Ultima_hora

Suez rechaza la OPA de su competidora Veolia

La compañía, que perdió 228 millones en 2020, considera que la propuesta supone el desmantelamiento de Suez

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El consejo de administración de la compañía francesa de tratamiento de aguas y residuos Suez, propietaria de Agbar, ha expresado su rechazo "unánime" a la oferta de compra lanzada por su rival Veolia a un precio de 18 euros por acción, lo que valora a la compañía en unos 11.300 millones de euros, al considerar que la transacción implica el desmantelamiento de la empresa y representa riesgos de ejecución y para los trabajadores de la compañía.

El vídeo del día

Vox pide acabar totalmente con las restricciones de movilidad

"El consejo de administración de Suez, durante su reunión celebrada el 24 de febrero de 2021, decidió por unanimidad que no se cumplían las condiciones para apoyar tal proyecto", ha informado la empresa en un comunicado, en el que reitera su disposición a alcanzar una solución que suponga una valoración justa para los accionistas, proporcione garantías sociales para los empleados, asegure cumplir todos los compromisos con los clientes se mantengan y se ajuste a los intereses corporativos de Suez.

En su respuesta a la propuesta de Veolia, el consejo de Suez sostiene que la transacción amenaza el plan estratégico de la compañía y afectaría negativamente al valor de Suez, señalando que el objetivo de escala de Veolia no aporta ningún beneficio claro para la prestación de servicios esenciales.

Asimismo, considera que su valor intrínseco es muy superior al precio fijado por Veolia y recuerda la significativa mejoría del entorno económico desde octubre, cuando Veolia compró a Engie su participación en Suez al mismo precio, por lo que afirma que, considerando las perspectivas mejoradas impulsadas por la ejecución de su plan estratégico, tanto dicho precio como otras métricas de valoración seleccionadas por Veolia están "desactualizadas y son engañosas".

Por otra parte, Suez advierte de que la fusión planeada representa una amenaza para los empleados de la empresa, ya que los compromisos sociales asumidos por Veolia son insatisfactorios y, en términos prácticos, su duración es limitada, son vagos en ciertos aspectos y en parte no vinculantes, mientras que también expone a los clientes y accionistas de Suez a un riesgo de ejecución significativo al plantear importantes problemas antimonopolio, tanto dentro de la Unión Europea como en el Reino Unido.

Veolia, principal accionista de Suez tras comprar el pasado otoño un 29,9% de la compañía en poder de Engie a un precio de 18 euros por acción, ha anunciado una oferta de compra sobre el capital de la empresa que no controla al mismo precio abonado en octubre, lo que valoraría a Suez en unos 11.300 millones de euros.

RESULTADOS DE 2020

Por otro lado, Suez ha informado este viernes de que al cierre de 2020 registró pérdidas de 228 millones de euros, frente al beneficio neto de 352 millones del ejercicio anterior, mientras que sus ingresos disminuyeron un 5,4%, hasta 17.209 millones de euros.

El negocio de aguas de Suez recortó su facturación anual un 4,7%, hasta 6.817 millones, mientras que el área de reciclaje ingresó 7.256 millones de euros, un 4,1% menos, y la división de medio ambiente un 5,6% menos, hasta 3.485 millones.

De cara a 2021, la compañía confía en alcanzar una facturación de alrededor de 16.000 millones de euros y un beneficio por acción recurrente de entre 0,80 y 0,85 euros.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable