Ultima_hora

El obispo de Ourense carga contra leyes que "dejan fuera a Dios" y lamenta los "enfrentamientos" políticos

OURENSE, 11 (EUROPA PRESS)

El obispo de Ourense, Leonardo Lemos, ha empleado la Misa de San Martiño, patrón de la ciudad de Ourense, para ensalzar la labor realizada durante la pandemia por colectivos como el personal sanitario pero también para cargar contra nuevas leyes que "dejan fuera a Dios", en referencia a la regulación de la eutanasia, y para lamentar que los políticos reduzcan sus encuentros a "espectáculos de enfrentamientos".

Este año la catedral de Ourense ha vuelto a celebrar el acto institucional con la representación de los cuerpos de seguridad, la delegación territorial de la Xunta y miembros de la corporación municipal que asistieron a la homilía de Leonardo Lemos Montanet, el obispo de la diócesis.

El obispo ha empleado la homilía para agradecer la labor realizada durante la pandemia por el personal sanitario, por los miembros de cuerpos de seguridad del Estado, los voluntarios de distintas asociaciones, los servicios sociales del Banco de Alimentos y los sacerdotes que " se preocuparon por los ancianos que viven solos en el rural y en el urbano".

Para el obispo hubo espíritu de misericordia sin buscar protagonismo, un rasgo que ha equiparado con "lo que hizo San Martiño".

Sin embargo, no todas las notas del discurso han sido positivas y es que el obispo se ha mostrado "desconcertado" ante que el Estado haya dado prioridad a nuevas leyes que, en su consideración, no deberían serlo.

En este sentido ha comenzado refiriéndose a la reforma de la ley educativa sentenciando que "no le gusta a la mayoría de la población" y tras hablar de educación ha pasado a sanidad para criticar que la ley de la eutanasia no era una cuestión "urgente" y que, en su lugar, tendría que tener prioridad "una ley que potencie los cuidados paliativos".

Así ha considerado que "la intención parece dejar fuera a Dios, que es el único garante auténtico del ser humano".

En la misma línea de denuncia se ha mostrado molesto con que los políticos que "no buscan" un bien común mediante unión política y social sino que en su lugar "ofrecen un espectáculo de enfrentamientos" ante "un grave problema---la pandemia--- que afecta no solo a nuestro pueblo sino al mundo entero".

 

OFRENDA DE LA ALCALDÍA

Por su parte, el regidor municipal, Gonzalo Pérez Jácome, ha leído su ofrenda ante la imagen de San Martiño y, tras recordar todo lo sucedido por la situación sanitaria, ha agradecido que se pueda recuperar la tradición de San Martiño.

"Nunca me cansaré de darle las gracias a todas y cada una de las personas que se involucraron en estos tiempos tan difíciles", ha dicho el alcalde en su intervención, agradeciendo el trabajo de los profesionales esenciales como personal sanitario o Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

"Nos ha tocado el reto más grande de nuestra generación, recuperar la normalidad que un día se fue y que ojalá vuelva", ha pedido el alcalde ante el patrón al que le ha solicitado que los responsables del gobierno sean capaces de "hacer las cosas con justicia y equidad".

CARRERA POPULAR

Por otra parte, este domingo se celebra la carrera popular del San Martiño y entre los atletas destaca la subcampeona olímpica de los juegos de Tokio en 10 kilómetros ruta, Kalkidan Gezahegne.

Su participación ha hecho que el alcalde destaque que podría convertirse en la primera mujer que gane una carrera entre corredores profesionales masculinos.

"Sería la primera vez que algo así suceda en la historia del atletismo mundial, que una mujer sea la primera clasificada de la general por delante de corredores pro, una gesta que podría ser noticia mundial", ha ensalzado Jácome antes de apostillar que "Ourense ciudad podrá romperse una línea que parecía infranqueable años atrás".

El Govern pende de un hilo tras cesar Pere Aragonès a su vicepresidente Jordi Puigneró

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?