Ultima_hora

Desirée tenía lesiones en boca y cuello por "presión sostenida" y heridas de los dientes en el interior de los labios

Lugo. Comienza en la Audiencia Provincial de Lugo el juicio por el asesinato de la niña Desiree Leal, presuntamente asesinada por su madre, Ana Sandamil, el 3 de mayo de 2019. En la imagen, Ana Sandamil junto a su abogado durante el juicio en la mañana del lunes 7 de febrero
photo_camera Lugo. Comienza en la Audiencia Provincial de Lugo el juicio por el asesinato de la niña Desiree Leal, presuntamente asesinada por su madre, Ana Sandamil, el 3 de mayo de 2019. En la imagen, Ana Sandamil junto a su abogado durante el juicio en la mañana del lunes 7 de febrero

LUGO, 11 (EUROPA PRESS)

El cuerpo de la niña Desirée Leal, asesinada en mayo de 2019 en Muimenta, presentaba lesiones "evidentes" en la boca y en el cuello causadas por "presión sostenida" sobre estas partes, así como heridas en la parte interior de los labios que coincidían con la posición de los dientes.

Así lo han explicado este viernes ante el jurado y el tribunal que juzgan este crimen los forenses que participaron en la autopsia del cuerpo, y que han dicho que la "única causa posible" de la muerte fue la "oclusión de las vías respiratorias" y el "estrangulamiento", según los signos que apreciaron en el cuerpo.

Entre ellos, detectaron lesiones musculares que se producen por una "presión sostenida" sobre los tejidos, tanto en el cuello de la menor como en toda la superficie de la boca. A mayores, en el interior de los labios se encontraron heridas "que coinciden por presión contra las partes más prominentes de la dentadura".

En el caso del cuello, además de las lesiones musculares, se apreció durante la autopsia una "lesión hemorrágica" como resultado de "presionar la faringe contra la columna vertebral". Todas las lesiones fueron realizadas cuando la niña todavía estaba viva, han añadido.

Los expertos, en base a sus datos, han calculado que Desirée falleció en algún momento entre las 4,40 y las 8,05 horas de esa mañana.

 

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?