Ultima_hora

CCOO y UGT exigen responsabilidad empresarial ante las muertes laborales por ola de calor

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

CCOO y UGT se han concentrado este jueves frente al Ayuntamiento de Madrid, bajo el lema "Accidente laboral, responsabilidad empresarial. ¡No más muertes en el trabajo!" para exigir cambios en la legislación de riesgos laborales y la aplicación de medidas preventivas ante las muertes laborales ocurridas en los últimos días a causa de la ola de calor.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha pedido "una revisión de la ley de riesgos laborales", ya que esta no contempla riesgos asociados a las temperaturas extremas y deja la toma de medidas a la negociación colectiva.

"Hay muy pocos sectores que tengan regulado el trabajo en condiciones de ola de calor de manera genérica para el conjunto de las actividades y el país. Este es un tema que tenemos que regular", ha dicho Álvarez a los medios.

En su opinión, la normativa vigente está "obsoleta" y requiere una actualización para ponerla al día.

Desde CCOO, su secretario general, Unai Sordo, ha lamentado estas muertes "dramáticas" que eran "perfectamente evitables, con medidas de prevención de riesgos laborales muy simples y muy básicas".

Sordo ha insistido en que las empresas tienen que cumplir con la legislación de prevención de riesgos laborales, algo que atañe también a las administraciones públicas que contraten o subcontraten a otras empresas, como ha recordado.

El secretario general de CCOO se ha referido a la muerte de un operario de limpieza, trabajador de Urbaser, empresa subcontratada por el Ayuntamiento de Madrid, y ha advertido al consistorio municipal de que, según el artículo 24.3 de la Ley prevención de Riesgos Laborales, su papel es velar por que las empresas subcontratistas cumplan con la normativa.

"La limpieza viaria, según la ley básica de la Administración Local, es una actividad propia de un ayuntamiento y, por tanto, el Ayuntamiento o cualquier empresa principal tiene que velar por que se cumpla la Ley de Prevención Riesgos Laborales", ha comentado Sordo en declaraciones a los medios.

 

Sordo ha recalcado que ante una ola de calor, con temperaturas por encima de los 40 grados, "no se puede trabajar", sobre todo en espacios abiertos, como la calle, donde también es necesario "adecuar los horarios, turnos y materiales para poder hacer frente a este calor insoportable".

El secretario general de CCOO está a la espera de "ver qué dice la Inspección de Trabajo", aunque ha recordado que ni las empresas ni las administraciones públicas "se pueden inhibir de sus responsabilidades".

"Ya basta de echar balones fuera. Asuman su responsabilidad, hagan cumplir las normas. No queremos ni una muerte más", ha concluido Sordo.

FALLECIDOS POR OLA DE CALOR

El trabajador de la limpieza, de 60 años, sufrió un golpe de calor el viernes mientras trabajaba en labores de limpieza en la avenida de San Diego de Puente de Vallecas.

Los hechos ocurrieron pasadas las 17.30 horas, cuando Emergencias Madrid recibía una llamada de un testigo de la caída avisando de un hombre que se había desplomado y que se encontraba inconsciente en la calle.

Rápidamente, una dotación de Samur Protección-Civil acudió a las inmediaciones y encontró a un hombre inconsciente con una temperatura corporal de 41,6 grados. Ante esta situación, el equipo sanitario le aplicó hielo frío en las axilas, ingles y en la nuca, además de darle suero salino frío.

Al ver que estas medidas eran insuficientes para que la víctima recobrase el sentido, Samur intubó al hombre, quien fue trasladado al Hospital Gregorio Marañón en estado grave, donde falleció horas más tarde.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, aseguró que su cartera actuará con "contundencia y todo el peso de la ley" cuando se conozcan las conclusiones de la investigación de la Inspección de Trabajo.

Díaz también informó de que su cartera había enviado una misiva a la empresa del trabajador fallecido dentro del Plan de Choque de la Inspección de Trabajo para hacer frente a la ola de calor.

Durante el pasado fin de semana, también murió un hombre de 50 años de una parada cardiaca provocada en principio por un golpe de calor mientras trabajaba una nave de Móstoles. Hasta el lugar acudieron sanitarios del Samur-Protección Civil, que comprobaron que tenía 42,9 grados de temperatura corporal. Entonces, le estabilizaron, le pusieron frío y le trasladaron en estado crítico al Hospital Universitario de Móstoles, donde falleció.

Además de estas dos muertes en la Comunidad de Madrid, también han fallecido un bombero y un pastor en los incendios de Zamora.

Biden advierte de que Putin "no bromea" sobre una guerra nuclear

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?