Ultima_hora

El juez procesa a 45 policías por las cargas del 1-O en Barcelona

Termina la investigación y archiva el caso para 20 agentes

BARCELONA, 25 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de Instrucción 7 de Barcelona ha procesado a 45 agentes de la Policía Nacional por las cargas del 1-O en la ciudad.

En un auto consultado este miércoles por Europa Press, el juez da por terminada la investigación y también archiva el caso para otros 20 investigados.

Ahora, acusaciones y defensas deberán presentar sus escritos y pedir que el caso vaya a juicio o bien que se archive.

IES PAU CLARIS: PATADA DESDE LA ESCALERA

El instructor concluye que el IES Pau Claris "claramente los responsables del operativo policial no cumplieron sus obligaciones de supervisión de la acción de los agentes bajo su responsabilidad, ya que, como se ha dicho en resoluciones anteriores en este juzgado y por diversos autos de la Audiencia de Barcelona, la actuación policial fue claramente desproporcionada en general".

En este se colegio se ha identificado al policía que saltó desde una escalera para dar una patada sobre un hombre y están procesados tres agentes que aparecen en vídeos lanzando escaleras abajo a varias personas.

ESCOLA MEDITERRÀNIA: PORRAZOS EN LA CARA

Sobre la Escola Mediterrània, donde hubo 20 denunciantes y entre los heridos un hombre de 82 años, el juez relata a partir de las imágenes de la jornada: "Los agentes se dirigen de forma directa hacia la multitud y, sin mediar palabra, advertencia o requerimiento alguno, empiezan a empujar a las personas allí congregadas, iniciando una situación violenta de gran confusión que va aumentando hasta el punto de observarse personas empujadas al suelo, una persona con la cara ensangrentada y un agente golpeando con su defensa en la cara de las personas que ya están desalojadas".

El juez constata que el responsable del dispositivo incumplió la normativa policial al ordenar actuar de esta forma, y añade que "en este colegio se llevó a cabo una auténtica carga policial, que por su modo de llevarse a cabo y su falta de anuncio resultó en diversos resultados lesivos".

 

Procesa al jefe de este dispositivo, y a siete policías más, entre los que destaca de uno su "actuación especialmente grave": golpeó con la porra en la cara a varias personas ya desalojadas, dio patadas a una persona que intentaba levantarse del suelo y golpeó en la cara a otra persona que intentaba ayudarle.

ESCUELAS PIAS DE SAN ANTONIO E IES VÍCTOR CATALÀ

En las Escuelas Pías de San Antonio, las imágenes muestran "una actuación especialmente violenta y desproporcionada de los agentes", que golpearon sin aviso previo ni ninguna negociación, cuenta el juez.

"Puede verse a agentes dando puñetazos, patadas, agarrando del cuello, lanzando personas al suelo e incluso golpeando con porras a gente que ya no se encuentra en la puerta del colegio ni tiene una actitud agresiva hacia los funcionarios", y el juez subraya que el equipo que intervino en este centro es el mismo que fue al IES Pau Claris y a la Escola Mediterrània.

El juez procesa a varios policías por la actuación en el IES Víctor Català: un agente dio una bofetada a un votante, dos levantaron a una persona alzándola por una pierna y luego uno de ellos levantó a un anciano del suelo tirándole de las orejas.

El instructor añade una "especial mención" al policía que aparece en un vídeo dando un puñetazo en la cara a un hombre, y además de a ellos también procesa a un agente por tirar a una persona al suelo y luego golpearla, además de pisar intencionadamente la mano de una persona que está sentada en el suelo.

CEIP PROSPERITAT: FUERZA "CLARAMENTE INNECESARIA"

En el CEIP Prosperitat 11 personas denunciaron lesiones, entre ellas un hombre que denunció "que fue arrojado por los agentes por unos escalos y sufrió una lesión en la oreja que necesitó puntos de sutura", como muestra su informe médico.

