Ultima_hora

Torra admite que no tuvo fuerza para enfrentarse a la "desconfianza y luchas" entre Junts y ERC

Relata en su libro 'Les hores greus' sus vivencias al inicio de la pandemia

BARCELONA, 15 (EUROPA PRESS)

El expresidente de la Generalitat Quim Torra ha admitido este lunes que no tuvo la fuerza suficiente para enfrentarse a las "desconfianzas y luchas permanentes" entre Junts y ERC en la pasada legislatura, que le desagradaban mucho y defraudaban a los ciudadanos, según él.

"Quizá no tuve la fuerza de enfrentarme y quise esquivarlo. Ante las desconfianzas y luchas permanentes, tal vez no fui capaz de enfrentarme con la fuerza que hacía falta y opté por cierta omisión", ha dicho Torra en la presentación de su libro 'Les hores greus. Dietari de Canonges' (Símbol Editors).

Ha afirmado que los ciudadanos dieron a los partidos del Govern el mandato de avanzar hacia la independencia, no de pelearse: "Y perder tanto tiempo en peleas inútiles es tan duro. Pero debo tener una responsabilidad, no me excuso", ha añadido en la librería Ona, a la que ha asistido la recién elegida presidenta del Parlament y dirigente de Junts, Laura Borràs.

Torra, que ha lamentado que no se invistiera al expresidente del Govern Carles Puigdemont en la pasada legislatura, ha criticado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, descartara negociar sobre el derecho de autodeterminación y la amnistía en la mesa de diálogo entre el Ejecutivo central y el de la Generalitat: "Si no están dispuestos, digo que es una farsa".

INICIO DE LA PANDEMIA

En un acto conducido por el exdiputado de la CUP y miembro de la ANC Antonio Baños, Torra ha presentado su dietario, que aborda desde un punto de vista personal su gestión de la primera oleada de la pandemia de Covid-19, que abarca desde el 15 de marzo --este lunes hace justo un año-- hasta el 30 de abril, cuando estuvo confinado en la Casa dels Canonges de la Generalitat, enfermo de coronavirus.

Ha criticado la actitud de los comuns durante el inicio de la pandemia, a los que ha acusado de ser un "partido sucursalista" que apoya al Gobierno central y no al Govern, y ha explicado que defendió ante la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la necesidad de que las administraciones se endeudaran para promover medidas como el salario mínimo.

 

Torra ha tratado de explicar sus vivencias durante esas semanas --y ha animado a quienes han vivido la pandemia de primera mano a hacerlo también--, y lo ha hecho desde el punto de vista humano y político, y desde reflexiones como que la relación de Cataluña con el resto de España es "insostenible".

Entre otras vivencias, relata la reunión de presidentes autonómicos con Pedro Sánchez, que se hizo de forma telemática: "Ver esas 17 pantallitas, más una pantalla grande, es la mejor definición que he encontrado de lo que es el Estado español", ha dicho en referencia a las pantallas de cada uno de los presidentes autonómicos y de Sánchez.

Torra ha sostenido que esa primera reunión y la declaración que firmaron todos los presidentes autonómicos excepto él fueron "más una llamada a la unidad de la patria en lugar de a la lucha por la vida", y ha asegurado que el 'establishment' se le echó encima por no firmar ese documento de unidad de acción ante el coronavirus.

"SI SOMOS INDEPENDIENTES, BINGO"

Ha advertido de que el 'establishment' contraatacará con toda la artillería cuando se defienda la independencia, que ha asegurado que es la mejor solución también para la economía, porque garantizaría 16.000 millones de euros al año por el déficit fiscal, según él: "Si somos independientes, bingo, porque nuestros ciudadanos lo notarán en seguida".

Ha asegurado que no quiso mezclar la gestión de la pandemia con la independencia de Cataluña, pero que ahora sí puede hacerlo: "Si ya veníamos desnudos de casa con esta autonomía, ahora con esta tragedia ya no sé qué más nos puede pasar para que nos demos cuenta de que, sin las herramientas de un Estado, las decisiones que no puedes tomar afectan a la vida de la gente".

Ha dicho que parte de la ciudadanía siguió las restricciones que él defendió al inicio de la pandemia por la "fuerza del símbolo" de la Presidencia de la Generalitat, que no sólo le refleja a él, sino también a los presientes anteriores, entre los que ha citado a Francesc Macià, Josep Irla, Lluís Companys y Jordi Pujol.

Sobre el libro, ha admitido que en ocasiones tenía la sensación de que estaba escribiendo un libro de ficción: "Pero no, es un libro que rigurosamente se debe colocar en las estanterías de no ficción, aunque pueda sorprender, y supongo que a las generaciones que vendrán todavía les parecerá más increíble".

Torra, que ha criticado la gestión del exministro de Sanidad y ahora candidato del PSC a la Presidencia del Govern, Salvador Illa, ha pedido que la pandemia sea "una palanca importante de cambio: el modelo fallido que había antes de la pandemia no se puede reconstruir".

Primeras imágenes del rey emérito Juan Carlos I al llegar a España

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?