Ultima_hora

Robles alega que corresponde a la Junta "tomar alguna decisión" sobre Santa Bárbara y apuesta por crear empleo

Señala que ante los despidos en la planta alcalareña el Ministerio ya comunicó a la empresa que incurría en un "incumplimiento" de contrato

CÁDIZ/SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)

La ministra de Defensa, la socialista Margarita Robles, ha manifestado este viernes ante la carta que le ha remitido el presidente de la Junta de Andalucía, el popular Juanma Moreno, en demanda de que medie ante la empresa Santa Bárbara Sistemas por el "posible traslado" de la producción de los blindados de ocho ruedas Dragón de la planta de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) a la de Trubia (Asturias); que frente a "decisiones empresariales" su ministerio no tiene "competencias" y que a su entender "es la Junta la que tiene que tomar alguna decisión".

Margarita Robles ha visitado este viernes en Cádiz el Instituto Hidrográfico de la Marina, marco en el que a preguntas de los medios de comunicación, ha reaccionado a la carta remitida por el presidente andaluz, solicitándole una mediación ante la empresa Santa Bárbara Sistemas, propiedad de General Dynamics, a la que el Ministerio de Defensa ha encargado la fabricación de 348 ejemplares del vehículo blindado de combate de ocho ruedas Dragón para el Ejército de Tierra.

Frente a dicha carta publicada por ABC y en la que Moreno le pide actuar ante "un posible traslado" de la producción de dichos ejemplares a la planta asturiana de Trubia; Robles ha expuesto que el Ministerio de Defensa "no tiene competencias en esa cuestión", considerando que "es la Junta la que tiene que tomar alguna decisión".

Robles ha rememorado los 21 despidos acometidos recientemente por Santa Bárbara Sistemas en el área de oficinas de su planta alcalareña, recordando que frente a ello, el Ministerio de Defensa comunicó a la empresa que entendía que con ello la misma habría incurrido en un "incumplimiento del contrato" de los blindados Dragón.

RESPETAR LOS PUESTOS DE TRABAJO

Según ha manifestado, el Ministerio de Defensa trasladó a la compañía que había "firmado unos contratos" de adquisición de 348 unidades del blindado Dragón "para que se respeten los puestos de trabajo", tras lo cual la empresa accedió a la readmisión de los trabajadores despedidos, toda vez que según los sindicatos, once de los afectados han optado por una indemnización por despido improcedente y los restantes están a la espera de su reincorporación.

Ante "decisiones empresariales", según ha insistido, "el ministerio no tiene absolutamente ninguna competencia", tras lo cual ha destacado la "apuesta clara" de su departamento "por la creación de empleo tanto en Alcalá como en Asturias, los dos sitios más importantes donde se va a realizar" la fabricación de los citados blindados de combate.

 

LA EMPRESA DEFIENDE SU "RECONFIGURACIÓN"

La empresa, de su lado, ha negado "rotundamente que la reconfiguración de la actividad vaya a suponer una destrucción o pérdida de puestos de trabajo directos" en Andalucía, descartando que sus planes impliquen el cierre de la planta alcalareña.

Al respecto, defiende que "la especialización de la actividad de la fábrica alcalareña en mantenimiento, reparación, actualización, modernización y apoyo en el ciclo de vida de vehículos y sistemas de armas consolida su nivel de actividad presente y futura, reforzando las capacidades que ya posee en este sentido para dar respuesta a las necesidades, presentes y futuras, de las Fuerzas Armadas".

El Govern pende de un hilo tras cesar Pere Aragonès a su vicepresidente Jordi Puigneró

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?