Ultima_hora

Las tropas entrenadas por la misión de la UE en Mozambique combaten ya a los yihadistas en el norte

Los dos tenientes coronel españoles que participan en EUTM Mozambique cuentan su experiencia

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Las dos compañías del Ejército mozambiqueño que hasta ahora ha entrenado la misión de la UE en Mozambique (EUTM Mozambique) ya están participando en las operaciones contra los yihadistas que bajo las siglas de Estado Islámico luchan desde hace cuatro años en la región de Cabo Delgado, en el norte del país.

Así lo han contado a Europa Press los dos observadores militares con los que cuenta España en esta misión, el teniente coronel del Ejército de Tierra Ángel Rodríguez Gallo y el teniente coronel del Ejército del Aire Carlos Pagán.

España es uno de los diez países que contribuyen con efectivos a EUTM Mozambique, la última misión de entrenamiento militar lanzada por la UE y que responde a una petición expresa por parte del Gobierno del país africano, que hace frente a acciones de los yihadistas en Cabo Delgado.

El objetivo de la misión, explican los dos oficiales españoles, es entrenar en capacidades militares a las fuerzas mozambiqueñas para que puedan "conformar una futura fuerza de reacción rápida capaz de dar una respuesta ágil a la amenaza terrorista".

La actividad yihadista comenzó en Cabo Delgado en 2017 y con el paso de los años se ha ido recrudeciendo. Inicialmente, se conocía a quienes perpetraban los ataques como Al Shabaab --aunque no tienen nada que ver con la filial de Al Qaeda del mismo nombre que opera en Somalia-- pero desde junio de 2019 las acciones han venido siendo reivindicadas por Estado Islámico en África Central (ISCA).

La situación se deterioró gravemente a lo largo de 2020 y principios de 2021, con los yihadistas haciéndose con el control de ciudades como Mocimboa da Praia y Palma, pero la intervención de tropas de Ruanda y de una misión de la Comunidad para el Desarrollo del África Austral (SADC) ha permitido al Gobierno mozambiqueño recuperar parte del territorio perdido, aunque la amenaza parece estarse trasladado ahora a otras provincias vecinas, principalmente Niassa. Desde el inicio del conflicto han muerto casi 1.600 civiles, según el recuento del proyecto ACLED.

FORMACIÓN DE ONCE COMPAÑÍAS

 

EUTM Mozambique comenzó su actividad el pasado mes de noviembre y el objetivo inicial es formar a un total de once compañías de las Fuerzas Armadas mozambiqueñas durante los próximos dos años --cinco compañías de infantes de marina de la Armada en Katembe y seis compañías de fuerzas especiales del Ejército en Chimoio--.

Además de la formación militar, que incluye "preparación operativa y formación especializada sobre la lucha contra el terrorismo", según explican Rodríguez Gallo y Pagán, los militares mozambiqueños también recibirán "formación y educación en lo referente a la protección de la población civil y el cumplimiento del Derecho Internacional humanitario y de la normativa en materia de Derechos Humanos".

Según los dos observadores militares españoles, "en general se percibe un alto grado de interés por parte de las Fuerzas Armadas de Mozambique y en especial entre los soldados que están siendo entrenados" por la misión europea.

Actualmente, se está formando a una compañía de fusileros de Infantería de Marina en Katembe y otra compañía de comandos del Ejército de Tierra en Chimoio, así como a un grupo de militares del Ejército del Aire en Mavalane, precisan desde Maputo, donde están destinados en el cuartel general de EUTM.

CASI 300 MILITARES FORMADOS PARA MARZO

Hasta el momento, "ya se ha entrenado a dos compañías que se encuentran combatiendo el terrorismo en Cabo Delgado" mientras que las dos compañías que actualmente están recibiendo formación "se espera que en los próximos meses" puedan incorporarse a la lucha antiterrorista en esta región. La previsión de la UE es que hasta marzo hayan sido entrenados unos 290 militares.

En opinión de Rodríguez Gallo y Pagán, "el punto de inflexión" en esta misión se producirá cuando se haga efectiva la entrega prevista de equipamiento no letal a las unidades entrenadas. "Una vez adiestradas y equipadas se espera que tengan una mejor respuesta frente a la amenaza", subrayan. La llegada de este material está prevista para los próximos meses, según confirma una fuente de la UE a Europa Press.

La misión todavía está dando sus primeros pasos. "En estos momentos estamos desarrollando procedimientos e incorporando poco a poco a personal de otras naciones, con el objetivo de alcanzar cuanto antes la capacidad operativa total", indican, reconociendo que la experiencia de trabajar con personal de otros países "es siempre muy enriquecedora".

Precisamente, el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, llegará este domingo a Mozambique donde, además de reunirse con su presidente, Filipe Nyusi, podrá conocer de primera mano como está echando a andar la EUTM.

AMPLIACIÓN DEL MANDATO A CABO DELGADO

Esta semana, durante una comparecencia ante la subcomisión de Seguridad y Defensa de la Eurocámara el jefe del Estado Mayor de la UE, Hervé Bléjean, pidió expresamente que se extienda la misión a Cabo Delgado.

La exclusión de la provincia obliga a EUTM a depender de información de terceros "lo que dificulta su verificación y que se pueda considerar como completamente fiable", sostuvo Bléjean, subrayando la importancia de contar con "ojos y oídos" en el terreno, más ahora que parece constatarse una "cierta mejoría" de la situación.

Desde Bruselas, sin embargo, recuerdan que como misión de entrenamiento que es EUTM "no puede implicarse en ninguna operación militar". "La misión no se desplegará en Cabo Delgado y no acompañará a las Fuerzas Armadas mozambiqueñas en operaciones ya que no forma parte de su mandato", incide una fuente europea consultada por Europa Press.

No obstante, entre los cometidos de la misión está el poder hacer un seguimiento de las unidades entrenadas una vez que estas son enviadas a Cabo Delgado y también evaluar "si cumplen con los principios acordados en materia de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario", precisa la fuente. Lo que se busca con ello es que las fuerzas mozambiqueñas no cometan abusos y atrocidades contra la población civil en el marco de sus operaciones.

La misión tiene un mandato inicial de dos años, al término del cual se transferirá a las autoridades mozambiqueñas "mediante un programa de formación de formadores", si bien a mitad del mandato se procederá a una "revisión estratégica" y también hay revisiones periódicas para evaluar los progresos, precisa la fuente, que subraya que "cualquier cambio en el mando debe ser decidido por el Consejo" de la UE, es decir, por los Veintisiete.

El PIB sube un 0,2% en el primer trimestre, una décima menos de lo esperado

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable