Ultima_hora

Jaime Onieva pierde los papeles con la prensa en las inmediaciones de su casa

MADRID, 1 (CHANCE)

La familia de Íñigo Onieva no está pasando por su mejor momento. De la noche a la mañana las cámaras se han plantado en su casa para conseguir la imagen más buscada, la del empresario, que lleva sin dar la cara desde el viernes de la semana pasada cuando acudía a una boda con su todavía pareja, Tamara Falcó, y negaba la mayor en cuanto a la infidelidad que había cometido este verano.

Aunque a él no se le ha visto, sí que podíamos ver en el día de ayer -y durante toda la semana- a su hermano pequeño, Jaime, que empieza a estar cansado de la exposición público a la que les ha llevado el empresario. Anoche llegaba a su domicilio y pedía a los profesionales de la comunicación que se apartaran para que pudiera aparcar su vehículo, pero lo cierto es que lo hacía tensionado: "¿podéis quitar el trípode o lo tiro al suelo?".

El joven ha hecho caso omiso a los reporteros interesados en saber la situación actual del exnovio de Tamara Falcó, en paradero desconocido desde hace justo una semana. Lo único que Jaime ha querido dejar claro es lo que se refiere al bloqueo que ha hecho la Marquesa De Griñón en Instagram de quienes iban a convertirse en su familia política: "no soy muy fanático de las redes sociales", ha dicho poco antes de acceder a la vivienda a la que ha llegado acompañado de un grupo de amigos.

Nada se sabe sobre Íñigo Onieva, sin embargo su madre y sus hermanos son los únicos que están dando la cara ante los medios de comunicación. Carolina Molas se mostraba completamente rota hace unos días ante las cámaras por la situación que se ha creado desde que se filtrase unos vídeos de su hijo siendo infiel a Tamara este verano.

 

Marruecos 0-0 (3-0) España
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Busquets dió la charla y la cara Luis Enrique fue de puro bajón
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes