Ultima_hora

La Reina Letizia y Jill Biden, así ha sido su visita al Centro de Refugiados Ucranianos en Pozuelo de Alarcón

MADRID, 28 (CHANCE)

24 horas después de su primer encuentro en el Palacio de La Zarzuela y su visita a la Asociación Española contra el Cáncer, la Reina Letizia y la primera dama estadounidense, Jill Biden, se han citado de nuevo para continuar con su ajetreada agenda, repleta de actos en paralelo a la de los mandatarios participantes en la 32º cumbre de la OTAN que se celebra estos días en Madrid. ¿El lugar elegido? El Centro de Refugiados Ucranianos de Pozuelo de Alarcón, que la monarca conoció el pasado mes de abril con el Rey Felipe y sus hijas Leonor y Sofía, aprovechando el regreso a España de la Princesa de Asturias con motivo de las vacaciones de Semana Santa.

Este martes Doña Letizia ha vuelto a mostrar su apoyo al pueblo ucraniano y lo ha hecho acompañada por la primera dama de los Estados Unidos, con la que parece haber tenido una gran conexión. Y es que como si de dos buenas amigas se tratasen, ambas se han saludado cariñosamente con dos besos a las puertas del Centro de Recepción, Atención y Derivación antes de recorrerlo entre confidencias y sonrisas.

Una visita a la que Jill Biden ha acudido acompañada por sus nietas Maisy y Finnegan, de 22 y 21 años y con las que ayer disfrutó de una relajada jornada de compras por la Milla de Oro madrileña, revolucionando las tiendas más populares del barrio de Salamanca con su presencia. La Reina, de lo más cariñosa, ha charlado con las jóvenes, que con atuendos informales y cómodos han permanecido en un discreto segundo plano, por detrás en todo momento de Doña Letizia y de su abuela.

Cercanas y comprometidas, la Reina y la primera dama norteamericana han recorrido el centro, interesándose por la situación de diferentes refugiados ucranianos y mostrándoles su apoyo y su solidaridad. Durante su visita, también ha habido tiempo para charlar con el chef José Andrés, que continúa con su labor solidaria en Ucrania al frente de 'World Central Kitchen' y no ha dudado en hacerse un selfie con sus ilustres visitantes.

Siempre perfecta, la Reina ha acaparado todas las miradas con un elegantísimo traje de pantalón de Carolina Herrera en color blanco, con pantalón acampanado efecto piernas infinitas y una blazer entallada. Completando su look impecable, un top de seda drapeado en color rosa empolvado, unos salones de charol al tono y el pelo recogido en una favorecedora coleta.

Jill Biden, por su parte, ha apostado de nuevo por el colorido con un acertado vestido midi de manga corta en color negro con estampado floral de diferentes colores, demostrando con la mejor de sus sonrisas lo encantada que está con los actos que está protagonizando al lado de la Reina Letizia.

Una ajetreada agenda que retomarán esta noche, cuando veremos a la monarca y a la primera dama estadounidense de nuevo juntas durante la cena que los Reyes ofrecerán en el Palacio Real a los 40 mandatarios participantes en la cumbre de la OTAN y a sus parejas. Una ocasión muy especial en la que se prevé que Doña Letizia, una anfitriona de lujo, se vista de gala, regalándonos algún estilismo para el recuerdo.

 

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?