Ultima_hora

Ertzaintza investiga para identificar a la segunda persona de ETA que participó en el asesinato de dos ertzainas en 2001

SAN SEBASTIÁN, 20 (EUROPA PRESS)

El vicelehendakari primero y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, ha explicado que la Ertzaintza continúa con la investigación para "ver si es posible una identificación de autoría" que sirva, "con el mismo fundamento que en el caso de Mikel Carrera", para hacer "una imputación clara" a una segunda persona por el atentado perpetrado el 23 de noviembre de 2001 en Beasain (Guipúzcoa), en el que ETA asesinó a los ertzainas Francisco Javier Mijangos y Ana Isabel Arostegi.

La Ertzaintza atribuye al exjefe de ETA Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, alias 'Ata', la autoría de este atentado, aunque se maneja la hipótesis de que en el mismo pudieron participar más personas y, por ello, la investigación continúa abierta.

Erkoreka, en declaraciones a los periodistas en San Sebastián, donde ha inaugurado el curso de verano de la UPV/EHU 'La gestión judicial y policial de la escena del crimen', ha detallado que el contraste de la información genética, "inicialmente anónima", que existía en la cobertura de un caramelo que se descubrió en el vehículo usado por los autores del crimen, ha permitido atribuir la autoría del delito a una persona que, efectivamente, tiene unos rasgos genéticos que coinciden", en referencia a Carrera.

Así, ha puntualizado que "esto ha sido solo posible hasta el momento presente en relación con una de las personas". "Hay datos, hay testimonios que ponen de manifiesto que en ese atentado intervinieron dos personas", ha apuntado el consejero vasco de Seguridad, quien ha señalado que respecto a esta segunda persona "no existe evidencia científica en el mismo nivel y en la misma medida como la que existe en relación con Mikel Carrera".

En ese sentido, ha afirmado que "la investigación continúa y se sigue activando los mecanismos que la policía científica tiene a su disposición para ver si es posible una identificación de autoría que sirva, con el mismo fundamento que en el caso de Mikel Carrera, para hacer una imputación clara de cara al enjuiciamiento posterior de estas personas".

VEHÍCULO

Erkoreka ha destacado que, en el caso del atentado de Mijangos y Arostegi, "la gestión del escenario del crimen se produjo desde el primer momento y con medidas que pueden ser útiles para calibrar lo que significa esto en cada momento", y ha resaltado que fue "clave poder preservar el vehículo en el que los autores del atentado quisieron huir" del lugar. "No era estrictamente el escenario del crimen pero sí estaba estrechamente relacionado con él", ha añadido.

El titular vasco de Seguridad ha asegurado que cuando los autores del atentado abandonaron el vehículo "lo hicieron instalando en él un artefacto explosivo, con un temporizador, que estaba programado para que reventase el coche y no quedara ninguna prueba, ninguna evidencia y la investigación posterior fuera imposible".

 

De este modo, ha calificado de "imprescindible" el hecho de que la unidad de desactivación de explosivos de la Ertzaintza "se aproximara, neutralizara ese artefacto y consiguiera que no reventase y, lógicamente, a partir de ahí empezar a aprovechar todas las evidencias y materiales, todas las pruebas que estaban recogidas en el coche".

Erkoreka ha insistido en que "la cobertura de un caramelo que se recogió y se identificó allí" ha sido determinante en la investigación, ya que "en aquel momento todavía no había herramientas científicas suficientes como para trazar su perfil genético".

"Ahora el desarrollo científico sí que lo permite y ha sido posible el contraste con todas las bases de datos a las que periódicamente recurre la Ertzaintza para contrastar esas evidencias y hacer posible la identificación", ha concluido.

El PIB sube un 0,2% en el primer trimestre, una décima menos de lo esperado

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes