Ultima_hora

España condona 10 millones de la deuda de Guinea Bissau para apoyar su desarrollo y estabilidad

La 'número dos' de Exteriores anuncia la próxima llegada de guardias civiles que formarán a las fuerzas del país

BISSAU, 25 (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Leyre Guijo)

El Gobierno va a condonar 10 millones de dólares de la deuda de Guinea Bissau, el 40 por ciento de los cuales se canalizarán a través del Programa Mundial de Alimentos (PMA), que los destinará a comedores escolares en este país, uno de los más pobres de África y del mundo y con un largo historial de inestabilidad.

La secretaria de Estado de Asuntos Exteriores, Cristina Gallach, ha sido la encargada de firmar el programa de condonación de deuda, cuya negociación arrancó en 2018, con el ministro de Finanzas del país africano, Joao Fadia Aladje, durante la visita que está realizando a Bissau.

En virtud del acuerdo, según ha explicado Gallach, el Gobierno de Guinea Bissau "se compromete a ceder parte del dinero que debía a España al PMA". La firma de este acuerdo, ha incidido, demuestra "nuestra confianza y que queremos una relación profunda en todos los ámbitos".

La ministra de Exteriores de Guinea Bissau, Suzi Barbosa, ha agradecido tanto el acuerdo como la visita de la 'número dos' de Exteriores, que se produce coincidiendo con el Día de África, asegurando que España es un "socio muy importante" para su país.

Este acuerdo "tendrá un impacto muy grande en nuestra economía, teniendo en cuenta la situación debido a la pandemia", ha reconocido, haciendo especial hincapié en el "impacto social" que tendrá el hecho de que buena parte del dinero condonado se canalice a través del PMA, principalmente en el interior "donde muchos niños van al colegio porque tienen acceso a los comedores escolares".

Tanto Gallach como Barbosa han expresado la voluntad de los dos países de seguir profundizando en la relación bilateral, que "podemos mejorar", ha sostenido la ministra guineana. Así, ha citado ámbitos como la pesca, la industria de transformación o las energías renovables.

Con Guinea Bissau, ha señalado Gallach, hay "una colaboración muy profunda" pero que tiene "muchas posibilidades de ampliarse" sobre todo en sectores como la pesca, el turismo y la energía. Igualmente, ha también hay margen para ampliar la relación cultural y educativa.

En otro orden de cosas, Barbosa ha subrayado que Guinea Bissau puede servir de "punto de entrada de España" en la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDAO), "un mercado que representa a 380 millones de habitantes", mientras que su país espera que España les sirva de puerta de entrada a la UE.

COLABORACIÓN EN MATERIA DE SEGURIDAD

Otro de los ámbitos en el que ambos países quieren reforzar la relación es en el de la seguridad y la protección de las fronteras, con vistas principalmente a frenar los flujos migratorios. Aunque en lo que va de año solo 74 nacionales de Guinea Bissau han llegado a España, el 20 por ciento de la población del país --de unos 2 millones de habitantes-- reside en el extranjero, entre ellos 10.000 en suelo español.

Por su situación en el golfo de Guinea, Guinea Bissau ocupa "una posición estratégica", ha subrayado Barbosa. En este sentido, Gallach ha adelantado que en los próximos meses está prevista la llegada de un equipo de cinco guardias civiles que llevará a cabo tareas de formación de las fuerzas guineanas tanto en materia de vigilancia terrestre como marítima, así como de material y equipos para llevar a cabo esta misión.

El objetivo será que el control de fronteras "se haga de manera más eficaz y se contribuya a una estabiliazaicón del país y la región", en un momento en que en el golfo de Guinea la piratería está en aumento y teniendo en cuenta que Guinea Bissau es considerado como la principal puerta de entrada en África de las drogas procedentes de América Latina y cuyo destino final es Europa.

Gallach que tiene previstos encuentros tanto con el presidente del país, Umaro Sissoco Embalo, como con el primer ministro, Nuno Nabiam, ha resaltado igualmente el "proceso de estabilización" que se ha abierto desde la llegada al cargo del primero, tras las elecciones de diciembre de 2019.

Guinea Bissau es un país particularmente inestable. Desde su independencia en 1974 ha vivido nueve golpes de Estado, el último de ellos en 2012. El anterior presidente, José Mario Vaz, fue el primero en terminar su mandato de cinco años, pero tuvo durante el mismo nueve primeros ministros.

El vídeo del día

El PIB sube un 2,8% en el segundo trimestre
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?