Ultima_hora

El exdirector del CNI Dezcallar critica que el Gobierno no aclare "qué ventajas tiene" el giro sobre el Sáhara

Avisa de que "lo que está pasando en Ucrania es un aperitivo" de "un problema mucho más grande que puede ser el de Taiwán"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 (EUROPA PRESS)

El diplomático y exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Jorge Dezcallar, critica que "quedan todavía cosas por explicar por parte del Gobierno" acerca del cambio de postura sobre el Sáhara Occidental, que dice "no entender". "Es un cambio que nos coloca fuera de la legalidad internacional y que se separa de lo que han sido cuarenta y tantos años de política exterior española", avisa.

"Yo no lo entiendo, no nos han explicado con claridad por qué se ha hecho, seguimos esperando saber qué ventajas tiene eso para España, qué ventajas tiene para el proceso de paz o para la reconciliación o para la solución del problema del Sáhara", sostiene.

Así se ha pronunciado en declaraciones previas a participar este martes en Santiago de Compostela en un 'Diálogo sobre el futuro', en la sede de la Fundación Empresa-Universidade Galega (Feuga).

En lo tocante a los adjetivos empleados por el Gobierno para defender que el Sáhara pase a ser autonomía marroquí como la "más seria, realista y creíble", Dezcallar reconoce que el referéndum "no se va a realizar nunca", "hay que ser realista", pero un acuerdo entre las partes que defiende Naciones Unidas "es una solución seria y una solución creíble". Y es que para ser un acuerdo tiene que ser reconocido por la otra parte, "cosa que no sucede".

Si la autonomía "es la solución que defiende el Gobierno de España", observa, "lo que hay que hacer es trabajar con los saharauis para que vean sus ventajas", "y ese es un trabajo que está pendiente todavía".

Alerta de que este giro en la diplomacia coloca a España "en el centro de una pugna en el Magreb entre Argelia y Marruecos". "Marruecos está contento con lo que ha pasado, pero Argelia está muy enfadado, estamos pagando un poco la consecuencia de eso" a través de represalias que "van a continuar", si bien prevé que el comercio de gas no corra peligro al ser fuente de ingresos del país norteafricano.

A preguntas de si guarda relación el reciente intento de más de 2.000 subsaharianos de cruzar la valla de Melilla --en el que al menos 23 migrantes murieron-- con la postura de España, el diplomático ha afirmado: "No lo creo, es un fenómeno que viene de atrás, la presión migratoria sobre Ceuta y Melilla". Se debe a la situación de "los subharianos que están intentando cruzar el Sáhara para llegar al Mediterráneo".

 

Cuestionado sobre las palabras del titular del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, en las que defendía que fue "un asalto violento" y que fue "bien resuelto por parte" de los cuerpos de seguridad, Jorge Dezcallar se ha limitado a decir que "cada uno es responsable de lo que dice". "No puedo yo juzgar lo que dice el presidente del Gobierno, ni deseo hacerlo tampoco. Él sabrá lo que ha dicho y por qué lo ha dicho", ha zanjado.

"HAY QUE INVERTIR EN ÁFRICA"

Asimismo, ha reflexionado que África es "un continente lleno de problemas y de oportunidades", pero se prevé un incremento de su población hasta 2050 en 1.300 millones de personas, por lo que "uno de los problemas que va a haber es cómo dar techo, comida, trabajo a tanta gente".

"Yo creo que hay que prepararse para movimientos migratorios muy potentes en el futuro y la forma de controlarlo, vigilarlo, contribuir a que eso no se produzca es contribuir al desarrollo y a que la gente de África tenga las condiciones de vida mejores", opina. Y es que "nadie quiere emigrar, el que lo hace abandona parte de su corazón, abandona a su tierra, a su familia, es muy duro". "¿Cómo se puede evitar eso? Dando unas condiciones de vida dignas para que eso no se produzca", agrega.

De tal modo, defiende que "hay que invertir en África, el mundo desarrollado tiene que ayudar". Apunta que aquel que tenga 2.200 dólares "pertenece al 50% más rico de la humanidad", de modo que en un mundo "profundamente injusto" hay que "contribuir a cambiar eso". "¿Cómo lo hacemos? Dedicando dinero al desarrollo de las regiones más desfavorecidas, que además están siendo muy afectadas por el cambio climático", asevera.

UCRANIA, "APERITIVO" DE LO QUE PUEDE OCURRIR EN TAIWÁN

Posteriormente, en la charla conducida por el politólogo Xosé Luís Barreiro Rivas, el exdirector del CNI ha abordado diferentes cuestiones en relación con la geopolítica actual, en donde ha llamado a la UE a trabajar "unida" ante los retos que debe afrontar. "Lo que está pasando en Ucrania es una aperitivo de lo que nos quedan, un problema mucho más grande puede ser el de Taiwán", advierte en relación al conflicto que se puede producir entre Estados Unidos y China por esta isla.

Avisa de que las normas que "han regido desde la Segunda Guerra Mundial están en tela de juicio", pues "hoy sería imposible aprobar la Declaración de Derechos Humanos", ya que países como China no lo aceptarían.

Por ello, cree que la Unión Europea debería: "Tener autonomía y ser capaces de defendernos nosotros solos". Llama la atención sobre un escenario en el que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pierda las elecciones del 'mid term' --en las que se renueva toda la cámara baja del Congreso y un tercio del Senado-- por la subida del precio del combustible, de modo que tenga la "tentación de cortar" la exportación de petróleo a Europa. En cambio, Rusia "está ingresando más dinero que en enero por gas y petróleo" al incrementar sus ventas a países como la India. De este modo, la UE "no puede depender del humor del inquilino de la Casa Blanca".

"Estados Unidos puede tener objetivos distintos que nosotros en Ucrania", asegura. Mientras Europa espera que termine la guerra cuanto antes para atajar problemáticas como la inflación, indica que Estados Unidos puede ser favorable a que Rusia esté "empantanada" en Ucrania en vez de que pueda centrarse en su papel de aliada de China si estalla el conflicto en Taiwán.

En esta línea, Jorge Dezcallar resalta que Rusia "va a intentar dividir" a la Unión Europa de Estados Unidos, así como a los países europeos entre ellos.

Paralelamente, lamenta que España "está perdiendo peso internacional" respecto a los tiempos de Felipe González y José María Aznar. Reprueba que el país esté "ausente" a pesar de ser la cuarta economía de la Eurozona y ve "indignante" que tengan mayor influencia otros como Países Bajos.

A este acto han acudido, entre otros, el vicepresidente segundo de la Xunta, Diego Calvo; el rector de la Universidade da Coruña, Julio Abalde; y el director xeral de Feuga, Javier Pereiro.

El FBI registra la mansión de Donald Trump de Mar-a-Lago

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?