Ultima_hora

Ermua.- Blanco pide una memoria democrática "con buenos y malos": "La verdad debería ser prioridad de un Gobierno"

Advierte de que "no hay motivo que justifique cualquier trato de favor" a quienes "aplaudían el calvario" al se sometió a Miguel Ángel Blanco

ERMUA (VIZCAYA), 10 (EUROPA PRESS)

Marimar Blanco, hermana del concejal del PP de Ermua asesinado por ETA hace 25 años Miguel Ángel Blanco, ha reclamado que la memoria democrática reconozca la historia del terrorismo "con buenos y malos, víctimas y verdugos". "La justicia y la verdad debiera ser prioridad de cualquier Gobierno. Lo contrario ni es justo ni decente", ha insistido.

Además, ha advertido de que "no hay motivo que justifique cualquier trato de favor" a quienes "aplaudían el calvario" al se sometió a Miguel Ángel Blanco.

Ermua acoge este domingo un acto de recuerdo al concejal del PP de esa localidad vizcaína Miguel Ángel Blanco con motivo del 25 aniversario de su secuestro y asesinato a manos de ETA.

El homenaje, presidido por el rey Felipe VI, cuenta con la presencia, entre otros, del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, así como del lehendakari, Iñigo Urkullu, y la hermana del edil y presidenta de la Fundación Miguel Ángel Blanco, Marimar Blanco. Organizado por el Ayuntamiento de la localidad, la cita se celebra 25 años después de que el edil popular, de 29 años de edad, fuera secuestrado por parte de ETA.

Marimar Blanco, que ha intervenido en el acto de homenaje tras el alcalde de Ermua, Juan Carlos Abascal, ha agradecido al Rey Felipe VI su presencia en el homenaje a su hermano y a Sotero Mazo -asesinado en 1980-, así como el hecho de estar "siempre al lado de las víctimas, compartiendo nuestro dolor, defendiendo la verdad, memoria, dignidad y justicia". "Saber que contamos con su respaldo es para las víctimas algo esencial", ha añadido.

Tras recordar los hechos acontecidos hace 25 años, ha incidido en que "lo mejor y peor de su vida" está relacionado con Ermua y ha agradecido la solidaridad de los vecinos y "de millones de españoles que no nos dejaron solos en el ataque de unos asesinos que practicaron una ejecución a cámara lenta".

"Es la frustración ante la esperanza que mantuvimos de que los terroristas no serían capaces de llevar a cabo su amenaza ante la exigencia de millones de españoles que lucharon cívicamente para evitar el asesinato de un inocente. Hoy hace 25 años comenzaban las peores 48 horas de mi vida, la cuenta atrás un reloj que pondría fin a la vida de mi hermano, de Miguel Ángel, de un joven de tan solo 29 años lleno de vida, de sueños y proyectos", ha rememorado.

 

Blanco ha denunciado así que ETA asesinó a su hermano por el hecho de que no podían "soportar que defendiera con valentía el derecho a ejercer como vasco y español y defendiera la Constitución, el Estado de derecho y el Estatuto de Autonomía".

"Mi hermano, como el resto de las víctimas del terrorismo, no quiso jamás convertirse en un referente en la lucha contra el terrorismo; simplemente quería vivir, ser libre, dedicarse a su trabajo, a su música y a contribuir con su compromiso político a ampliar la democracia de todos; por este motivo ETA acabó con la vida de un inocente, de 853 inocentes", ha denunciado.

SIN "TRATO DE FAVOR"

En este contexto, ha defendido que aquellos días son parte ya de la memoria colectiva y "nadie debería olvidarlo porque sencillamente no hay motivo que justifique cualquier trato de favor aquello a quienes aquellos días aplaudían el calvario al que estaba sometido no solo mi hermano, no solo mi familia sino la inmensa mayoría de los españoles".

"Aquellas multitudinarias manifestaciones encendieron la llama de la indignación y, también, de la desesperación de una sociedad cansada de tanta sangre derramada, de tantos inocentes, de una llama que dio paso a continuación a la libertad representada en esas manos blancas que todos los demócratas levantamos en contra del chantaje de los terroristas a nuestro estado de derecho", ha insistido.

Blanco, que ha valorado que el denominado 'espíritu de Ermua' supuso la política antiterrorista más exitosa y fue así "el principio del fin de ETA", ha incidido en que fue "elemento nuclear de la derrota operativa de ETA", aunque ha advertido que no supuso "una victoria definitiva".

"Los fines que perseguían los crímenes siguen más vivos que nunca encarnados en quienes se designan los herederos de la banda, sin condenar sus crímenes y justificando sus motivaciones", ha reprobado.

Del mismo modo, ha recordado que las víctimas nunca recuperarán lo perdido, y las "vidas que se arrebataron nunca volverán". "Por este motivo no podemos permitir que tanto dolor se olvide, se borre a los culpables o que el sacrificio de tantos y tantos inocentes no sirva para nada", ha sostenido.

Asimismo, ha subrayado que las víctimas no quieren ser un estereotipo de sufrimiento, sino en todo caso de "resistencia cívica ante el terrorismo". "Queremos que se haga justicia con arreglo a las leyes que violaron los terroristas. Que se respete la verdad de lo ocurrido sin perversiones ni intoxicaciones. Dejando claro que no hubo un conflicto, y que unos mataban de forma cobarde y miserable y otros morían", ha añadido.

De este modo, ha exigido que la memoria democrática reconozca la historia del terrorismo "con buenos y con malos, víctimas y verdugos". "La justicia y la verdad debiera ser siempre la prioridad de cualquier gobierno. Lo contrario ni es justo ni es decente. Pedimos que no se silencie nuestra voz, porque nuestra voz importa. No enfrenta ni divide. Queremos defender la memoria, dignidad y justicia de nuestros familiares", ha insistido.

"Jamás debemos de olvidar que nuestra democracia se asienta en el sacrifico de miles de hombres y mujeres que ante el ataque del terrorismo y ETA sacrificaron su vida y bienestar. Debemos honrar su memoria cada día no con simples palabras, sino con grandes hechos. Que 25 años después nadie olvide lo que vivimos aquí, lo que perdimos pero también lo conseguido. La unidad frente al terror, frente a quienes no condenaron el asesinato de mi hermano y continúan sin hacerlo. Pido no olvidarlo si queremos honrar la memoria de las víctimas", ha finalizado.

El Govern pende de un hilo tras cesar Pere Aragonès a su vicepresidente Jordi Puigneró

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?