Ultima_hora

Una de las supuestas víctimas de 'Wind' asegura al juez que los datos recabados por Villarejo no eran públicos

Se trata de un empresario al que el comisario habría investigado para Iberdrola Renovables por un proyecto en Rumanía

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

Cornelius Dica, el representante legal de la empresa suiza Eólica Dobrogea, uno de los supuestos objetivos del espionaje de José Manuel Villarejo para Iberdrola, ha sostenido este martes ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón que los datos reflejados en los informes del comisario sobre su persona no se podían obtener de fuentes abiertas.

Dica ha comparecido en relación con el proyecto 'Wind', que el grupo empresarial de Villarejo, CENYT, habría desarrollado por encargo de Iberdrola Renovables en 2011 investigando a Eólica Dobrogea, a su accionista mayoritario, Chrisopher Kaap, y a su apoderado, Dica, que consta como perjudicado en esta pieza separada 17 de la macrocausa 'Tándem'.

De acuerdo con el relato judicial, Iberdrola Renovables se había aliado con la compañía extranjera para unos proyectos en Rumanía, pero con el tiempo surgieron una serie de conflictos, también en el seno de la empresa suiza, que se acabaron resolviendo de forma favorable a la mercantil española en un procedimiento arbitral.

Según fuentes presentes en la declaración consultadas por Europa Press, el testigo se ha extendido en el relato de la pugna empresarial, si bien el fiscal anticorrupción Miguel Serrano ha centrado el tiro para preguntar si los datos relativos a Dica que aparecen plasmados en los informes firmados por CENYT eran accesibles para el público en general.

Dica ha sostenido que se trata de información reservada que no se podía conocer de forma pública, ni siquiera por la Policía, llegando a manifestar que para obtenerla se habría tenido que hacer un trabajo similar al de los servicios secretos.

No obstante, las preguntas de las defensas han permitido diferenciar dos bloques de información, uno relativo a datos de sociedades y fincas que, de acuerdo con Dica, no estaban disponibles en fuentes públicas.

El segundo bloque se referiría a las relaciones personales de amistad que Dica tendría con el círculo de poder de Rumanía, con políticos y empresarios. A este respecto, ha recalcado que era bastante discreto, por lo que solo podrían haberlas descubierto a raíz de seguimientos.

 

Al ser preguntado directamente sobre si fue consciente de que le vigilaron, ha contestado que no, si bien a renglón seguido ha comentado que empezó a tener sospechas por algunas filtraciones de información que observó.

ADVERTENCIA A IBERDROLA

Además, ha revelado que a principios de 2012, en el contexto de las tensiones por el propio trabajo y dentro de la empresa suiza, redactó un informe donde advertía de algunas irregularidades en torno al proyecto común, como incumplimientos.

Dica ha indicado que envió ese informe al departamento de cumplimiento normativo de la mercantil española, pero que la única respuesta que recibió fue de unos abogados que le habrían amenazado con acciones legales por lo que habrían tildado de difamación.

Este martes, también ha testificado Gustavo Buesa, entonces consejero de Iberdrola Renovables que, según ha contado, formaba parte de la comisión de cumplimiento normativo, pero que salió de la compañía energética antes de que tuviera lugar ese episodio.

En su caso, Buesa ha declarado que no tenía ningún conocimiento sobre CENYT, ni sobre la contratación, ni sobre los encargos concretos ni sobre la facturación remitida por las empresas del comisario.

Asimismo, este martes ha comparecido Josefa Caro, ex alcaldesa de Arcos de la Frontera, por el que sería el primer proyecto de Villarejo para Iberdrola: 'Arrow', que se habría desarrollado en 2004 para eliminar la oposición municipal y de los ecologistas a la construcción de una central en el municipio gaditano.

Caro, de acuerdo con las fuentes consultadas, ha señalado que aunque intentaron frenar el proyecto, e incluso contrataron a un abogado para revisar los permisos concedidos con anterioridad, finalmente llegaron al convencimiento de que no había marcha atrás.

En este punto, ha detallado que fue porque se dieron cuenta de que no había posibilidad legal de pelearlo, no porque recibiera presión alguna. En la misma línea, ha respondido que no fue consciente de que la siguieran.

RONDA DE DECLARACIONES

El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 escuchará esta semana a otros muchos testigos en relación con los presuntos encargos ilegales de Iberdrola a Villarejo, entre los que destaca el ex jefe de la UCAO Enrique García Castaño, que está citado para el miércoles.

El viernes, interrogará como imputado al ex responsable del área corporativa de seguridad en el extranjero de Iberdrola Enrique Victorero, cuya firma figura en una factura fechada el 14 de febrero de 2012 por un importe total de 29.500 euros en concepto de "servicios de apoyo logístico y seguridad a personal en Rumanía".

Se trata de "averiguar si, atendido su cargo, pudiera haber conocido que todos los conceptos referidos a servicios de seguridad prestados en el exterior en la factura referida y otras pudieran ser inexactas", indicó García Castellón al citarlo.

El juez fijó estas declaraciones en el auto del pasado 27 de enero donde acordó prorrogar seis meses esta pieza sobre los sucesivos trabajos que Villarejo habría realizado por encargo de Iberdrola desde 2004 por un importe total de 1,04 millones desglosado en una quincena de facturas.

El Govern pende de un hilo tras cesar Pere Aragonès a su vicepresidente Jordi Puigneró

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable