Ultima_hora

Marlaska apuesta por reforzar la labor policial y "endurecer" las medidas de control contra los agresores reincidentes

El ministro preside en Vitoria-Gasteiz la toma de posesión del nuevo jefe de la zona de la Guardia Civil en el País Vasco

VITORIA, 25 (EUROPA PRESS)

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha pedido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado un esfuerzo "si cabe aún mayor" para combatir la violencia machista, y ha reiterado que el Gobierno central, por su parte, trabaja para "endurecer las medidas de control" sobre agresores recincidentes.

Grande-Marlaska, que este miércoles ha participado en Vitoria-Gasteiz en la toma de posesión del nuevo jefe de la Guardia Civil en el País Vasco, ha destacado la labor que realiza este cuerpo, así como el resto de fuerzas policiales, a la hora de hacer frente a la violencia sobre las mujeres.

No obstante, en su discurso ante los mandos y guardias civiles presentes en el acto, les ha pedido "un esfuerzo si cabe aún mayor" para combatir una forma de violencia que, según ha reconocido, tiene "sobrecogida" a la ciudadanía.

El ministro ha recordado que el año pasado 49 mujeres fueron asesinadas a manos de sus parejas o exparejas y que, ya en este año, y solo en la última semana, una mujer y su hija menor han sido asesinadas por la pareja de la primera.

"Es un balance desgarrador que nos produce una enorme frustración, porque nunca, como en estos últimos años, hemos trabajado con tantos medios personales, con protocolos y herramientas de evaluación más perfeccionadas y también solventes", ha indicado.

COLABORACIÓN

Grande-Marlaska ha apelado a la necesaria colaboración entre los distintos cuerpos de seguridad, así como entre administraciones, para reforzar la lucha contra esta forma de violencia.

En este sentido, ha recordado que el Ministerio del Interior y el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco acordaron en 2021 la interconexión de sus respectivos programas de violencia contra las mujeres para reforzar la protección de las víctimas y facilitar su movilidad dentro del territorio español.

"LEALTAD MÁXIMA"

 

En este sentido, y en unas declaraciones posteriores a los medios de comunicación, Grande-Marlaska ha afirmado que las relaciones entre las fuerzas de seguridad estatales y la Ertzaintza son "absolutamente fluidas y de una lealtad máxima en todas las materias".

Además, en su intervención durante el acto, ha afirmado que en los últimos meses se han logrado avances en la puesta en marcha del 'Protocolo Cero', que permite la intervención policial, incluso cuando no existe una denuncia expresa de la víctima.

Grande-Marlaska ha recordado que el Ejecutivo central también trabaja "para endurecer las medidas de control ejercidas en el caso de agresores reincidentes, capaces de atacar con mayor lesividad no solo a la mujer con quien mantienen una relación sentimental, sino también a las futuras nuevas parejas".

El ministro ha subrayado que las medidas adoptadas hasta ahora no son "suficientes". "No pararemos de incrementar los efectivos y de trabajar en la mejora de las herramientas y en los procedimientos", ha asegurado.

En este sentido, tras subrayar el "compromiso total" de la Guardia Civil con la lucha contra la violencia machista, ha pedido a los miembros de este cuerpo "un esfuerzo más denodado, si es posible", para hacer frente a esta forma de maltrato. "Tiene que ser posible mientras haya una sola asesinada por el solo hecho de ser mujer", ha añadido.

En su intervención, el ministro también se ha referido a la labor desarrollada por la Guardia Civil durante los años de actividad terrorista de ETA.

"VACUNA CONTRA EL FANATISMO"

De esa forma, ha recordado que este cuerpo "fue un objetivo preferente" de la banda "solo por cumplir con su deber en defensa del Estado de Derecho. Grande-Marlaska ha subrayado la importancia del recuerdo del "valor" demostrado por los miembros de este cuerpo que fueron asesinados por la banda "como vacuna contra el fanatismo y la radicalización".

"El recuerdo es el estímulo de una sociedad cívica, tolerante y democrática", ha añadido, por lo que ha subrayado que "tras el fin de ETA hoy es más necesario que nunca seguir rindiendo tributo y homenaje a todos los asesinados por el terrorismo".

Por su parte, el nuevo jefe de la zona de la Guardia Civil en el País Vasco, José Antonio Mingorance, ha afirmado que asume este cargo como "un gran reto personal y profesional".

Al igual que el ministro, ha afirmado que la Guardia Civil "ha pagado un altísimo coste en vidas humanas" por causa del terrorismo de ETA, por lo que ha dedicado un recuerdo "a todos los fallecidos por la barbarie terrorista y, en especial, a los guardias civiles asesinados en el País Vasco".

TRAYECTORIA

Nacido en Granada en 1964, el general de brigada José Antonio Mingorance Sánchez ingresó en la Academia General Militar de Zaragoza en 1986 y obtuvo el empleo de teniente en 1989. A lo largo de su trayectoria profesional, ha prestado servicio en el Grupo de Acción Rápida (GAR), en el sector de Tráfico de Castilla-La Mancha y en las comandancias de Álava, Algeciras y Granada.

Antes de ascender a general, su último destino ha sido la Comandancia de Zaragoza, donde ha ocupado la jefatura hasta noviembre de 2022. Mingorance Sánchez ha sido distinguido con diversas condecoraciones civiles y militares, entre ellas, las Cruces del Mérito Militar, la Cruz, la Encomienda y la Placa de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo; y varias Cruces de la Orden del Mérito del Cuerpo de la Guardia Civil.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes