Ultima_hora

El Congreso rechaza que el diputado que dejó Ciudadanos done su subvención y le recuerda que es una ayuda finalista

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El Congreso ha rechazado autorizar la petición del diputado que abandonó Ciudadanos y se pasó al Grupo Mixto, Pablo Cambronero, de donar la subvención mensual que otorga la Cámara por cada parlamentario, y le ha recordado que ese dinero, que ronda los 1.700 euros, es una ayuda finalista para su actividad parlamentaria, como puede ser la contratación de asistentes.

Tras abandonar Ciudadanos, Cambronero pasó al Grupo Mixto del Congreso y ha seguido percibiendo mensualmente un sueldo de 3.050,62 euros más otros 1.959,62 euros que reciben todos los parlamentarios de fuera de Madrid en concepto de indemnización para gastos de la actividad parlamentaria.

Pero también se le ingresó la subvención de algo más de 1.700 euros brutos mensuales, que era la que el Congreso abonaba a Ciudadanos por cada uno de sus escaños y que con su marcha perdió el partido 'naranja'. Se trata de un dinero que, como la subvención fija mensual de 30.000 euros que recibe cada grupo parlamentario, se suele destinar a contratar personal de apoyo a sus señorías.

Cambronero ya renunció a la parte de la subvención fija que le correspondería en el Grupo Mixto para no mermar los recursos de los partidos que componen la agrupación parlamentaria, pero también pidió a la Mesa que le autorice formalmente a ceder esos 1.700 euros a entidades sin fines de lucro, entre las que citó a la Asociación contra el Cáncer y la Federación de Enfermedades Raras.

Sin embargo, la Mesa del Congreso que preside Meritxell Batet ya le ha comunicado que no puede atender tal petición porque esa subvención "tiene carácter esencialmente finalista y es asignada en su totalidad para el desarrollo" de la actividad parlamentaria, "de manera que constituye un concepto no disponible ni por los grupos parlamentarios ni por sus miembros individualmente considerados".

Según el escrito recogido por Europa Press, "las donaciones se definen como actos personales de liberalidad de disposición de lo propio", y en ese sentido "no precisan autorización", pero eso seria aplicable a las retribuciones que recibe el diputado, pero no a la subvención que tiene un cometido determinado.

BATALLA PARA TENER VOZ EN EL CONGRESO

Con su renuncia a las subvenciones, Cambronero quería dejar claro que la batalla que ha emprendido en el Grupo Mixto para poder tener voz en la Cámara no tiene motivos económicos.

 

El exportavoz de Interior de Cs ocupa escaño en la parte alta del hemiciclo del Congreso, con los demás integrantes del Grupo Mixto, pero no le ceden tiempo para intervenir en el Pleno del Congreso ni en las comisiones, con lo que sólo puede presentar preguntas escritas al Gobierno. Además, se queja de no tener despacho ni ordenador de sobremesa para poder acceder al registro telemático del Congreso.

Pero, a diferencia de los otros exdiputados del PP y del PSOE que en legislaturas anteriores pasaron en silencio al Grupo Mixto, Cambronero ha emprendido una batalla para defender sus derechos dejando claro que no piensa abandonar el escaño ni adscribirse a otro grupo parlamentario, aunque desde el PP o Vox ya le ofrecieron ayuda.

Putin promulga los tratados de adhesión a Rusia de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable