Ultima_hora

La juez de Vigilancia Penitenciaria de Bilbao concede la libertad condicional a Iñaki Urdangarin

BILBAO, 3 (EUROPA PRESS)

La juez de Vigilancia Petinenciaria de Bilbao ha concedido la libertad condicional a Iñaki Urdangarin, por lo que este dejará de estar sometido al control presencial de la cárcel alavesa de Zaballa.

Según han confirmado a Europa Press fuentes conocedoras de la decisión, la magistrada ha concedido la libertad condicional al todavía marido de la infanta Cristina con fecha de este pasado miércoles.

Hasta ese día Urdangarin, condenado por malversación, prevaricación y fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias en el conocido como 'caso Nóos', estaba sometido a un "control presencial, con citas telefónicas", que no le obligaba a dormir en el centro penitenciario de Zaballa. A partir de ayer, disfruta de la libertad condicional.

Iñaki Urdangarin ingresó el 1 de marzo de 2021 en el centro penitenciario de Zaballa, en Álava, para cumplir el resto de su condena en régimen abierto, con obligación de dormir de lunes a jueves en la cárcel alavesa. Además, tuvo que someterse a un programa de reinserción para condenados por delitos económicos.

Urdargarin, que comenzó a trabajar en un bufete de abogados en Vitoria, reside, desde entonces, en la casa de su madre, Claire Libaert, en la capital alavesa.

El marido de la infanta Cristina ingresó en la cárcel de mujeres de Brieva en junio de 2018 condenado por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias en el conocido como 'caso Nóos'.

En septiembre de 2020 comenzó a realizar labores de voluntariado en una ONG de Pozuelo de Alarcón para atender a personas con discapacidad y en enero fue trasladado al centro de inserción social Melchor Rodríguez García de Alcalá de Henares (Madrid).

A Iñaki Urdangarin se le concedió el tercer grado penitenciario o régimen abierto en enero de 2021, e Instituciones Penitenciarias autorizó su traslado a la cárcel de Zaballa, una vez que el recluso acreditó que tenía una oferta de trabajo en Vitoria, donde tiene arraigo social, ya que en esta ciudad residen su madre y hermanos.

 

El PIB sube un 0,2% en el primer trimestre, una décima menos de lo esperado

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?