Ultima_hora

Reino Unido multa a Charles Schwab con casi 10 millones por no proteger los activos de sus clientes

La Autoridad de Conducta Financiera de Reino Unido (FCA, por sus siglas en inglés) ha decidido multar con 8,96 millones de libras (9,78 millones de euros) a la filial británica del bróker estadounidense Charles Schwab por no "proteger adecuadamente" los activos de sus clientes, por llevar a cabo una actividad regulada sin permiso y por mentir a los reguladores.

LONDRES, 21 (EUROPA PRESS)

La Autoridad de Conducta Financiera de Reino Unido (FCA, por sus siglas en inglés) ha decidido multar con 8,96 millones de libras (9,78 millones de euros) a la filial británica del bróker estadounidense Charles Schwab por no "proteger adecuadamente" los activos de sus clientes, por llevar a cabo una actividad regulada sin permiso y por mentir a los reguladores.

En un comunicado, el regulador financiero de Reino Unido ha explicado que los clientes afectados por los fallos de Charles Schwab fueron clientes minoristas, que son los que requieren "el mayor nivel de protección".

El vídeo del día

Aguirre dice que Bárcenas ha inventado “una trola inmensa”

"Charles Schwab UK falló a la hora de obtener los permisos de la FCA, volvió a fallar al no ser abierto con nosotros y, finalmente, falló a la hora de poner en marcha las salvaguardas necesarias para asegurar que, si fuera necesario, podría suceder un retorno ordenador de los activos de los clientes", ha asegurado el director ejecutivo de la FCA a cargo de cumplimiento y supervisión del mercado, Mark Steward.

Según ha detallado el organismo, entre agosto de 2017 y abril de 2019, Charles Schwab cambió su modelo de negocio. El dinero de los clientes pasó de estar en las cuentas de la filial británica a una empresa radicada en Estados Unidos. Los activos se mantuvieron en un 'pool' de dicha empresa, que contenía dinero tanto de los clientes tanto británicos como extranjeros.

De esta forma, el bróker no contaba con los registros y cuentas necesarias para identificar los activos de los clientes, llevó a cabo reconciliaciones externas o internas, no tenía en marcha las salvaguardas necesarias para proteger los activos y no mantuvo un paquete de resolución, algo necesario para devolver los activos a los clientes en caso de insolvencia.

Además, durante ese tiempo, la filial británica no siempre tuvo permiso para salvaguardar y administrar activos en custodia, por lo que llevó a cabo una actividad regulada sin el permiso pertinente. Posteriormente, mintió a la FCA al decir que sus auditores habían confirmado que tenía los sistemas y controles adecuados para proteger los activos de los clientes.

"Como vimos con Lehman Brothers y otros casos, una falta de protecciones de activos de los clientes puede llevar fácilmente a un incremento en los costes de los clientes y a fondos atrapados durante largos periodos de tiempo", ha alertado Steward.

El tiempo

(pulsar sobre el mapa para ver el tiempo de hoy)
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?