Ultima_hora

La flota cañera atunera amarrada en Senegal pide a Bruselas ayudas por causa extraordinaria o fuerza mayor

Los armadores advierten de que se encuentran en una "situación de quiebra inminente"

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

La flota cañera atunera integrada en la asociación Dakartuna hasolicitado al comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius, el pago de las ayudas correspondientes en caso de causa extraordinaria o fuerza mayor, al encontrarse en una situación prácticamente de quiebra inminente, según ha informado en un comunicado.

En concreto, la flota ha realizado esta petición tras seis mesessin poder desarrollar su actividad por la negativa de Senegal para emitir las licencias correspondientes y obligada, no obstante, a hacer frente a gastos corrientes.

A pesar de que los armadores de Dakartuna, integrada en la Confederación Española de Pesca (Cepesca), abonaron el pasado mes de noviembre el importe de las licencias correspondientes para faenarbajo el acuerdo de pesca existente entre la UE y el país africano, no ha sido hasta junio que Senegal ha procedido a su expedición, ya que la reunión de la Comisión Mixta de la UE y Senegal mantenida los pasados días 24 y 25 de marzo no logró desbloquear la situación.

Por el contrario, en esa reunión se exigió a Dakartuna el pago de una deuda por importe de 12.753 euros del buque pesquero Kermantxo, ajeno a la asociación que agrupa a los barcos Pilar Torre, Iribar Zulaika, Corona del Mar y Bearriz San Francisco.

El armador del buque Pilar Torre y presidente de Dakartuna, Miguel Ángel Solana, ha explicado cómo se encuentra la flota. "Hemos recibido las licencias, pero a consecuencia de la situación vivida durante todos estos meses nos encontramos en una situación de quiebra inminente, lo que imposibilita el pago del despido de 75 marineros senegaleses y otro centenar de personas que venían desarrollando diferentes trabajos y tampoco podemos afrontar los pagos para reactivar la actividad como gastos de consignatario o portuarios, compra de gasoil o agua", ha señalado.

"Tras cinco meses de paro forzoso, no podemos acceder a financiación para realizar nuestra actividad", ha recalcado.

De esta forma, los barcos de Dakartuna suman ya 22 meses sin poder faenar de forma regular debido al veto de Senegal a su entrada en la bahía de Han para proveerse de cebo vivo, situación a la que se sumóla decisión unilateral del país africano de no expedir nuevas licencias a barcos europeos.

 

En esta situación, Dakartuna ha pedido a la Comisión Europea el pago, con carácter urgente y retroactivo desde el mes de enero, de las ayudas establecidas en el protocolo del acuerdo de pesca entre la UE y Senegal en caso de causas extraordinarias o fuerza mayor.

El FBI registra la mansión de Donald Trump de Mar-a-Lago

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable