Ultima_hora

La transformación del comercio mayorista y minorista requerirá hasta 600.000 millones de euros hasta 2030

Un informe de McKinsey y EuroCommerce recoge que esta inversión será necesaria para garantizar el futuro del sector

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Los comerciantes minoristas y mayoristas de la Unión Europea deberán invertir hasta 600.000 millones de euros de cara a 2030 para poder garantizar el futuro del sector, según una encuesta elaborada por McKinsey & Company y EuroCommerce entre varias empresas, asociaciones comerciales nacionales y más de cien pymes.

El informe, titulado 'Transformando el sector minorista y mayorista de la UE', analiza las inversiones que debe realizar el sector para adaptarse a las necesidades actuales y de futuro y estima que los comerciantes minoristas y mayoristas deberán invertir hasta un 1,6% adicional a sus ingresos anuales con el objetivo de satisfacer la evolución de las demandas de los consumidores, descarbonizar la industria y responder al crecimiento del e-commerce.

La consultora y EuroCommerce advierten en su informe de que mayoristas y minoristas europeos invierten la mitad de lo que se destina en otras regiones y que esa brecha de inversión podría convertirse en "una desventaja para los europeos", que utilizan un 3,6% de sus ingresos frente al 6,7% de las compañías norteamericanas.

Asimismo, resaltan que, para avanzar, el comercio mayorista y minorista --que supone el 20% del total de empresas de la de la Unión Europea-- debería invertir entre 315.000 y 600.000 millones de euros en la transformación de la sostenibilidad, la digitalización y las competencias profesionales y captación de talento del sector.

"Esta triple transformación es un enorme reto, pero también una oportunidad para generar un crecimiento más rápido, más ecológico y más productivo del sector, con una oferta más amplia y conveniente para los clientes", explica la socia de McKinsey & Company que lidera el área de Consumo España, María Miralles.

Para el presidente de EuroCommerce, Juan Manuel Morales, es clave que "los responsables políticos reconozcan al retail minorista y mayorista como "un sector que presta un servicio esencial a todos los ciudadanos, un empleo importante y que sostiene a las comunidades locales, además de representar el 8% del PIB europeo". También ha resaltado la necesidad de "un marco de políticas sólido y ambicioso que respalde la resiliencia y la inversión necesaria para lograr apoyar la transformación digital y mantenga al sector competitivo en el futuro".

TRIPLE EJE DE LA TRANSFORMACIÓN PARA MAYOR RESILIENCIA DEL SECTOR

Según el informe, la transformación del sector en materia de sostenibilidad debería verse beneficiada por una inversión de hasta 335.000 millones de euros para reducir el impacto de la volatilidad de los precios de la energía, promover y hacer avanzar la sostenibilidad en sus cadenas de valor, tanto para garantizar el cumplimiento de la normativa como para diferenciarse como pioneros que satisfacen la creciente demanda de opciones sostenibles por parte de los consumidores.

Para ello, el socio senior de McKinsey & Company que lidera el área de sostenibilidad en consumo, Ignacio Marcos, ve necesario "integrar totalmente el plan de sostenibilidad en la estrategia general de la compañía", además de fijar "objetivos concretos y un plan de acción" para conseguirlos sin comprometer el crecimiento empresarial.

 

Por otro lado, el informe refleja la necesidad de invertir hasta 230.000 millones de euros en materia de transformación digital para permitir que el sector evolucione. Sin embargo, dos de tres encuestados afirmaron no tener suficientes fondos para invertir en este aspecto, alegando que se destinan a otras prioridades de la compañía, a pesar de que la mitad de ellos considera la transformación digital "una prioridad absoluta".

A este respecto, Miralles hace hincapié en la importancia de la transformación digital para la evolución del sector y explica que las cuatro áreas de acción "imprescindibles" a tener en cuenta para llevarla a cabo son los canales digitales, la automatización, la analítica avanzada y la modernización de la tecnología heredada, ya que "el 90% del crecimiento del sector está impulsado por internet."

El último eje de transformación identificado en el informe corresponde a las competencias profesionales y la captación de talento, para el que debería aportarse una inversión adicional de hasta 35.000 millones de euros.

Actualmente, se invierte aproximadamente el 1,5% de los costes laborales en formación, aunque la mayoría de encuestados espera que aumente entre un 5% y un 25% en los próximos años. En este sentido, para McKinsey y EuroCommerce es necesario contar con planes de desarrollo para los trabajadores, una formación actualizada para desarrollar nuevas capacidades, y ofrecer unas condiciones laborales que hagan que los empleados se sientan atraídos a trabajar en la empresa.

"Con todas estas inversiones, los minoristas y los mayoristas podrían aumentar su capacidad de resiliencia, apoyar los esfuerzos europeos de descarbonización y desbloquear nuevas oportunidades de negocio más allá del comercio tradicional", concluye el informe.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable