Ultima_hora

Juzgan a un hombre por golpear, amenazar e intentar acuchillar a su expareja y a un vecino al pensar que eran amantes

PALMA, 8 (EUROPA PRESS)

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares juzgará este viernes, a las 10.00 horas, a un hombre de 48 años por maltratar, golpear, amenazar e intentar acuchillar a su expareja y a un vecino al pensar que ambos eran amantes. La Fiscalía pide para él 25 años de prisión.

Según el escrito del fiscal, los hechos se remontan a octubre de 2020, cuando el varón, tras mantener una discusión en el piso que compartía con su expareja en Palma, le golpeó reiteradamente en la cara y el cuerpo, propinándole puñetazos y patadas.

Tras ello, se dirigió a la cocina, cogiendo un cuchillo de sierra de 20 centímetros de hoja y se fue en busca de su vecino, amenazando a la mujer con que iba a matar a los dos.

Nada más abrir la puerta, el procesado se abalanzó sobre él, que logró esquivar la puñalada, pidiendo a su vez ayuda de su compañero de piso para cerrar la puerta de la vivienda.

El acusado volvió entonces a su domicilio, entrando por la terraza del patio interior con la finalidad de sorprender a su expareja, a la que atacó por la espalda asestándole un primer golpe con el cuchillo, que provocó que se cayera al suelo, hecho que aprovechó para intentar acuchillarla mientras le decía "te voy a matar", momento en el que intervinieron su hijo y nuera al escuchar los gritos.

Como consecuencia de tales hechos sufrió abrasiones y heridas de hasta tres centímetros de profundidad, precisando tratamiento quirúrgico consistente en puntos de sutura y quedándole como secuela una cicatriz de dos centímetros.

Tras ser detenido, el procesado vio a su vecino durante su traslado al furgón policial, al que amenazó e insultó nuevamente.

Asimismo, el fiscal asegura que la mujer venía sufriendo desde hacía años una actitud de agresión continua por parte del arrestado, que se negaba en todo momento a aceptar la voluntad de ésta de acabar con su relación sentimental.

 

El 10 de octubre de 2020 se dictó un auto acordando la prisión del acusado, así como una orden de protección en favor de su expareja, prohibiendo aproximarse a menos de 500 metros y comunicarse con ella.

Por todo ello, el fiscal considera que el hombre debe ser condenado por un delito de malos tratos habituales, otro de malos tratos, un delito de asesinato en grado de tentativa, uno de homicidio en grado de tentativa y otro de amenazas graves. En total, las penas suman 25 años de prisión.

Además, el Ministerio Público pide que se le prive durante siete años del derecho a tener o portar armas, la prohibición de acercarse a menos de 500 metros del lugar en el que se encuentre la perjudicada durante un periodo de más de 32 años y del vecino por un tiempo de cuatro, y que indemnice al perjudicado con 1.000 euros en concepto de daño moral.

Feijóo acusa al PSOE de "montar un follón" con el impuesto de Patrimonio

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes