Ultima_hora

La importancia que una buena hidratación tiene en el bienestar de los pacientes oncológicos

MADRID, 4 (CHANCE)

Hoy, en el Día Mundial contra el Cáncer, nos gustaría hablaros de los efectos secundarios que sufre la piel de las personas que luchan para superar la enfermedad sometida a distintos tratamientos, como la quimioterapia o la radioterapia.

Y es que, además de la habitual pérdida de cabello, 2 de cada 3 personas sufren efectos secundarios relacionados con la piel durante los tratamientos médicos. Los pacientes oncológicos suelen padecer una profunda deshidratación y sequedad extrema, además de manchas cutáneas, un intenso picor, enrojecimiento e incluso descamación de la piel.

Como señala la Asociación Española contra el Cáncer, en el paciente cualquier mejoría puede parecer trivial, pero en el aspecto estético no lo es, pues puede marcar la diferencia a la hora de sentirse animado, positivo ante la enfermedad o cómodo en tu propia piel.

Por ello es tan importante que las personas que están sometidas a algún tratamiento médico para luchar contra el cáncer usen productos hidratantes específicos e indicados para tratar las consecuencias cutáneas de la quimioterapia y la radioterapia, que mejorarán visiblemente el estado de su piel - calmándola y regenerándola además de hidratarla en profundidad - y disminuirán el riesgo de aparición de reacciones cutáneas.

"Eau Thermale Avène", dentro de su compromiso para ayudar a los pacientes oncológicos a miniminar los efectos que los tratamientos médicos tienen sobre su piel, ha puesto a su disposición un Folleto del Paciente, con consejos y recomendaciones sobre la hidratación y limpieza diaria de su piel.

Por otro lado, el Agua termal de Avène - que ha hecho famosa a la localidad francesa por las propiedades curativas del agua de su balneario - se convierte en un verdadero aliado de las pieles sensibles, como las de los pacientes oncológicos gracias a sus propiedades calmantes, suavizantes y antiirritantes, que además alivia la sensación de picazón que suele acompañar permanentemente a las personas sometidas a quimioterapia o radioterapia.

Además, tener la piel continuamente hidratada es vital en los pacientes oncológicos, por lo que os proponemos tres de las cremas hidratantes más recomendadas para minimizar los efectos y consecuencias de los tratamientos médicos contra el cáncer.

AVÈNE XERACALM. A.D CREMA RELIPIDIZANTE. Especialmente formulada para tratar la piel sensible que sufre de sequedad extrema, prurito, eczema atópico o descamación. Alivia la sensación de picor y reequilibra la flora cutánea gracias a su fórmula exclusiva a partir del Agua termal de Avène. Nutre y restaura la función de barrera de la piel y, además de sus propiedades calmante, anti-irritante y anti-inflamatoria, dota a la piel de una hidratación extra.

 

ISDIN UREADIN RX LOCIÓN HIDRATANTE PIEL IRRADIADA. Hidratación y cuidado especial de la piel irradiada. Aumenta un 50% la probabilidad de mantener la piel en buen estado durante la radioterapia y ayuda a mantener más sana la piel, favoreciendo la regeneración celular, previniendo la deshidratación y la descamación, además de disminuuir la sensación de picor y el enrojecimiento.

LA ROCHE POSAY TOLERIANE PARA PIELES ALÉRGICAS O ULTRASENSIBLES. Una crema específica ultracalmante para tratar la irritación, la sequedad, la tirantez y la sensación de incomodidad. Calma y repara la barrera cutánea y alivia el malestar de la piel día a día, restaurando el confort de manera duradera.

Ayuso presenta ‘Madrid turismo by Ifema’ para “ir a por el turista internacional”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?