Ultima_hora

María Pombo desvela cómo lleva su segundo embarazo

MADRID, 24 (CHANCE)

María Pombo atraviesa uno de los momentos más dulces (y agotadores) de su vida. Después de dos meses manteniendo un perfil bajo tras revelar por error su segundo embarazo durante su visita a 'La Resistencia' de Broncano, la influencer ha comenzado 2023 de la mejor manera posible: confirmando que en poco más de cinco meses dará un hermanit@ a su hijo Martín y mudándose a la casa de sus sueños.

Una gran noticia que compartía con sus casi 3 millones de seguidores en Instagram con un emotivo vídeo de su pequeño mostrándole a Pablo Castellano una prueba positiva de embarazo. "¡El amor se multiplica! ¡Bebé dos en el horno!" añadía sin ocultar su felicidad por poder gritar por fin a los cuatro vientos que en verano pasarán a ser uno más en la familia Castellano-Pombo.

No es la única novedad en la vida del popular matrimonio, que acaba de mudarse a un impresionante chalet en el norte de Madrid, más grande que el anterior - en el que se instalaron durante el confinamiento, meses después de su boda - y de cuya reforma integral se ha encargado la empresa de Pablo.

Un traslado que ha supuesto un gran desafío para María ya que, a su ilusión por comenzar esta nueva etapa de su vida en la casa de sus sueños, se une su 'pena' por abandonar el que ha sido su hogar en los últimos tres años, donde tan feliz ha sido y donde ha visto crecer a su hijo Martín, que el pasado mes de diciembre cumplió dos añitos.

Además, la titánica mudanza le ha pillado recién empezado el segundo trimestre de embarazo y, a pesar de que no tiene ninguna molestia y lo está llevando de maravilla, está más cansada de lo habitual. Así nos lo ha contado a su llegada a su nueva residencia, cargada con enseres personales, junto a su pequeño.

"Muchos cambios a la vez y la verdad es que muy bien pero un poco de lío. Días muy ajetreados preparando todo. Estoy súper feliz, pero muy cansada porque siempre elijo hacer las mudanzas embarazada, pero bueno. Muy bien, muy bien, estamos súper felices" ha confesado con una sonrisa.

Presumiendo de una incipiente tripita de embarazada que todavía disimula a la perfección, María desvela que, embarazada de "casi cuatro meses", todavía no conoce el sexo del que será su segundo hijo. Y, aunque suene a tópico, confiesa que le da igual que sea niño o niño ya que, como asegura, lo único importante es que todo salga bien.

Consciente de que sus declaraciones en un directo de Instagram revelando que le había costado quedarse embarazada, la influencer ha aclarado que "no es que me haya costado mucho, sino que me ha costado más de lo que me costó la última vez, pero no quiere decir mucho o poco porque no quiero que las mujeres se comparen, pero ahí estamos".

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable