Ultima_hora

Sánchez viaja mañana a Moldavia para mostrar su apoyo en plena tensión en torno a Transnistria

El presidente se desplazará al día siguiente a Polonia, otro de los países más afectados por el conflicto en Ucrania

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, viaja este jueves a Moldavia en la que será la primera visita a este nivel a este país europeo y con la que quiere poner de manifiesto el apoyo de España ante las consecuencias que el conflicto en la vecina Ucrania está teniendo en suelo moldavo, sobre todo por la llegada de refugiados ucranianos.

A la visita del presidente a Moldavia, una semana después de la realizada a Kiev para reunirse con el mandatario ucraniano, Volodimir Zelenski, seguirá al día siguiente otra a Polonia y es una continuación de las que ya realizó a finales de febrero a Eslovaquia y Rumanía y con las que se quiere escenificar el apoyo a estos países, los más afectados por la invasión rusa de Ucrania, explican desde Moncloa.

En el caso de Moldavia, es además la primera vez que un presidente del Gobierno visita el país desde que se establecieron relaciones diplomáticas hace 30 años y se produce también en un momento particularmente preocupante, tras los últimos acontecimientos en la región separatista de Transnistria.

En los últimos días, esta región separatista, en la que hay presencia de tropas rusas, ha sido escenario de varias explosiones de origen desconocido lo que ha elevado la tensión y ha hecho temer que pueda tratarse de ataques de bandera falsa por parte de Rusia para abrir un nuevo frente en el conflicto en Ucrania, ya que Transnistria es fronteriza con este país.

Desde el Gobierno reconocen el temor compartido con el resto de sus aliados de que Rusia esté buscando hacerse con el control de toda la franja del este al sur de Ucrania --empezando en el Donbás-- para unirlo con Transnistria y admiten que sería realmente grave que el conflicto se extendiera a otros países.

En este sentido, sostienen que el viaje de Sánchez es precisamente más oportuno que nunca ya que permitirá reafirmar el apoyo a Moldavia en el contexto actual así como reiterar la postura española de respaldo a la integridad territorial y la soberanía de este país dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas, lo que incluye a Transnistria.

Así pues, se ha optado por mantenerlo pese a estos sucesos por el significado político que tiene precisamente que Sánchez se desplace a Chisinau en las actuales circunstancias, algo que las autoridades moldavas agradecen.

 

IMPULSO A LA RELACIÓN BILATERAL

Por otra parte, se quiere aprovechar la visita del presidente para dar impulso a las relaciones bilaterales, hasta ahora muy modestas, sobre todo en ámbitos de interés para las autoridades moldavas como las infraestructuras, las energías renovables o el sector agroalimentario.

Prueba del interés de impulsar las relaciones es el hecho de que el Gobierno está estudiando la apertura de una antena diplomática en Chisinau, algo que han venido reclamando desde hace tiempo las autoridades moldavas, han precisado fuentes gubernamentales.

Sánchez tiene previsto sendos encuentros con la primera ministra, Natalia Gavrilita, con la que realizará una declaración sin preguntas, y con la presidenta, Maia Sandu, ambas proeuropeas. El presidente ya habló por teléfono en los días posteriores al inicio de la invasión rusa de Ucrania con Sandu. Desde entonces, el país ha procedido a presentar formalmente su solicitud de adhesión a la UE, igual que la propia Ucrania y también Georgia.

Antes de ambas reuniones, el presidente del Gobierno tendrá ocasión de visitar un centro de acogida de refugiados ucranianos en Chisinau. Moldavia es el país europeo que más ucranianos ha acogido per capita en relación con su población, ya que apenas tiene unos 2,7 millones de habitantes y según datos de ACNUR han cruzado sus fronteras unos 437.000 moldavos, de los que unos 100.000 han permanecido en el país.

En este sentido, las autoridades moldavas han pedido ayuda ya que se han visto desbordadas ante este flujo de refugiados, por lo que España, han recordado las fuentes, ya se ha ofrecido para acoger a al menos 2.000 de esos refugiados ucranianos. Además, Moldavia es uno de los países que está recibiendo ayuda de los 8 millones destinados a países fronterizos con Ucrania del paquete récord de 31 millones aprobado por el Gobierno para esta crisis humanitaria.

VISITA A VARSOVIA EL VIERNES

El presidente del Gobierno se trasladará a última hora del jueves a Varsovia, donde el viernes tiene previsto un encuentro con el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, con quien además ofrecerá una rueda de prensa conjunta.

Polonia es el país que más refugiados ucranianos ha recibido hasta la fecha. De los más de 5,3 millones de ucranianos que han cruzado la frontera desde el 24 de febrero, casi 3 millones lo han hecho con destino a este país vecino, donde alrededor de un millón de ellos ya han solicitado protección especial como se acordó en el seno de la UE.

Con Morawiecki, con el que Sánchez mantiene una buena relación personal pese a que sus gobiernos tienen sensibilidades políticas distintas según Moncloa, el presidente tendrá ocasión de hablar además de la crisis ucraniana sobre temas europeos y también cuestiones de carácter bilateral.

Feijóo acusa al PSOE de "montar un follón" con el impuesto de Patrimonio

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?