Ultima_hora

El PSC avisa de que el Govern de Cataluña "está roto y será difícil que pueda recomponerse"

Asegura que los socialistas representan la alternativa de estabilidad y buen gobierno

BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

La portavoz del PSC-Units en el Parlament catalán, Alicia Romero, ha avisado este martes de que el Govern de Pere Aragonès "está roto y será difícil que pueda recomponerse", por lo que no ven mucho recorrido a esta legislatura, después del debate de Presupuestos catalanes de este lunes, que superaron la primera votación en el pleno.

"La mayoría de la investidura está rota, y se suma a un Govern roto", ha añadido Romero en rueda de prensa en el Parlament, después de que el Govern haya alcanzado un acuerdo presupuestario con los comuns y no con la CUP --que apoyó la investidura de Aragonès-- y que este pacto haya levantado críticas en Junts, que forma el Govern con ERC.

Preguntada por la posibilidad de convocar de nuevo elecciones, ha recordado que es una decisión que compete al presidente del Govern y que pueden convocarse a partir de un año tras la disolución del Parlament, que se cumple a finales de enero: "No está en nuestras manos, está en manos del presidente".

Ve triste que se planteen preguntas sobre la posibilidad de convocar elecciones seis meses después de la investidura de Aragonès: "Significa que esto está muy roto", y ha garantizado que los socialistas representan la alternativa que ofrece certezas, estabilidad y buen gobierno.

Ha insistido en criticar que el Govern haya descartado abrir vías de negociación presupuestaria con el PSC pese a haberse ofrecido, y ha achacado la decisión de acordarlo con los comuns a una improvisación, por lo que ha negado que el pacto entre Govern y los de Jéssica Albiach implique que se hayan roto "bloques".

Precisamente cree que Aragonès no ha negociado con los socialistas porque "se sitúa en los bloques, en los frentes", y cree que ha contado con los comuns 'in extremis' ante la negativa de la CUP, con quien el Govern quería pactar las cuentas para mantener la mayoría de la investidura --con ERC, Junts y CUP--.

Ha sostenido que ERC actúa desde la "incoherencia" al descartar en Catalunya negociar con el PSC pero abordar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con el Gobierno de Pedro Sánchez, y le ha acusado de seguir situándose en los bloques y de no querer hablar con el primer grupo de la Cámara catalana.

 

MESA DE DIÁLOGO

Ha dicho que la base para el acuerdo de investidura de Aragonès fue frágil y débil, y que el Govern ha tenido en sus primeros seis meses tres "obstáculos": discrepancias sobre la ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat; sobre la mesa de diálogo entre el Gobierno central y el de la Generalitat, y sobre los Presupuestos.

Preguntada por si la mesa de diálogo tiene futuro dada la situación que ve en el Ejecutivo catalán, ha replicado que "mientras haya Govern, habrá mesa de diálogo" y ha confiado en que, si la legislatura terminara, el próximo Ejecutivo catalán también se sentaría en la mesa para continuar con el diálogo.

RENOVACIÓN DE CARGOS

Sobre los cargos pendientes de renovación que dependen del Parlament --como el Síndic de Greuges y órganos de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA)--, ha explicado que están avanzando pero muy lentamente, por lo que ha pedido celeridad: "Ojalá el 23 de diciembre, además de Presupuestos, se pudiese aprobar la renovación de cargos".

Romero ha garantizado que no será por los socialistas por quienes no se renovarán los cargos y ha asegurado que han trabajado más que otros grupos parlamentarios en los últimos diez años, tras lo que ha avisado de que este asunto "cuesta, entre otras cosas, porque aquí también hay discrepancias entre los socios del Govern".

Y ha alertado del empeoramiento de los datos relativos a la pandemia de coronavirus, por lo que ha llamado a la precaución y a continuar con la vacunación, y ha expresado el apoyo de los socialistas a la decisión del Govern de ampliar el uso del certificado Covid a locales de restauración, gimnasios, centros deportivos y residencias de ancianos.

El Govern pende de un hilo tras cesar Pere Aragonès a su vicepresidente Jordi Puigneró

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?