Ultima_hora

COMUNICADO: El nuevo consorcio 'Precision Toxicology' marca como objetivo proteger la salud humana de los efectos dañinos de los pro

BRUSELAS, 9 de marzo de 2021 /PRNewswire/ -- Una ayuda de 19,3 millones de euros de la Comisión Europea ha puesto en marcha un importante proyecto de investigación para impulsar las normativas y las políticas sobre la seguridad química sin el uso de pruebas con animales.

Coordinado por la Universidad de Birmingham y en el que participan 15 organizaciones europeas y estadounidenses, PrecisionTox tiene como objetivo proteger la salud humana de los efectos tóxicos de los productos químicos que se encuentran en los hogares, los alimentos y el medio ambiente de las personas.

El consorcio utilizará la genética, la genómica, la metabolómica y el estudio de la evolución para investigar la toxicidad de cientos de sustancias químicas y explorar cómo interrumpen los procesos biológicos fundamentales para la salud. Conjuntamente con la ley, estos enfoques abrirán un nuevo campo de toxicología de precisión que transformará la manera de gestionar la seguridad química de la misma manera que la medicina de precisión informa a la sanidad. En particular, se espera que la toxicología de precisión sea fundamental para dar forma a la política y la regulación de este campo.

El vídeo del día

El Ibex 35 abre con una subida del 0,1% y defiende los 8.500 puntos

La investigación se llevará a cabo sin la necesidad de hacer pruebas con animales mamíferos, usando organismos no sensibles como moscas de la fruta, pulgas de agua, gusanos redondos y los embriones de pez cebra o de ranas.

El pequeño tamaño y el rápido desarrollo de estos organismos permiten que las pruebas químicas se realicen rápidamente. Y debido a que los genomas de todos estos organismos se decodifican junto con los genomas humanos, se espera que muchas de estas mediciones revelen las vías genéticas y metabólicas compartidas con los humanos. Una vez que se entiendan, será posible medir los efectos de las sustancias químicas en organismos no sensibles y utilizar esa información para predecir los efectos probables en los seres humanos.

John Colbourne, de la Universidad de Birmingham, dirige PrecisionTox. Él afirma: "Debido a que los humanos comparten muchos genes con estos organismos por evolución, podemos usarlos para mapear las vías genéticas y metabólicas que también son importantes para la salud humana. Esta biología compartida nos ayudará a comprender cómo estas conexiones e interacciones genéticas pueden verse afectadas por sustancias químicas en el medio ambiente, y eso nos ayudará a proteger mejor la salud de todos los animales, incluidos los humanos."

Mediante el uso de organismos no sensibles, PrecisionTox participa en un esfuerzo global para reemplazar los experimentos con animales actuales con pruebas de más confianza para evaluar los riesgos para la salud de los productos químicos en todo el mundo.

Los métodos desarrollados por el consorcio permitirán clasificar los productos químicos dañinos como los carcinógenos, los disruptores endocrinos, las neurotoxinas y otros agentes causantes de enfermedades utilizando medidas fiables de toxicidad molecular. Esto ofrecerá una alternativa más rápida y económica en comparación con las pruebas con animales, y ayudará a la industria a diseñar productos químicos más seguros, también proporcionando biomarcadores de toxicidad para detectar y controlando los productos químicos dañinos que ya se encuentran en el medio ambiente.

Richard Fuller, quien fundó Pure Earth y fue coautor del informe de la Comisión Lancet de 2017 sobre la salud y la contaminación, da la bienvenida al proyecto. Él afirma: "La contaminación representa una de cada nueve muertes en todo el mundo, pero hasta ahora ha habido muy pocas iniciativas importantes para tomar las huellas dactilares de los químicos ofensivos".

Notas para el editor:

-- PrecisionTox es un proyecto financiado por el programa H2020 de la Comisión Europea hasta 2026 bajo el Acuerdo de Subvención No. 965406. Su misión es acelerar los descubrimientos y la implementación de nuevas metodologías para las pruebas de seguridad química que son útiles para proteger la salud de las poblaciones y el medio ambiente por el consorcio "

'Precision Toxicology'

-- El consorcio entregará un 'Data Commons' y una caja de herramientas relacionada para asegurar que todos los datos sean Localizables, Accesibles, Interoperables y Reutilizables (de acuerdo con los principios FAIR por sus siglas en inglés), para facilitar la integración, diseminación y reutilización de datos en el contexto regulatorio.

-- Las instituciones participantes incluyen: University of Birmingham (Lead), University of Heidelberg, Indiana University, Karlsruher Institut für Technologie, el Centro de Regulación Genómica (CRG), WatchFrog SA, Clemson University, University of Oxford, Helmholtz Zentrum für Umweltforschung GmbH, Altertox SPRL, Cell Networks GmbH, Michabo Health Science Ltd, Acondicionamiento Tarrasense Associacion, Misvik Biology Oy, Letonia MGI Tech SIA.

-- La Universidad de Birmingham está clasificada entre las 100 mejores instituciones del mundo. Su labor atrae a personas de todo el mundo a Birmingham, incluidos investigadores, profesores y más de 6.500 estudiantes internacionales de más de 150 países.

-- Más información está disponible en el Centro de Toxicología de Precisión.

CONTACTO: CONTACTO: Jeanne Laperrouze, +32 488 95 45 78, +33 6 09 05 5935, jeanne@altertox.be

Sitio Web: http://altertox.be/

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?