Ultima_hora

Llop pide formar con perspectiva de género para evitar creencias de que las mujeres mienten si denuncian agresiones

Se muestra "muy preocupada" por el número de delitos de carácter sexual por vulnerabilidad química y anima a hacerse pruebas "cuanto antes"

BILBAO, 1 (EUROPA PRESS)

La ministra de Justicia, Pilar Llop, ha instado a seguir formando con perspectiva de género a jueces, fiscales, forenses o miembros de los institutos de toxicología, para alejarse de los prejuicios y estereotipos machistas, y "resistencias que dicen que las mujeres mienten cuando ponen una denuncia" por agresión sexual o violencia de género.

En una entrevista a Tele 7, recogida por Europa Press, Llop ha reconocido que en materia de delitos sexuales operan los estereotipos y los prejuicios de género de una manera "mucho más evidente" que en otro tipo de delitos.

Como ejemplo, ha citado que cuando va una mujer a declarar, si declara que se siente intimidada en un delito de robo con intimidación, "no suele haber un cuestionamiento sobre la declaración de la víctima", pero cuando se trata de una denuncia sobre su libertad sexual, una agresión sexual o una violación, "nos planteamos cuestionamientos sobre si la víctima está diciendo la verdad o no, en este tipo de delitos que son casi puramente de género, porque afectan en su mayor parte a sus mujeres víctimas y los agresores en su mayor parte son hombres".

Para hacer frente a esto, ha defendido una formación con perspectiva de género para que los jueces, juezas, fiscales, forenses, miembros de los institutos de toxicología... "tengan claro que cuando abordan a una víctima de una violencia sexual o de un delito de violencia de género, tienen que entender muy bien cómo funciona ese tipo de violencia".

En este punto, ha alertado que en estos casos actúan estereotipos como, por ejemplo, que la mujer "tiene que declarar llorando". "Pues no, señor, a lo mejor la mujer no está llorando en ese momento ¿por qué no se la cree?", ha preguntado.

RETRACTARSE DE DENUNCIAS

Asimismo, ha apuntado los casos en los que la mujer se retracta a la hora de interponer la denuncia. "Precisamente eso es un indicativo de que está siendo víctima de violencia de género, porque el círculo de la violencia actúa de esa manera. La mujer tiene mucha dudas porque a veces el agresor es el padre de sus hijos, de quien depende económicamente y tiene esta dependencia afectiva que lo que hace es que luego se le retire la denuncia", ha relatado.

 

"Por lo tanto, hay que seguir formando, tiene que ser una formación continuada, pero también una formación constante con perspectiva de género para que no se actúe con estereotipos en el sistema judicial", ha insistido.

Respecto a las "resistencias" que dicen que las mujeres mienten cuando ponen una denuncia, la Ministra de Justicia ha indicado que tienen que salir a combatir con datos científicos y con estudios que las mujeres no denuncian falsamente. "Hay un 0,07% de denuncias falsas, que es poquísimo. Se ponen 160.000 denuncias al año por violencia de género y un 0,07% quiere decir que sí, que puede haber alguna denuncia falsa, pero sistema la detecta y esto es positivo", ha señalado.

Dicho esto, ha lamentado que "no se cuestiona cuando hablamos de denuncias falsas en seguros, por ejemplo de tráfico, pero sí cuando hablamos de delitos que se refieren a mujeres víctimas".

SUMISIÓN QUÍMICA

Por otra parte, la responsable de Justicia se ha mostrado "muy preocupada" por el número de delitos por vulnerabilidad química de carácter sexual y ha recordado que el Instituto Nacional de toxicología, con su director Antonio Alonso al frente, ha hecho un estudio que da unos datos "escalofriantes, porque un altísimo número de asuntos que les llega para análisis de ADN, han comprobado que hay vulnerabilidad o sumisión química".

"No es la típica burundanga, la escopolamina lo que se utiliza necesariamente en muy pocos casos, sino que con tóxicos, con pastillas que se compran en las farmacias de antidepresivos, somníferos, que se mezclan con el alcohol, anulan la voluntad y a veces la consciencia de la mujer, y en esto tenemos que actuar perfeccionando los sistemas de detección", ha explicado.

Por ello, ha instado a sensibilizar para que "esto no ocurra, que se sepa que pasa, y para que las víctimas, cuando tengan dudas sobre lo que ha podido ocurrir, porque no suelen ser conscientes de lo que ha pasado o van tendiendo recuerdos a lo largo que pasa el tiempo, como es una sustancia que desaparece a las pocas horas de la sangre, que acudan rápidamente a un centro para que les hagan una prueba".

El Ministerio de Justicia ha comprado unos kits específicos que tienen un nivel de seguridad y la fiabilidad del resultado de las pruebas "altísimo". "Además, hemos hecho un protocolo para que no sea necesaria la denuncia de la víctima, sino que meramente con el consentimiento informado de la víctima, se pueda recoger el ADN y lo conservemos, para que la víctima, mientras no prescriba el delito, si se encuentra fuerte y quiera denunciar, lo pueda hacer en cualquier momento teniendo la garantía de que se le han recogido las pruebas de ADN", ha concluido.

El centro comercial de la ciudad de Kremenchuk después de haber sido atacado por Rusia

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes