Ultima_hora

El secretario de Estado de Memoria insta a Feijóo a decir a familiares de víctimas del franquismo que derogará la ley

Andueza acusa a nacionalistas de mezclar víctimas de la guerra y del terrorismo, de la dictadura y de la democracia en un efecto "disolvente"

BILBAO, 12 (EUROPA PRESS)

El secretario de Estado de Memoria, Fernando Martínez, ha instado al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, a mirar a los familiares de víctimas del franquismo y decirles que va a derogar la Ley de Memoria Democrática, una ley "integradora" que "no busca la confrontación" ni "reabrir heridas".

Fernando Martínez ha realizado estas manifestaciones en Bilbao, donde ha participado, junto con el secretario general del PSE-EE, Eneko Andueza, en una jornada sobre Memoria Histórica y Democrática.

La jornada se ha iniciado con una charla-coloquio, para continuar con un acto de homenaje a dos concejales republicanos y socialistas de Gernika Juan Carkos Iturri Soroa y Clemente Briñas Muga, que fueron fusilados en el cementerio durante la Guerra Civil.

En su intervención, el secretario de Estado de Memoria, Fernando Martínez ha recordado la figura de estos dos ediles socialistas que fueron asesinados por "defender la causa de los trabajadores" y ha señalado que las instituciones y los partidos tienen el "deber de memoria" con las víctimas y fundamentalmente de las que no fueron reparadas.

En su intervención ha destacado precisamente que la Ley de Memoria Democracia lo que hace es "poner en el centro de la acción pública del Estado a la víctima" y se avanza respecto a la legislación que impulsó José Luis Rodríguez Zapatero y que tenía algunas "insuficiencias".

Según ha manifestado, recogen el sentir de las víctimas y ha señalado que la dictadura franquista "no solo se repudia y se condena" sino que se contempla como un "régimen ilegal", algo que hasta ahora no se había hecho.

Fernando Martínez ha manifestado que esas víctimas son las que ahora el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, dice que hay que "olvidarse de ellas". Por ello, le ha instado a hablar con los familiares de las víctimas y mirarles a los ojos para decirles que va a derogar esta ley.

También ha aludido a la exhumación de los restos del general Queipo de Llano y ha destacado la importancia de que "generales golpistas no estén en sitios preeminentes". "A Feijóo habría que preguntarle una cosa, está con las víctimas o con el genocida Queipo, está con ese genocida que lleva a los paredones a más de 45.000 andaluces o con las víctimas, está usted con las víctimas o con quien mandó asesinar a Federico García Lorca?", se ha preguntado.

Ha añadido también que es una ley "integradora", que "no busca la confrontación" y que "no reabre heridas". "Es una ley que habla de todas las víctimas", ha precisado.

 

Además, ha indicado que es una ley que ensalza la transición y la Constitución y ha rechazado que se hable de la "ley de EH Bildu" porque planteó un "desideratum de cosas" que no aceptaron.

Asimismo, Fernando Martínez, que ha asegurado que también se da un reconocimiento del papel del exilio republicano, ha manifestado que muchos "no se han leído la ley" y se dan "tergiversaciones por parte de la derecha".

A su juicio, es una ley "muy potente" que se vertebra en torno a los grandes principios de los derechos humanitarios libertad, justicia, verdad, reparación y garantía de no repetición". Tras recordar que la inmensa mayoría de las víctimas que pasaron por los paredones de fusilamiento y las cárceles eran de la conjunción republicana socialista pero especialmente de la corriente ugetista y socialista. "Y es un orgullo tener que reivindicarlo, que no vengan a achantarnos nadie", ha agregado.

Ha puesto de relieve la importancia del deber de memoria en un momento en el que se está produciendo la emergencia de posiciones "populistas y neofascistas". En este sentido, cree que esta legislación se ha convertido en "un referente internacional" y supone un "balón de oxígeno impresionante para el derecho internacional humanitario".

Por último, ha manifestado que es importante que los jóvenes conozcan lo que ocurrió y por ello, ha apuntado, a través de los decretos mínimos de las enseñanzas "la memoria ha entrado en la escuela" y el año que viene "se encontrará en los libros de Bachillerato y en la ESO". ANDUEZA

Por su parte, el secretario general del PSE-EE, Eneko Andueza, ha indicado que, con este acto, los socialistas vascos saldan "una deuda pendiente que tenían con estos dos compañeros y con la historia".

"Los dos únicos fusilados de Gernika durante la guerra, dos concejales socialistas. Los hemos querido recordar como tales, porque fue ése el motivo de su asesinato. Su militancia política y su compromiso con la República", ha añadido.

El líder del PSE-EE ha indicado que les arrebataron "no sólo la vida, sino también un sistema democrático y de libertades que se tardó 40 años en recuperar".

Andueza ha añadido que la "obligación" de todos los demócratas es "sacar del olvido a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista y promover la reparación moral de quienes padecieron la persecución y la violencia, por su ideología, su militancia o su orientación sexual".

En este sentido, ha destacado la relevancia de dos leyes, como son la de Memoria Democrática de España, aprobada por el Senado el pasado 5 de octubre, y la de Memoria Histórica y Democrática de Euskadi, que confía en que se realidad "en breve y fruto de un consenso amplio". Según ha indicado, son leyes que "ponen a las víctimas en el centro, como eje de la actuación política" y "que tienen su anclaje en los principios de memoria, justicia, reparación y no repetición".

Según ha indicado, no han empezado "de cero", sino que se ha recorrido un "largo camino para llegar hasta aquí". "Y es nuestra obligación, como representantes políticos, aprovechar este marco legal y este consenso social, para asentar en este país una memoria, que sirva, como decía, de reparación moral a las víctimas, pero también que ayude a fomentar la pluralidad y los valores éticos y democráticos, que fueron, precisamente, los que se negaron y pisotearon con el alzamiento fascista", ha asegurado.

Andueza ha subrayado la importancia de contar la historia y de contar que también "que hubo ciudadanos vascos y no pocos que apoyaron todo aquello, que se levantaron con Franco, no contra Franco". "Tradicionalistas que ganaban en numerosos ayuntamientos de Euskadi y gobernaban. Frente a esa visión idealizada y bucólica que en ocasiones se utiliza para hablar de nuestro pasado, la verdad es que no fue una guerra de España contra Euskadi, sino una guerra del fascismo contra la democracia y la República", ha añadido.

En este sentido, ha afirmado que "deformar el pasado" con "intereses del presente no es una buena manera de homenajear a quienes dieron la vida por una causa justa y universal" y ha defendido hacer memoria pero "desde la verdad sin relatos interesados, sin visiones parciales".

A su juicio, es un reto democrático "conocer la verdad y deslegitimar toda razón que se haya utilizado en algún momento para matar al diferente y atentar contra la democracia y la pluralidad".

"Valores éticos sobre los que queremos sustentar la convivencia futura en nuestra sociedad. Y que difícilmente casan con homenajear a Millán Astray o con llorar porque se quiten los honores a un criminal como Queipo de Llano, como ha hecho la derecha estos días. Pero tampoco con diluir la importancia de la memoria histórica, como hacen muchas veces los nacionalistas, mezclando víctimas de la guerra y del terrorismo, de la dictadura y de la democracia provocando un efecto disolvente, en el que se confunde todo, hasta el punto de pedir a las víctimas que pidan perdón por el bombardeo de Gernika", ha dicho.

Andueza ha afirmado que los socialistas "no lo van a permitir" porque la memoria histórica "solo será útil" si "es compleja y no maniquea". "Hay que recordar, pero recordar bien", ha añadido.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?