El hombre se ha querellado contra el policía y el juez ha decidido procesar al agente y al jefe del dispositivo en el colegio porque "como es de ver en las imágenes grabadas, se aprecian claros déficits en la actuación con respecto a la normativa y protocolos" policiales, y destaca que los policías no negociaron ni advirtieron de las cargas sino que usaron la fuerza a los pocos segundos de llegar.

"En algunos casos resulta claramente innecesaria, teniendo en cuenta la presencia de personas de diversa índole entre la multitud, sin ninguna actitud agresiva y con personas de avanzada edad entre ellos", agrega el juez sobre el uso de la fuerza policial.

CEIP RAMON LLULL Y CAP EL GUINARDÓ

En el CEIP Ramon Llull, donde se recavaron una veintena de denuncias, el juez procesa a un policía por coger a una persona del cuello y arrastrarla.

Diez personas denunciaron actuaciones policiales en el CAP El Guinardó: el caso se archiva para el jefe del dispositivo porque no consta que diera ninguna una orden concreta para las cargas, pero el juez procesa a un policía por haber intervenido sin intentar antes una mediación o hacer una advertencia.

"En absoluto puede considerarse una advertencia previa suficiente el hecho de acercarse a la multitud con un altavoz y, sin solución de continuidad ni espera de ningún tipo, comenzar a lanzar a las personas de forma violenta fuera del lugar, de un modo claramente lesivo para algunas personas", argumenta el juez al procesarlo.

ELS HORTS, MARENOSTRUM, ÀGORA, MONSERDA Y PAU ROMEVA

También está procesado el responsable del dispositivo en el CEIP Els Horts, por una actuación "claramente desproporcionada e innecesaria", y otros tres policías están procesados por presuntamente lesionar a dos mujeres en el CEIP Marenostrum.

También hay policías procesados por la actuación en el CEIP Àgora, donde el juez constata que hubo cargas usando la porra "de forma indiscriminada".

En el CEIP Dolors Monserda, el juez procesa a un policía por presuntamente lesionar a cuatro personas y otros dos por presuntamente lesionar a una persona, además de al su superior jerárquico: "No nos encontramos ante casos aislados o puntuales, sino que la actuación de los agentes investigados no pudo pasar desapercibida a dicho responsable y aun así no consta que intentara evitarlo o que diera las órdenes oportunas para que los hechos no ocurrieran", justifica el juez.

Respecto al CEIP Pau Romeva, un policía está procesado por una "actuación claramente dolosa, dirigida únicamente a causar lesiones al denunciante presuntamente como represalia por un insulto anterior".

ESCOLA INFANT JESÚS: ACTUACIÓN "GRATUITA"

En la Escuela Niño Jesús, donde hay cinco denunciantes, el juez destaca "la especial circunstancia de que una vez iniciada la actuación policial, se optó por no entrar en el colegio y no se requisó material alguno, interpretando los responsables policiales que el auto dictado por el TSJC sólo autorizaba entrar en colegios de titularidad pública y no privada, como es el caso, dándose cuenta de esta circunstancia cuando ya se había iniciado la actuación".

Por eso, el juez considera que la actuación policial no tenía una finalidad concreta, "lo que supone en cierta manera una actuación policial gratuita y, por ende, mucho menos justificable", Y procesa al responsable del operativo y a uno de los agentes.

INVESTIGACIONES ARCHIVADAS

El juez no ve delito y por tanto ha archivado el caso para los policías que participaron en los dispositivos en la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) de Vall d'Hebron, en la avenida del Jordà, en el CEIP Tibidabo, en el Centro de Formación de Adultos Freire y en el IES Jaume Balmes.

También archiva el caso para los policía que intervinieron en el CEIP Estel, en el colegio Joan Fuster, en la sede de la Conselleria de Educación, en el CEIP Aiguamarina, en la Escola Projecte, la Escuela de Jóvenes Trinitat Vella, el IES Joan Boscà, la Escuela Mas Casanovas, el centro Fedac Horta y Santa Calina de Siena

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?