Ultima_hora

Liberados tres ciudadanos nicaragüenses residentes en España secuestrados en México tras alertar a la Guardia Civil

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Tres ciudadanos nicaragüenses residentes en España han sido liberados en México tras las gestiones iniciadas por la Guardia Civil, que fue alertada por la madre de uno de ellos de que estaba siendo extorsionada a pesar de que llegó a pagar 19.000 euros a los captores.

Las víctimas, una pareja mayor de edad y un menor, todos naturales de Nicaragua, partieron el pasado septiembre desde España hacia su país, con el objetivo de cruzar la frontera de Estados Unidos desde Ciudad Juárez (México).

Para cruzar a EEUU, la pareja había contratado los servicios de una organización de "coyotes", especializada en cruzar inmigrantes de manera irregular, según ha informado la Guardia Civil. Durante los 53 días secuestrados fueron grabados mientras eran golpeados, exigiendo a los familiares dinero bajo la amenaza de que iban a ser desmembrados.

A mediados del pasado mes de octubre, tras un largo periplo atravesando varios países centroamericanos, estas personas llegaron a Ciudad Juárez, donde fueron abordadas con armas de fuego por un cartel mafioso de "coyotes", concretamente el conocido "Cartel nuevo de Juárez".

Estas tres personas fueron retenidas y trasladadas contra su voluntad a distintas ubicaciones, al menos tres, donde permanecieron confinadas en condiciones inhumanas durante 53 días, conviviendo con más de un centenar de secuestrados procedentes de distintos países iberoamericanos.

Durante su cautiverio, las víctimas eran sometidas a continuas agresiones, siendo obligadas a contactar telefónicamente y por videoconferencia con sus familias, demandándoles dinero para su liberación, todo ello bajo fuertes amenazas de asesinato por parte de los captores.

Ante esta situación, a finales del pasado mes de noviembre la madre de uno de los secuestrados, ciudadana española residente en la provincia de Madrid, puso en conocimiento de la Guardia Civil el secuestro de su hijo, de 25 años de edad, y el de su pareja sentimental, de 34, junto al hijo menor de ésta.

Las llamadas y videoconferencias se sucedían a lo largo del día y de la noche, con continuas amenazas por parte de los captores de torturar, desmembrar e incluso matar a las víctimas si no se satisfacían los pagos exigidos, llegando incluso a enviar vídeos en los que se agredía a los cautivos con pistolas eléctricas.

Tras la denuncia de la madre, agentes especializados de la Unidad Central Operativa (UCO) y de la Comandancia de Madrid de la Guardia Civil activaron la colaboración con la Unidad Especializada de Combate al Secuestro (UECS) de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Chihuahua. La liberación se llevó a cabo el pasado mes de diciembre, constatando que los tres ciudadanos estaban en "razonable buen estado de salud".

La familia de los secuestrados no realizó ningún nuevo pago desde que pusieron los hechos en conocimiento de la Guardia Civil, que en un comunicado ha recordado los riesgos a los que se exponen los inmigrantes que intentan atravesar clandestinamente la frontera sur de Estados Unidos.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?