Ultima_hora

María Valverde echa la vista atrás y recuerda, sin rencores, su relación con Mario Casas

MADRID, 28 (CHANCE)

Después de enamorar en el Festival de Cine de San Sebastián con su elegancia y su belleza, María Valverde aterriza en Madrid para presentar su nueva película, "Fuimos canciones". Una comedia romántica basada en la bilogía de Elísabet Benavent "Fuimos canciones y seremos recuerdos" que protagoniza al lado de Álex González y en la que da vida a Maca, una joven empoderada, fuerte, profesional, divertida y muy amiga de sus amigas a la que de repente se le viene "el mundo encima" con el regreso de Leo, el hombre que un día le partió el corazón y al que nunca ha conseguido olvidar.

Un papel con el que María confiesa que ha aprendido que "ser uno mismo está muy bien". "A veces nos ponemos muchas capas y nos condicionamos por los comentarios de los demás y creo que al final cada uno tiene un camino y un mensaje, no hay que olvidarse de eso", asegura, confesando que "todos hemos tenido un ex y hemos experimentado de alguna manera una historia parecida, pero al final es sacar lo que tiene uno".

Encantada, la actriz desvela que trabajar con Álex González ha sido "maravilloso". "La relación es de hermandad detrás de la cámara y eso nos ha dado seguridad, tranquilidad, disfrute para poder interpretar nuestros personajes", señala.

"Muy romántica", María nos cuenta como compagina su relación con el director de orquesta Gustavo Dudamel con tanto trabajo por parte de ambos, en sus mejores momentos de sus respectivas carreras profesionales: "Con cariño. Cuando hay amor, hay respeto, hay espacio, hay un todo. Cuando hay miedos es cuando uno intenta retener cosas por miedo a perderlas. Es cuando no es amor. El momento que hay trabajo hay espacios para la unión, también en el trabajo hay momentos de encuentro con la pareja". "Lo más bonito que puede haber en la vida es acompañar a la persona que amas en sus logros, al final también te pertenecen", confiesa.

"Estoy muy enamorada, y sobre todo tranquila. El amor es tranquilidad y cuando te viene el amor verdadero es la mayor tranquilidad que uno puede pedir y Gustavo es el amor de mi vida. Absolutamente. No tengo ninguna duda", desvela la actriz.

En el mejor momento de su vida al lado de su marido, María echa la vista atrás y, sin dudarlo, admite que ha sufrido por amor y recuerda, sin rencores y con sentido del humor, su relación con Mario Casas, que enamoró a buena parte del país cuando se enamoraron en el rodaje de 'A tres metros sobre el cielo': "Os enamorastéis de unos personajes. Está bien, al final tienes que tener esos referentes en ciertas películas que han marcado tu vida. Yo también lo tuve con Jon Travolta, es normal".

A pesar de que se rumoreó que en su ruptura tuvo mucho que ver la aparición de Berta Vázquez en la vida del actor, María guarda buenos recuerdos de su historia de amor con Mario y confiesa que "al final los malos momentos se olvidan. Eso es lo bueno del paso del tiempo, que te quedas con lo bueno". Por eso, no duda en desearle lo mejor al lado de su nueva novia, Desiré Cordero: "Con todo, claro que sí".

 

Teaser tráiler de Lightyear, lo nuevo de Pixar

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable