Ultima_hora

El 'número dos' de Interior durante 'Kitchen' niega conocer cualquier operativo con medios ilegales

Rechaza hablar de los mensajes en los que aseguraba que no iba a "pagar el pato" y dice que los llevó a un notario para protegerse

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, miembro del primer Gobierno de Mariano Rajoy, ha negado este martes en el Congreso que participara "directa o indirectamente" o tuviera conocimiento de ningún operativo que utilizara "cualquier forma ilegal" de medios para perseguir ilícitamente a personas o anular pruebas inculpatorias.

Al inicio de su comparecencia en la 'comisión Kitchen' del Congreso, el que fuera el número dos del Ministerio del Interior durante este operativo investigado en la Audiencia Nacional --y en el que figura como imputado-- se ha dirigido a los portavoces de los grupos para "avanzarles" que niega su relación con estos hechos.

"Les avanzo que niego de forma contundente y sin ningún matiz que durante el ejercicio de mi cargo de secretario de Estado de Seguridad, entre enero de 2013 y noviembre de 2016, participase o tuviese conocimiento, directo o indirecto, de cualquier forma de utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior con la finalidad de favorecer intereses políticos del PP, perseguir ilícitamente a personas o anular pruebas inculpatorias", ha comentado.

Martínez ha adelantado que no podría contestar a todas las preguntas debido a que hay una investigación en marcha en la Audiencia Nacional, apelando a la jurisprudencia que respalda que ningún imputado "declare sobre sí mismo", teniendo que "respetar límites" como el honor o el secreto profesional.

"JAMÁS" HABLÓ DE KITCHEN CON COSPEDAL

El ex secretario de Estado ha dicho que "jamás en la vida" habló de ningún operativo en torno al extesorero del PP Luis Bárcenas con la entonces secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. Es más, ha recordado que cuando estaba en Interior él no era militante del partido y que por tanto no hablaba con ella.

Cuando una vez dijo haber notado inquieta a Cospedal por las relevaciones de Villarejo fue mucho más tarde, tras asistir en un corrillo en el Congreso ya en su etapa de diputado, una vez que había salido ya a la luz una grabación del comisario jubilado contra Dolores Delgado, que entonces era ministra del Gobierno de Pedro Sánchez.

También ha negado que supiera del volcado de móviles de Bárcenas o recibiera un pendrive con información sobre 'Kitchen' de manos del comisario Enrique García Castaño, igualmente investigado en la causa, contradiciendo la versión que éste dio ante el juez.

"Jamás en la vida he tenido conocimiento directo o indirecto, ni existe ningún papel donde se hable de una 'operación Kitchen", ha insistido, remarcando que la primera vez que sale esa denominación fue años después, en noviembre de 2015, lo que ha relacionado con las elecciones de ese año. Eso sí, no ve extraño que la Policía hiciera labores de seguimiento a Bárcenas y su familia, máxime cuando estaba investigado e incluso en prisión.

Lo que sí ha reconocido es un "sentimiento de abandono" cuando dejó la vida pública en 2019, un momento "bastante amargo". Sobre si se sintió decepcionado con su superior, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha añadido que sí: "Probablemente, sí; a lo mejor él también conmigo, pero no creo que eso tenga relevancia".

"ABANDONADO" POR EL PP Y "DECEPCIONADO" CON EL MINISTRO

En ese contexto, el socialista Felipe Sicilia le ha preguntado por los mensajes que llevó a un notario y en los que certificaba que el ministro del Interior estaba al tanto de los operativos y avisaba de que no iba a "pagar el pato". Pero Martínez ha mostrado su malestar por la filtración de esos contenidos, que le fueron intervenidos y que el juez mantiene como secreto, y ha evitado entrar en este asunto alegando que afectan a su intimidad y a la de terceros.

Según ha explicado, se decidió a llevar al notario estos mensajes para "protegerse", a la vista de cómo avanzaba la investigación judicial, como "defensa" con vistas a cuando se fueran a explicar los hechos y como parte de su estrategia procesal.

Francisco Martínez salió de Interior en 2016, y según ha reconocido quedó "decepcionado" con el ministro Jorge Fernández Díaz. Se mantuvo de diputado hasta 2019, cuando el PP ya no le incluyó en sus listas, algo que también le disgustó, pues tenía sus aspiraciones y se sintió "poco reconocido".

CUANDO ESCRIBIÓ LOS MENSAJES, ESTABA "ROTO"

Precisamente, según ha dicho, los mensajes cuestionando al ministro los escribió en ese contexto de "frustración" y de "enfado": "Era un momento en el que estaba roto, y se dicen cosas que surgen de ese sentimiento", ha comentado, cuando se le han recordado sus mensajes a un amigo como el presidente de la Audiencia Nacional.

En concreto, el independentista Gabriel Rufián le ha echado en cara uno de esos mensajes, en los que Martínez decía que su mayor error había sido confiar en "miserables" como Fernández Díaz o Cospedal, pero el ex 'numero dos' se ha negado a hacer comentarios escudándose en la ley orgánica de protección de datos personales.

"No voy a hablar de mis mensajes, que están en un informe policial declarado secreto por la autoridad judicial y que está destinado para servir al esclarecimiento de unos hechos, no para hacer control parlamentario", ha remarcado.

EL FICHAJE DE SERGIO RÍOS Y EL FALSO CURA

Por otro lado, y respecto al hecho de que el chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, fuera repescado como policía tras ser utilizado como confidente, Martínez ha negado que fuera un enchufe y ha subrayado que superó las pruebas físicas y que aprobó la oposición ante un tribunal de 30 personas, en el que él no estaba.

Tampoco ve raro que se le admitiera en el Cuerpo pese a tener 44 años y ha recordado que el límite de edad fue anulado por el Supremo y que su supresión era una demanda de los sindicatos que todo el mundo celebró. Además, se ha desligado de cualquier decisión para facilitarle un arma a cargo de los fondos reservados, remitiéndose al procedimiento reglado por la Guardia Civil y la Delegación del Gobierno.

Preguntado por el asalto a la casa de los Bárcenas por parte de un 'falso cura', ha dicho que ese asunto ya fue juzgado y que el Supremo ratificó la condena, por lo que considera conveniente darlo por cerrado y "poner un punto y aparte".

El vídeo del día

El PIB sube un 2,8% en el segundo trimestre
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes