Ultima_hora

María del Monte, derroche de arte en Málaga con su mejor fan, Inmaculada Casal, entre bambalinas

MADRID, 19 (CHANCE)

Triunfando con 'Todo vuelve', su primer disco después de 14 años de 'silencio' musical y recibiendo más cariño de sus seguidores que nunca tras 'salir del armario' por todo lo alto durante el pregón del Orgullo Gay en Sevilla el pasado mes de junio, María del Monte está viviendo uno de los veranos más especiales de su vida.

Conciertos por diferentes puntos de nuestra geografía que alterna con escapadas a la playa con Inmaculada Casal, con la que nos cuenta que nada ha cambiado pese a su comentadísimo y emotivo discurso hablando por primera vez de su orientación sexual y presentando públicamente a su pareja desde hace más de dos décadas: "Yo siempre he estado relajada y el hecho de que haya pasado todo esto, que para mí no ha sido ningún cambio en mi vida ni lo va suponer. Pero te das cuenta de la cantidad de personas que lo pasan mal y si puedes colaborar para que eso sea un poquito más leve, bendito sea".

"Estar en una posición donde la gente te conoce y si puedes aportar tu granito de arena hay que hacerlo" reconoce, consciente de lo que ha significado que una persona tan popular como ella decida tratar con absoluta normalidad la homosexualidad cuando todavía hay muchos de sus seguidores que no se han atrevido a dar el paso.

"Estoy cogiendo fuerzas y colocando lo que hay que colocar en su sitio. Estoy tranquilita, las cosas despacito. Ha sido una situación difícil para mí, personal, pero poquito a poco la voy dominando, hay que seguir adelante y avanzar" confiesa cuando le preguntamos cómo se encuentra anímicamente del duro golpe que supuso el fallecimiento de su madre y de dos de sus hermanos con apenas un año de diferencia.

Y el primer paso, retomar con fuerza su carrera musical derrochando arte sobre los escenarios de todo nuestro país. En esta ocasión María ha ofrecido un multitudinario concierto en Málaga en el que hizo una demostración de poderío con un público entregado que coreó sus temas más conocidos. Radiante, y con varios cambios de vestuario - desde una bata de cola a un sencillo vaquero - la tonadillera conquistó al público con la mejor fan posible entre bambalinas: Inmaculada Casal, que no se perdió detalle de la actuación y coreó las canciones de su pareja mientras grababa el momento con su teléfono móvil.

 

Portugal 2-0 Uruguay
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

Bruno Fernandes lanza a Portugal
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?