Ultima_hora

Elsa Anka desvela cómo está llevando su hija Lidia el embarazo

MADRID, 21 (CHANCE)

Elsa Anka asegura que no se celebrará su boda con Víctor Prat-Heimerl hasta que no se bautice a su nieta: "nosotros vamos a ir por orden. Lo primero va a ser el bautizo y después, lo nuestro ya vendrá. Nosotros con el compromiso vamos tirando. Ahora primero la niña, el bautizo y poco a poco".

Asume su responsabilidad como abuela, sin importarle que le llamen yaya o le haga parecer mayor: "Yo estoy encantada, te conviertes en abuela, no pasa nada. Que te llame abuela o yaya, o nona". La modelo recuerda que, desde pequeños, tanto Lidia como Miguel le confesaron su intención de llamar a sus hijas Elsa: "a mí me hacía mucha ilusión pero más o menos pensaba: ¿Cumplirán aquello que decían? y, efectivamente, lo van a cumplir". Aunque llegó a dudar si se iba a cumplir por parte de Jaime Astrain: "en cuanto al yerno, yo pensaba: ¿Estará de acuerdo? es el primero que está encantado con el nombre".

Como no podía ser de otra manera, su hija Lidia se encuentra bien en la recta final del embarazo, con algunas náuseas pero no le impiden seguir trabajando: "Lidia está bien, está pasando lo que algunas embarazadas, que suelen ser las típicas molestias, las náuseas. Salvo eso, está perfecta y a tope trabajando".

Elsa Anka ha querido hablarnos del malentendido con Juan Antonio Ruiz, 'Espartaco' y Macarena Bazán. Nos ha explicado que fue Juan Peña quien le dio la voz de alarma y le pidió que subiera una fotografía a redes para cesar el rumor de que estaba con el torero: "Juan Peña en mitad de la boda vino corriendo y dijo: Elsa, sube algo de la boda, que se está difundiendo que has venido de la mano de Espartaco, en algunos casos, o que eres Macarena".

Asegura que fue el tema principal de conversación en la boda: "Nos lo tomamos muy a risa, ya lo expliqué" y añade "entonces bueno, aquello dio en la boda, para muchas risas". Y es que no hay nada como tener ese sentido del humor y no dejarse llevar por las opiniones ni los comentarios de la gente.

 

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?