Ultima_hora

El Govern usará la inspección educativa para controlar que los profesores no cumplan el 25% en castellano del TSJC

El consejero advierte de que si hay "desajustes" tomarán medidas y dice sobre la sentencia que se cumplen las leyes del Govern

BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS)

El consejero de Educación de la Generalitat catalana, Josep González-Cambray, ha asegurado hoy que la inspección educativa hará un seguimiento y un acompañamiento del cumplimiento dentro de las aulas del las nuevas normativas que, dice, deben servir para que no se apliquen porcentajes en "ninguna aula" de Cataluña, es decir, para que no se aplique el 25 por ciento en castellano que ha determinado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Una decisión, que ha atribuido a "una denuncia individual".

González-Cambray ha pedido que los proyectos lingüísticos de los centros, que el departamento deberá validar en las próximas semanas para que se adapten al nuevo decreto que no aplica los porcentajes de lenguas, "sean reales dentro de las aulas".

Durante su intervención en el desayuno informativo de Nueva Economía Forum, González-Cambray ha asegurado que los docentes y profesionales de atención educativa y de ocio deben "hacerse responsables" de la aplicación de estos proyectos tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que fija un 25% de educación en las aulas catalanas.

"Un maestro no escoge la lengua en que imparte la clase, sino que lo hace en la lengua que dice el proyecto lingüístico. Ahora no está pasando y hace falta ponerle solución", ha manifestado, asegurando --textualmente-- que los papeles lo aguantan todo pero hay que ser capaces de que pase lo que está escrito.

Además, el consejero ha añadido que la inspección educativa hará un seguimiento y un acompañamiento del cumplimiento dentro de las aulas de lo aprobado, y ha puntualizado: "La fiscalización no me gusta, pero si una vez hacemos el seguimiento vemos desajustes en el cumplimiento, tomaremos las decisiones oportunas".

González-Cambray ha insistido en que las nuevas normativas deben servir para que no se apliquen porcentajes en "ninguna aula" de Cataluña, por mucho que tenga un 25 por ciento de castellano decretado tras una denuncia individual. Preguntado por si las instrucciones suponen una desobediencia a la sentencia del TSJC, ha sostenido que se da respuesta y se cumple la legalidad de las leyes del Govern.

ESCUELA INCLUSIVA

 

El consejero ha asegurado que la escuela inclusiva es uno de los principales retos del sistema educativo catalán, y que le sabe muy mal que "no esté en las reivindicaciones de los sindicatos".

Ha señalado que, pese a que se invierte más de lo que marca el decreto de inclusiva, los recursos no son suficientes, y ha pedido un acuerdo de país para lograr una "partida abierta" en los presupuestos y que los alumnos con necesidades especiales entren al sistema dotados de un acompañamiento económico.

CAMBIOS

Sobre las huelgas educativas de este mayo y junio, se ha mostrado convencido de que se llegará a un acuerdo con los sindicatos, celebrando por ejemplo que la gran mayoría de las 39.000 plazas de estabilización acordadas son para los centros educativos, y ha lamentado que la parte social haya dejado la "silla vacía" desde febrero en las mesas sectoriales.

"Cuando haces cualquier cambio, siempre habrá ruido y resistencias al cambio de algunos", ha reflexionado, bromeando que algunos de los carteles reivindicativos en su contra ya se usaban en las protestas contra la Llei d'Educació de Cataluña (LEC), pero cambiando la cara del conseller.

No obstante, ha apostado por --en sus palabras-- iniciar un camino para que "venga quien venga a gobernar no le quede otra opción que seguir con la transformación".

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?