, se plantearán otros indicadores de dispersión como los núcleos de población o número de celdas de 1 Km2 con población.

ESCENARIOS POSIBLES

El informe de la Consejería de Economía y la UC analiza los escenarios posibles en función de las diferentes variables propuestas por el modelo. En el menos optimista, la región dejaría de ingresar 472 millones de euros con una caída de 33 puntos porcentuales sobre el Sistema de Financiación. Este impacto pondría en tela de juicio la viabilidad financiera de la Autonomía. Esta cifra es similar a la cantidad dedicada anualmente a financiar el Hospital Marqués de Valdecilla.

En el planteamiento más optimista, Cantabria se perdería ocho puntos porcentuales dentro del Sistema de Financiación, con lo cual se dejarían de ingresar 203 millones de euros.

El documento ha analizado pormenorizadamente todas las variables que plantea el Ministerio para redefinir un modelo vigente desde 2009, ha informado el Ejecutivo cántabro.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?