Ultima_hora

Ona Carbonell, radiante, presume de su abultada tripita a los 7 meses de embarazo

MADRID, 25 (CHANCE)

A poco más de dos meses para convertirse en madre por segunda vez, Ona Carbonell está viviendo uno de los momentos más especiales de su vida y, disfrutando de esta dulce espera con su pareja, Pablo Ibáñez y su hijo Kai - que en agosto cumplirá dos añitos - compagina su embarazo con sus compromisos profesionales.

Y es que a pesar de que lógicamente ha aparcado temporalmente su faceta de deportista de élite debido a su estado, la nadadora se mantiene en forma entrenando un par de días a la semana con sus compañeras de la selección española de natación sincronizada.

Además, Ona ha conseguido un éxito unánime de público y crítica con su proyecto más personal, "Ona Carbonell. Empezar de nuevo", un documental en el que muestra la lucha titánica de muchas deportistas para poder compaginar la maternidad con su profesión, revelando lo durísima que es la conciliación en su caso.

Radiante en la recta final de su embarazo, la nadadora se ha dejado ver disfrutando de la final del torneo de tenis Conde de Godó de Barcelona y nos ha contado cómo se encuentra y qué tal lleva el estar alejada de la piscina. "Tengo ya barrigón, me quedan dos meses y poquito y la verdad es que lo llevo muy bien", ha confesado sonriente y presumiendo, con un minivestido color camel, de su abultada tripita.

Deseando verle la carita a su bebé, Ona y Pablo - de quien asegura que es un "padrazo" - mantienen en secreto el sexo del que será su segundo hijo, que se llevará dos años con el pequeño Kai y, sin duda, se convertirá en su mejor compañero de juegos.

 

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable